Casa Angrill

(Lladurs, Lleida)
Compartir:
Tipo alquiler
Habitaciones
Precio medio
21
Persona/Pers/noche
Capacidad
12 plazas
Opiniones
-
Deja tu opinión

Servicios y Características

Ir con niñosAcceso a internetPiscinaChimeneaAdmitimos mascotasMobilidad reducidaJardínAisladaAire acondicionadoTelevisión

Generales: Adaptado para discapacitados, Admisión Animales de Compañía, Celebración de Eventos, Restaurante / Bar - Cafetería, Ropa de cama y baño, Sirven cenas, Sirven comidas, Sirven desayunos, WiFi

En Habitaciones: Baño en habitación, Calefacción en Habitaciones, Cuna Disponible

Situación: Acceso Asfaltado, Acceso Señalizado, Aislada, Cerca de Embalse, río, Montaña

Instalaciones: Mesa de Ping-pong, Ping-Pong

Idiomas: Catalán, Español, Francés, Inglés

Interior: Aire Acondicionado, Baño/Aseo, Biblioteca, Calefacción, Chimenea, Colección de juegos, Comedor, Sala de Estar, Televisión

Exterior: Aparcamiento, Huerto, Jardín/es, Piscina, Zona Infantil

Capacidad y distribución

Información

Nuestra casa es una fonda rural que pretende hacer sentir a sus huéspedes como en casa, sin tener que preocuparse de hacer nada.

Tenemos un pequeño restaurante pensado para dar de comer a los huéspedes pero también viene gente de fuera que simplemente quiere pasar un día agradable. Lo más importante para nosotros es que todo el que entre en nuestra casa entienda que aquí el tiempo se detiene para disfrutar de la comida, del entorno y los sonidos de la naturaleza.

Qué hacer

  • El pont del Clop y la Ribera Salada

Una de las excursiones por excelencia es ir al río.
En invierno, pasear  por el camino del Pla dels Roures, bordeando el rió  es muy gratificante. Las aguas moldeadas de la ribera hacen que uno se evadan del trajín del día a día.
En verano, es perfecto para darse un baño refrescante.
También es ideal para ir en bicicleta, siempre se encuentra un nuevo camino por descubrir.  
Uno de los lugares más bonitos se encuentra en una zona llamada “Aigüesjuntes”, dónde dos ríos se juntan en una pequeña cascada.

  • Cueva de Porredon. El Solsonès, tierra de emboscados (Memorial Democrático).

La comarca acogió desertores de la Guerra Civil, los cuáles se escondieron para no ir al frente.

La gente mayor del pueblo cuenta historias sobre los emboscados:
El Solsonès se convirtió en tierra de acogida para miles de jóvenes catalanes que permanecieron escondidos en el bosque durante meses, incluso años, en plena guerra civil. Fundamentalmente lo hicieron para no ir a la guerra: a medida que sus levas eran llamadas a filas, decidían no presentarse y desaparecer. Mientras otros cruzaban la frontera con Andorra o Francia, los emboscados buscaron refugio en grutas, cuevas u otros escondrijos, en una diaria y silenciosa lucha por la supervivencia.
Los emboscados tenían la complicidad de las masías cercanas a escondrijos, que muy a menudo informaban los desertores de los movimientos de los guardias de asalto.

  • De las fuentes al castillo de Lladurs y la antigua parroquia de Sant Martí de Lladurs (s. XI)

Los restos del Castillo de Lladurs  se encuentran situados en la parte altas de la montaña de Serrat del Castillo, su construcción es una mezcla de diferentes épocas, contando con varios  edificios anexos y añadidos. Es posible que las paredes más antiguas conservadas correspondan ya a los siglos XIII o XIV. Los muros del sur y levante están formados por sillares bien tallados y alineados mientras que la parte más moderna está al norte, frente a la iglesia.

La gente mayor suele contar la leyenda:
Durante la guerra civil española, algunos milicianos, subieron hasta el castillo de Lladurs para dar muerte a su rector. Éste, al ver llegar las milicias, caminó hasta el extremo del acantilado abriendo su pataigüa de pastor (tradicional paraguas de grandes dimensiones) se precipitó al vacío para evitar que le cogieran, y de esta manera pudo salvar la vida.

  • La necrópolis y la iglesia románica de Ceuró

Los dólmenes son del neolítico medio (3.500 aC) y San Julián de Ceuró del s. XI.

Una de las excursiones que se suelen hacer en coche es  un recorrido porPinell y Castellar de la Ribera: subir hasta el castillo Castellvell de Olius, lugar desde el cual se contempla una magnífica panorámica. Visitar los restos del antiguo castillo y la iglesia gótica del Remei; más adelante, la pequeña iglesia de Miravé, así como la estrecha calle llamada la vila closa (núcleo amurallado) en Sant Climenç, a pocos kilómetros la iglesia de Madrona, y los restos de la antigua iglesia románica, llegando a la iglesia de Els Apòstolslos dólmenes del Clot del Solá y de El Llor. Luego salir a la carretera principal continuando en dirección a Bassella (C-26), y en Castellar de la Ribera, visitar laiglesia de Sant Pere y la escuela rural de la posguerra. Siguiendo dirección Bassella, encuentran la iglesia románica y la necrópolis de Ceuró.

  • El roble centenario de Lladurs.

Abrazándolo, captando su energía, volviendo a la naturaleza...

Una excursión que nos encanta hacer con los huéspedes es ir andando desde Casa Angrill hasta el árbol milenario de Lladurs. Necesitan ser cinco para rodear-lo con un abrazo.

La sabiduría oriental cuenta que según la técnica chi-kung, hay una postura que se llama “abrazar el árbol”. Esta posición estática alinea todos los huesos de un modo muy eficaz.

Mas información: Qué ver en Lladurs

Actividades

  1. Nieve:
    • Esquí
    • Esquí de fondo
    • Esquí de Montaña
    • Snowboard
    • Trineo

  2. Naturaleza:
    • Micología

  3. Multiaventura:
    • Bicicleta de Montaña BTT
    • Caza
    • Escalada
    • Senderismo

  4. Actividades Acuáticas:
    • Barrancos
    • Pesca
    • Piragüismo
    • Rafting

  5. Ocio y Cultura:
    • Enoturismo
    • Gastronomía
    • Golf
    • Museos
    • Visitas Guiadas

  6. En Alquiler:
    • Bicicletas

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso