Molino La Flor

(Jimera De Libar, Málaga)
Compartir:
Tipo alquiler

2 casas
Precio medio
19
Persona/Pers/noche
Capacidad
43 plazas
Opiniones
10

Servicios y Características

Ir con niñosPiscinaTelevisiónChimeneaAdmitimos mascotasBarbacoaJardínAisladaCocina

Generales: Actividades para niños, Admitimos mascotas, Celebración de eventos, Juegos infantiles, Leña

Situación: Acceso señalizado, Afueras del casco urbano, Aislada, Cerca de embalse, río, Montaña

Instalaciones: Gincana, Mini-golf, Pelota mano, Ping-pong, Relajación y masajes, Voley-playa

Idiomas: Español, Francés, Inglés

Interior: Artículos de limpieza, Baño/Aseo, Biblioteca, Calefacción, Chimenea, Cocina, Comedor, Lavadora, Mesa de ping-pong, Microondas, Pequeños electrodomésticos, Sala de estar, Televisión

Exterior: Aparcamiento, Barbacoa, Jardín/es, Piscina, Zona infantil

Capacidad y distribución

Molino El Inglés
Casa completa
20 plazas + 5 extras
Precio medio 360 Casa/Noche
Molino La Flor
Casa completa
15 plazas + 3 extras
Precio medio 290 Casa/Noche

Información

6758... Ver

www.molinolaflor.com

Te presentamos dos molinos de agua de 20 y 15 plazas respectivamente, ubicados frente a un caudaloso río, en un perdido y boscoso valle de la Serranía de Ronda.

Cada uno cuenta con su propia piscina y jardines privados. No obstante, se encuentran en la misma finca, que parece sacada de un cuento de hadas, con medio kilómetro de río con sus rápidos y un bosque de galería mágico, en cuyos claros, hay un pequeño campo de golf para nuestros clientes, a los que les facilitamos los palos y las pelotas, al igual que trajes de neopreno, cascos, coderas y rodilleras, cascos, salvavidas y planchas y cámaras para tirarse por el río en invierno y luego se caliente ante la chimenea, o las raquetas y pelotas para jugar al ping-pong o bádminton, todo de forma gratuita.

Los niños alucinarán con nuestras casitas de pitufos encima de los árboles y lugares escogidos, nuestro larguísimo puente colgante sobre los rápidos del río, o cuando nuestros burritos enanos empiecen a corretear a su alrededor para que los acaricien o les den zanahorias, que no debe de olvidar, al igual que las cañas de pescar, sea o no sea pescador, porque nuestro río está absolutamente lleno de peces.

Además de la cocina tradicional, cada casa, dispone de barbacoa y plancha industrial de gas, y si así lo quiere, puede ir una magnífica cocinera para que les prepare lo que quiera, o contratar barriles de cervezas y todo tipo de bebidas, y luego sólo le cobrarán lo que haya consumido, y encima, con precios de mayorista.

Pero no crea que todo es jauja. Los dormitorios son todos irregulares y las separaciones sólo se consiguen a base de cortinajes, agujeros en las paredes, escaleras y distintos niveles. Y encima, están justamente diseñados para que la juerga no se acabe por la noche, y la chiquillería se niegue a dormir hasta las tantas... Y por la mañana siempre hay un gracioso que empieza armar jaleo ante el fastidio de los demás. No se asuste si escucha ruidos raros por la noche, o en otoño ruidos parecidos a flatos largos y prolongados continuamente, son los ciervos. Y no se le ocurra dejar los zapatos fuera, si no quiere encontrárselos mordisqueados y formando una presa en el río. No tenga miedo de los jabalíes o los cerdos asilvestrados, que al menor ruído, saldrán corriendo y le resultará muy difícil verlos, al igual que las nutrias, meloncillos, zorros y demás bichejos, que siempre deberá respetar, y no se le ocurra coger ninguna tortuga u otro animal, que suelen estar muy protejidos.

También nos puedes encontrar en:

Qué hacer

Y si sale de la finca... en un radio de 15 kilómetros tenemos, posiblemente, las cuevas más impresionantes de toda España: El Gato, el Hundidero, la Pileta, el Chapi, las simas de los Llanos del Libar...

A un par de kilómetros de nuestra finca, el valle se estrecha, y allí Viriato atrapó y destruyó a dos legiones romanas -también, dentro de nuestra finca, y justo en el Molino La Flor, hubo otra batalla entre Ingleses y Franceses en la Guerra de la Independencia, y volaron un magnífico puente romano que allí existía, y sobre cuyos restos, en la actualidad.

Hay un pequeño sendero que atraviesa todo el valle, bordeando a veces grandes precipicios, pero totalmente seguro, y que le llevará a la Cueva del Gato, con su lago y cascada de ensueño, y si quiere, puede volver en tren.

A la entrada de la finca, hay un lago represado que lleva el agua a los molinos, y allí hay una ermita, como todo lo del lugar, mágica. Allí vive el ermitaño, una persona muy mayor, muy seria, y muy antigua. Sea absolutamente respetuoso y pídale que le enseñe la capilla, que sirve de columbario para las cenizas de antiguos Boys Scout, y luego dele una pequeña limosna.

Es un lugar diminuto, pero sobrecogedor. En el lago alquilan en verano canoas y barcas de pedales, y naturalmente que puede llevarse allí nuestros equipos de hidrospeed si prefiere juguetear en el lago que dentro de la finca. Río abajo, a unos 10 km. está la garganta de las Buiteras, posiblemente la mejor de España para hacer Barranquismo.

Y a 5 minutos de la plaza del pueblo, hay una ruta ferrata de alucine, con sus tirolinas, puentes tibetanos etc. Si quiere montar a caballo, no hay problema alguno, tan sólo que tendrá que pagarlos, si bien no es caro y les llevarán por unos sitios inolvidables. Le apuntamos que nuestro valle es tan abrupto, salvaje  y aislado, que hasta poco antes de la guerra civil, circulaban sextercios romanos como moneda de pago. 

A pesar de lo que le hemos dicho, y salvo que venga por varios días, no haga planes para hacer excursiones o piense que se  va a hartar de cervecitas o cubatas tumbado en la piscina o en los divanes junto a la chimenea con los amigotes, que si lleva niños chicos, muy posiblemente,  se negarán a salir de la finca, y cada 5 minutos, tendrá que llevar a su niña a que le dé zanahorias a los burritos,  acompañar a la chiquillería a alguna de las cabañitas de pitufos, o tendrá que cebar una y otra vez las cañas de pescar a los chavales;  y rece para que a ninguno se le ocurra proponer irse a dormir a alguna de esas cabañas si es verano, que lo veo perdiéndose la juerga general para estar con los niños...

No tenga la menor duda, que va a volver a su casa con unas ojeras de campeonato, posiblemente haga todo lo contrario de lo que pensaba hacer, pero... Si le obligan a dormir en una de esas cabañas, pronto verá que su inicial mosqueo, se transforma cuando menos lo espere, al igual que los gritos de la chiquillería, que de repente, se quedarán callados, y todos, TODOS, notarán un algo especial, la piel se le erizará, a más de uno se le saltarán las lágrimas, y notarán la increíble fuerza telúrica que tiene la finca.

Sí. No se ría. No falla. Si se levanta al amanecer, -o se da un paseo por la finca tras la juerga que siempre suele formarse por la noche- donde menos lo espere, en un rinconcito, en lo más perdido del bosque o en la orilla del río, allí, allí se encontrará, y posiblemente a más de uno, a quien menos se lo piense, agazapado y en éxtasis. Hipnotizado por el lugar. Sí, ríase, pero le aseguro, sea o no sea una de esas personas que captan esa fuerza, que con absoluta seguridad se verá atrapado por nuestra finca, y tendrá que volver una, y otra, y otra vez...

Mas información: Qué ver en Jimera De Libar

Actividades

  1. Naturaleza:
    • Avistamiento de aves
    • Fotografía cinegética
    • Micología
    • Paseos en burro
    • Recolección plantas
    • Seguimiento huellas

  2. Multiaventura:
    • Alpinismo
    • Aventuras temáticas
    • Bicicleta de montaña BTT
    • Caza
    • Escalada
    • Espeleología
    • Multiaventura
    • Rutas a caballo
    • Senderismo
    • Vía Ferrata

  3. Actividades acuáticas:
    • Barrancos
    • Canoa - Kayak
    • Descenso de cañones
    • Hidrospeed
    • Pesca
    • Piragüismo
    • Rafting

  4. Ocio y Cultura:
    • Golf
    • Visitas guiadas

  5. En Alquiler:
    • Barco
    • Caballos

Videos

Video del alojamiento Molino La Flor
Video del alojamiento Molino La Flor
Video del alojamiento Molino La Flor
Video del alojamiento Molino La Flor

Como llegar a Molino La Flor

Nuestra dirección

Jimera de Libar, s/n, Jimera De Libar (Málaga)

Vaya a la estación de tren de Jimera de Libar, que verá estupendamente y cuando se tope con la vía férrea, tire a la izquierda por una carreterita magnífica que le llevará a un puente para cruzar la vía de tren, y cuando lo pase y llegue al río siga su curso, río abajo, por una vía pecuaria hasta que se encuentre una represa para llevar agua a los molinos y que sirve de merendero y lugar de baños en verano con densa arboleda a sus alrededores. Tras esa represa, comienza nuestra finca, pero tiene que seguir un poco. El bosque se hace mucho más denso, y el camino se estrecha hasta llegar a la verja que se abrirá de forma automática tras introducir en el lugar adecuado la clave de acceso -¡¡No la olvide pedir, que se quedará fuera si no la conoce!!-. Antes de llegar verá una verja anulada, no la confunda con la entrada principal. Este camino permite acceder en coche hasta la misma puerta de los molinos, y es muy fácil de encontrar. El primer molino que verá es el Molino El Inglés y al final del todo, cuando se acabe la carretera, está el Molino La Flor. 

Información adicional

Al Aeropuerto (km): 120
Al Ferrocarril (km): 1.5

Coordenadas GPS

Latitud: 36º 38' 56" N
Longitud: 5º 17' 35" W

Nuestros viajeros opinan

CARMEN
Febrero 2016 - Gupos amigos
Fuimos mi grupo de amigos a principios de Febrero. Hacía frío, pero aun así decidimos bañarnos en el río con los trajes de neopreno que nos dejaron GRATIS en los Molinos. Una de las mejores cosas fue después de esa experiencia secarnos delante de la chimenea tomando unas copitas... jeje. El lugar es maravilloso, seguro que volvemos.
Publicada el: 07/03/2016 Ver valoración


Licencia en turismo: VTAR/MA/00062
Molino La Flor
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso