Hotel Rural Molino Bajo

(Monreal Del Campo, Teruel)
Compartir:
Tipo alquiler
Habitaciones
Precio medio
23
Persona/noche
Capacidad
21 plazas
Opiniones
10
(1 opinión)

Servicios y Características

Acceso a internetJardínAislada

Generales: Celebración de Eventos, No se admiten animales, Restaurante / Bar - Cafetería, Ropa de cama y baño, Sirven cenas, Sirven comidas, Sirven desayunos, WiFi

En Habitaciones: Baño en habitación, Caja Fuerte, Calefacción en Habitaciones, Cuna Disponible

Situación: Acceso Asfaltado, Acceso Señalizado, Afueras del Casco Urbano, Aislada, Cerca de Embalse, río

Instalaciones: Piscina Municipal

Idiomas: Español, Inglés, Valenciano

Interior: Artículos de limpieza, Calefacción, Colección de juegos, Comedor, Sala de Estar

Exterior: Aparcamiento, Huerto, Jardín/es

Capacidad y distribución

Habitación Doble
Habitación 2 plazas
Precio medio 48 Hab./Noche
Habitación Triple
Habitación 3 plazas
Precio medio 55 Hab./Noche
Buhardilla
Habitación 2 plazas
Precio medio 53 Hab./Noche

Información

Molino Bajo, antiguo molino harinero del año 1529 reconvertido en Hotel Rural, se encuentra situado en Monreal del Campo, pueblo de la comarca del Jiloca.

El hall de entrada conserva toda la maquinaria del molino, recientemente restaurada y puesta en funcionamiento. El hotel con capacidad para 22 personas, dispone de 9 Habitaciones, 1 de ellas triple y 2 situadas en la antigua buhardilla del molino, todas equipadas con baño completo, Wifi gratuito, calefacción y caja de seguridad. Las habitaciones no disponen de TV, a excepción de las dos dobles superior situadas en la buhardilla. 

El hotel tiene cafetería y restaurante, una amplia terraza y jardín junto al Rio Jiloca, donde aún se puede disfrutar de los sonidos del campo y el rumor constante del agua.

Qué hacer

Monreal del Campo es un pueblo turolense perteneciente a la Comarca del Jiloca y situado al Oeste de la provincia, en el nacimiento del Río Jiloca, y cerca del límite con la provincia de Guadalajara.

Es el segundo punto de paso en El Camino del CID, ruta propia de tiempos míticos. Posee uno de los mayores humedales de descarga de aguas subterráneas de la confluencia de la Cordillera Ibérica con los valles de los ríos de la cuenca del Ebro este accidente, da lugar a manantiales interconectados entre sí en forma de rosario, a los cuales en la zona se les conoce con el nombre de Ojos, debido a la forma que presentan y su museo del Azafrán donde conocerás la laboriosa recolección que se efectúa cada año en Monreal de esta apreciada especie.

Es un buen punto desde donde realizar numerosas visitas tanto culturales como en el entorno natural. Cerca parajes naturales de alto valor ecológico, como la laguna de Gallocanta, donde cada año nos visitan miles de grullas en las épocas de migración. O el paraje del rodeno, con sus famosos abrigos con importantes pinturas rupestres.

A pocos kilómetros podemos encontrar Albarracín, uno de los destinos turísticos más importantes de España, O la ciudad de Teruel y su arte Mudéjar, donde también podremos visitar Dinopolis.

Hacia el Norte nos encontramos con Daroca, majestuosa Ciudad medieval de importante renombre y la villa de Anento población enclavada en el abrigo de la montaña con un preciosos paraje natural denominado aguallueve.

Mas información: Qué ver en Monreal Del Campo

Actividades

  1. Naturaleza:
    • Avistamiento de Aves
    • Fotografía cinegética
    • Micología
    • Seguimiento huellas

  2. Multiaventura:
    • Bicicleta de Montaña BTT
    • Escalada
    • Paintball
    • Puenting
    • Senderismo
    • Tirolina

  3. Actividades Acuáticas:
    • Barrancos
    • Descenso de cañones

  4. Ocio y Cultura:
    • Gastronomía
    • Museos
    • Parque de Atracciones
    • Visitas Guiadas

Nuestros viajeros opinan

Estancia: 23/01/2015
“La ubicación a poca distancia de la autopista, lo convierte en un alojamiento excelente si se necesita para descansar ante un viaje largo. No obstante esta situado en una zona también interesante para pasar un buen fin de semana. El trato de las personas que lo atienden, es excelente. La estancia se hace muy familiar y cómoda. En este sentido nosotros pedimos varios favorcillos, que no dudaron en satisfacernos. El hotel es precioso, un antiguo molino. En la recepción esta todo la antigua maquinaria, que tras su restauración funciona, y no dudan en enseñarte el funcionamiento Las habitaciones están muy bien. Y por un precio más que razonable se cena cocina casera de calidad con buenos productos y bien elaborada. Los precios de las consumciones más que asequibles. Por todo ello, el trato, la calidad, la cena, la ubicación etc....en el viaje de vuelta elegimos el mismo hotel para descansar y pasar la tarde. Por cierto chicos, gracias por los bocadillos de jamón que nos elaborasteis para el viaje de vuelta. Estaban buenísimos.”
Recuerdos de mi estancia
Tipo viaje: Parejas Publicada el: 27/01/2015 Ver valoración

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso