Entre abril y octubre de 1.998 se ha llevado a cabo la excavación de un tramo del recinto fortificado de la Villa Nueva de Algeciras, denominada por las fuentes árabes Al-Binya que fue edificada por el emir de los benimerines Abu-Yusuf-Yaqub entre 1.279 y 1.285. En el transcurso de la intervención arqueológica se han sacado a la luz 100 metros de muralla con cuatro torres de flanqueo, la misma longitud en la barbacana, un foso de obra y el complejo sistema de ingreso de la puerta de Gibraltar constituido por una gran torre que está rodeada por el foso y a la que se accede a través de un puente de mampostería y que contiene dos patios trampas y tres vanos o puertas interiores. El puente es uno de los más impresionantes hallados en Al-Andalus y, junto con las murallas, un ejemplo de la fortaleza e inexpugnabilidad del recinto defensivo algecireño de los siglos XIII y XIV. Prueba de ello, fueron los fracasados cercos que pusieron a la ciudad los reyes de Castilla Alfonso X y Fernando IV, así como el largo y penoso asedio que sufrió entre 1.342 y 1.344 sin que el rey Alfonso X pudiera, en ningún momento, tomarla por asalto.

En la actualidad el yacimiento se está acondicionando con el fin de convertirlo en un Parque Arqueológico, constituyendo, sin duda, el monumento más importante con que cuenta en la actualidad la ciudad de Algeciras.

Deja tu opinión sobre Murallas Meriníes

Al pulsar en "Enviar Opinión" aceptas el aviso legal y la política de privacidad
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso