Situada en la parte alta de la localidad se encuentra la ermita de Belén, construida a costa de Alonso de Tovarra y su mujer en 1570. El edificio es de planta rectangular, con arcos de diafragma y cubierta de madera. Lo más característico de esta ermita es que todo está pintado en una línea ingenua y colorista dentro de la mejor estética popular. También destaca el camarín, donde se supone que existe una cúpula sostenida por los cuatro evangelistas y rematada por el Espíritu Santo. El templo tiene numerosos retablos como los de san Antonio y el de Santa Bárbara.

Deja tu opinión sobre Ermita de Belén

Al pulsar en "Enviar Opinión" aceptas el aviso legal y la política de privacidad
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso