Hoyal De Pinares

(Frumales, Segovia)
Compartir:
Tipo alquiler
Alquiler Integro
Precio desde
25
Persona/noche
Capacidad
15 plazas
Opiniones
10
(1 opinión)

Servicios y Características

Ir con niñosAcceso a internetAdmitimos MascotasBarbacoaJardínCocinaTelevisión

Generales: Admisión Animales de Compañía, Leña, Ropa de cama y baño, Sirven desayunos, WiFi

En Habitaciones: Baño en habitación, Calefacción en Habitaciones, Cuna Disponible, Secador de pelo

Situación: Acceso Asfaltado, En el Casco Urbano

Idiomas: Español

Interior: Artículos de limpieza, Calefacción, Cocina, Lavadora, Lavavajillas, Microondas, Pequeños Electrodomésticos, Televisión, Vídeo / DVD

Exterior: Barbacoa, Jardín/es, Zona Infantil

Capacidad y distribución

Hoyal De Pinares dispone de un total de 10 plazas + 5 extras

Información

A las afueras de la tranquila población segoviana de Frumales, en una tranquila calle junto al arroyo Cerquilla, encontramos una bonita casa de piedra y madera.

Hoyal de Pinares es una casa segoviana tradicional, con materiales típicos como madera de pino negrero, muy común en la zona, y paredes de piedra.

Tanto su interior como su exterior siguen un estilo rústico y funcional, con una decoración formada por elementos típicos de la tradición agrícola y ganadera de estas tierras, como antiguas herramientas de labranza o antiguas puertas de madera reconvertidas en elementos de decoración.

Cada uno de los dormitorios de la casa cuenta con un estilo personal: con paredes de piedra y cabeceros de cama en madera tallada, techos abuhardillados de madera natural, o acogedoras habitaciones en colores suaves y relajantes. En el íntimo jardín de la casa permite disfrutar del aire libre de estas tierras segovianas con la barbacoa construida o el porche techado con mobiliario de jardín, formando un rincón ideal para organizar agradables veladas acompañadas de ricas parrilladas.

Qué hacer

Frumales es una tranquila localidad segoviana, con una población de unos 130 habitantes, ubicada al norte de la provincia, a 67 kilómetros de la bonita ciudad de Valladolid y 70 de la histórica Segovia.

La villa segoviana se encuentra en tierras de Cuéllar, rodeada de mares de pinos y campos cubiertos por cosechas de secano y regadío. Por sus calles y sus entornos se puede respirar la tranquilidad típica en los pueblos de esta comarca y pasear por sus caminos, una de las mejores formas de conocer los bonitos rincones que esconden sus arroyos, bosques y praderas de cereal.

A apenas media hora en coche, hallamos el impresionante paraje del Parque Natural de las Hoces del Río Duratón, con un paisaje de barrancos y frondosa y verde vegetación regados por el río Duratón, por el que los amantes del turismo activo pueden practicar piragüismo. Cerca de este parque podemos visitar la villa medieval de Sepúlveda, donde dar un paseo por sus calles llenas de historia y probar algo de la gastronomía típica de Segovia, en la que ocupa un lugar principal el asado de cordero en horno de leña.

Mas información: Qué ver en Frumales

Actividades

  1. Multiaventura:
    • Senderismo

  2. Ocio y Cultura:
    • Visitas Guiadas

Nuestros viajeros opinan

Estancia: 29/01/2016
Estuvimos un grupo de 5 parejas y nos lo pasamos genial. Primero el bizcocho que nos regalaron delicioso no sobro ni las migas, jeje, Cristina la dueña de la casa majísima y atenta en todo momento, la casa preciosa, cuidada al detalle, con todo tipo de menaje para todos, limpísima... la gente del pueblo agradable y acogedora y por supuesto el cochinillo que nos comimos el ultimo dia riquísimo.
Todo el fin de semana fue genial y volveríamos sin duda a repetir
Tipo viaje: Parejas Publicada el: 07/02/2016 Ver valoración

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso