La Tejera de Lozoya

(Gargantilla Del Lozoya, Madrid)
Compartir:
Tipo alquiler
Habitaciones
Precio medio
70
Persona/Pers/noche
Capacidad
20 plazas
Opiniones
8,8

Servicios y Características

Ir con niñosAcceso a internetPiscinaChimeneaAdmitimos mascotasBarbacoaJardínPiscina climatizadaCocinaTelevisión

Generales: Admisión Animales de Compañía, Celebración de Eventos, Leña, No se admiten animales, Restaurante / Bar - Cafetería, Ropa de cama y baño, Sirven cenas, Sirven comidas, Sirven desayunos, WiFi

En Habitaciones: Baño en habitación, Calefacción en Habitaciones, Chimenea en Habitación

Situación: Acceso Asfaltado, Acceso Señalizado, Afueras del Casco Urbano, Cerca de Embalse, río, Cerca de Pistas de Esquí, Montaña

Instalaciones: Billar, Cancha de Baloncesto, Diana con dardos, Discoteca, Juegos Populares, Mesa de Ping-pong, Paddle, Pelota mano, Piscina Municipal, Relajación y masajes, Squash, Tenis

Interior: Artículos de Baño, Baño/Aseo, Biblioteca, Calefacción, Chimenea, Cocina, Colección de juegos, Comedor, Equipo Audio, Lavadora, Lavavajillas, Microondas, Sala Convenciones, Televisión, Vídeo / DVD

Exterior: Aparcamiento, Barbacoa, Huerto, Jardín/es, Piscina, Piscina Climatizada, Zona Infantil

Capacidad y distribución

Habitación Doble
Habitación
2 plazas
Precio medio 120 Hab./Noche
Suite
Habitación
2 plazas
Precio medio 160 Hab./Noche

Información

La Tejera de Lozoya. Dispone de  11.000 m2 de Finca en los que podrás disfrutar de 

  • Piscina de agua salada y climatizada
  • Pista de Frontenis
  • Parking Privado
  • Lago Natural con 2 afluentes en cascada
  • Variedad de flora arboleda

Cuenta con distintas zonas y ambientes de descanso, así como de merenderos al aire libre y cubiertos con sus propias Barbacoas, donde podrás hacer tu Picnic en plena naturaleza.

Además por la propia finca pasan dos manantiales de agua de la sierra donde podrás beber y refrescarte, paseos alrededor del terreno, y para los más peques una pequeña zona infantil.

Dispone de 10 habitaciones, 4 superiores, 3 clasicas y 2 sencillas, todas con baño propio, calefaccion, toma T.V. y WIFI, que haran del descanso un placer lejos del estrés, del ruido y de las prisas.

Cuenta con Salón con amplios Miradores de Cristal y Chimenea de leña, donde el descanso y la tranquilidad esta presente en todo momento y en cualquier rincón de la casa.

Rodeado de una decoración rustica-colonial con toques alpinos, harán que tu estancia sea lo más placentera y acogedora posible.

Actividades

  1. Nieve:
    • Esquí
    • Esquí de fondo
    • Esquí de Montaña
    • Raquetas de nieve
    • Trineo

  2. Naturaleza:
    • Avistamiento de Aves
    • Fotografía cinegética
    • Micología
    • Paseos en Burro

  3. Multiaventura:
    • Bicicleta de Montaña BTT
    • Caza
    • Escalada
    • Multiaventura
    • Paintball
    • Puenting
    • Rutas a Caballo
    • Senderismo
    • Tiro con Arco
    • Tirolina

  4. Actividades Acuáticas:
    • Canoa - Kayak
    • Esquí Acuático
    • Paddle Surf
    • Pesca
    • Piragüismo
    • Windsurf

  5. Deportes de Motor:
    • Quads

  6. Ocio y Cultura:
    • Campamentos
    • Enoturismo
    • Gastronomía
    • Museos
    • Talleres de Manualidades
    • Visitas Guiadas

  7. En Alquiler:
    • Bicicletas
    • Caballos

Nuestros viajeros opinan

Estancia: 28/07/2017
Para mí de 10. Fui con una amiga y tanto el trato como la estancia como la comida ha sido excelente. Buen lugar para desconectar como si vas en familia como con amigos u en pareja. La Cocina exquisita y el trato de los dueños inmejorable. Recomiendo la estancia en este lugar a todo el mundo. Te sientes como si estuvieses en tu casa.
Recuerdos de mi estancia
Tipo viaje: Gupos amigos Publicada el: 30/07/2017 Ver valoración
Estancia: 15/07/2017
La Tejera de Lozoya es un negocio orientado a público familiar que cuenta con buenas instalaciones para los niños (la granja) y algunas para adultos (comedor mirador). Sin embargo, la estancia se nos ha hecho desagradable debido a la nula orientación al cliente de su propietario (César).
Estos son algunos puntos objetivos de nuestra valoración:
- Tuvimos que pedir tres veces por adelantado una cuna de viaje (servicio estándar en la mayoría de alojamientos rurales). Al llegar a media tarde no estaba montada ni a la hora de dormir (pese a volver a reclamarlo). Tras perseguir al propietario e insistir una vez más mandó a su empleado a darnos "una bolsa con una cuna" (evidentemente no pensaba montarla) y ésta carecía de colchón (por suerte, llevamos uno) ¿alguien imagina una cama de adulto sólo con un somier?
- Los menores de 2 años pagan (12€/día) la media pensión, una rareza en el turismo español. Aun así decidimos reservar por interés en que el bebé comiese bien. Pero su cena consistió en ¡una! albóndiga -ese menú alcanza a niños de hasta 10 años, ¿es suficiente comida para ellos?- y una sopa que nos dieron tras reiterada insistencia.
Aparte de estos motivos, que vemos especialmente dolosos por tratarse de niños, sean nuestros o ajenos, citamos los siguientes.
- La media pensión es obligatoria y no hay un menú mínimo a elegir (dos primeros, dos segundos, lo estándar), te ponen lo que quieren. Tampoco indican qué vas a cenar. No hay criterio en nada, una noche ofrecen cena con una cerveza incluida y la segunda sólo agua del grifo. Comida escasa. Vimos sacar platos distintos a distintos clientes porque se acababan otros. La cocinera (Elena) salva con su buen hacer el desastre de la pésima gerencia.
- El horario de cenas es de 20-21.30h, pero a las 21h te llaman a cenar a voces (literal), cuando dentro de ese horario uno debería cenar cuando quiera. Parece que el dueño quiere quitarse pronto el servicio para estar con su familia, allí presente.
- Latas de cerveza a 3 euros (40 céntimos en un supermercado). A la pregunta de si no tienen tercios o cerveza de grifo (como en todo negocio mínimamente profesional) el propietario te responde que tú, como cliente, no tienes gusto para la cerveza.
- Siendo un negocio orientado a público infantil, él y su familia se quedan junto a la piscina de charleta hasta pasadas las tres de la mañana (algunas habitaciones dan a la piscina).
- El agua de la propia piscina está tan caliente que se está más fresco fuera que dentro.
En resumen,
Lo mejor: los animales para los niños, el trato de sus empleados, fuera de esta crítica; y el potencial frustrado de las instalaciones para hacer sentir cómodo.
Lo peor, lo que un adulto percibe: que el propietario no concibe el negocio con profesionalidad, no tiene la capacitación necesaria para él y, lo peor de todo, la voluntad.
Por eso no volveremos y daremos malas críticas. Nos parece muy significativo que haya muchas opiniones similares (en especial, sobre el dueño) y que con el potencial de las instalaciones -terraza mirador- y el frescor de la sierra en verano todos los clientes se acostasen a las diez de la noche.
Tipo viaje: Familias Publicada el: 17/07/2017 Ver valoración
Estancia: 29/01/2016
Estuve el ultimo fin de semana de enero con mi niña y mi marido y nos lo pasamos genial, mi niña solo estaba pendiente de los animales y parecia que no había niña... La comisa casera y buenísima. La habitación no son muy grandes pero son acogedoras y bonitas y las vistas Espectaculares.
! volveremos¡
Recuerdos de mi estancia
Tipo viaje: Familias Publicada el: 05/02/2016 Ver valoración
Estancia: 25/07/2015
Muy buen sitio y muy buen trato, estuve muy a gusto.
Tipo viaje: Negocios Publicada el: 25/07/2015 Ver valoración

La Tejera de Lozoya
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso