El Molino del Paso

(Huescar, Granada)
Compartir:
Tipo alquiler
Habitaciones
Precio medio
37
Persona/Pers/noche
Capacidad
20 plazas
Opiniones
8,7

Servicios y Características

Acceso a internetPiscinaChimeneaDiscapacitadosBarbacoaJardínAisladaTelevisión

Generales: Adaptado para discapacitados, Lavado de Ropa, No se admiten animales, Restaurante / Bar - Cafetería, Ropa de cama y baño, Sirven cenas, Sirven comidas, Sirven desayunos, WiFi

En Habitaciones: Baño en habitación, Calefacción en Habitaciones, Televisión en Habitación

Situación: Acceso Señalizado, Aislada, Montaña

Instalaciones: Piscina Municipal, Tenis

Idiomas: Alemán, Español, Francés, Holandés, Inglés, Neerlandés

Interior: Artículos de Baño, Baño/Aseo, Calefacción, Chimenea, Comedor, Sala Convenciones

Exterior: Aparcamiento, Barbacoa, Huerto, Jardín/es, Piscina

Capacidad y distribución

El Molino del Paso dispone de un total de 20 plazas distribuidas en 8 habitaciones

Habitaciones:

  • 6 Dobles
  • 1 Triples
  • 1 Cuadruples

Información

El Molino del Paso, está situado en Huéscar, en el Altiplano de Granada, junto al manantial de Fuencaliente y rodeada de numerosas huertas, lo que le imprime un carácter tranquilo donde poder disfrutar de un merecido descanso. La Casa se encuentra en lo que fue un antiguo molino harinero rehabilitado con cuidadoso respeto y mucho amor, manteniendo todas las estructuras, espacios y maquinaria que sirvieron durante siglos para moler el grano. 

La casa rural cuenta con ocho habitaciones muy bonitas, en dos pisos con espaciosos salones comunes. Cada habitación dispone de TV, zona de estar, baño o ducha, y vistas a la montaña o al río. También con terraza con un jardín y piscina.

Si eres de fuera te sentirás como en casa ya que hablan neerlandés, alemán, francés e inglés. Además podrás disfrutar de nuestro jefe cocinero, que renombrado internacionalmente hace de cada plato una creación única hecha con mucho amor.

Qué hacer

Las formidables condiciones geográficas, la abundancia de agua, y la concepción de la ciudad como importante enclave bélico, provocó que los árabes construyeran una fortaleza en la ciudad, conservándose desde entonces su clara influencia. Huéscar destaca por estar rodeada de montañas. Impresionan Sierra Seca, que es prácticamente una estribación de la Sierra de Cazorla, y La Sagra, que con una altitud de 2.383 m. es el pico más alto de la cadena Subbética.

La Sagra ofrece uno de los paisajes más bonitos de la península, tanto en su cara húmeda como en la seca. Alrededor de ella se pueden hacer infinidad de excursiones y es perfecta para la realización del senderismo y la escalada.

Iglesia de Santa María la Mayor: Destacan sus inmensas dimensiones ya que fue concebida como una catedral. De estilo gótico-renacentista, reúne elementos de diversos estilos artísticos posteriores. En el año 2009, el Papa Benedicto XVI,  la nombró Templo Jubilar Perpetuo.

Mas información: Qué ver en Huescar

Actividades

  1. Naturaleza:
    • Micología

  2. Multiaventura:
    • Bicicleta de Montaña BTT
    • Paintball
    • Rutas a Caballo
    • Senderismo
    • Tiro con Arco
    • Tirolina

  3. Actividades Acuáticas:
    • Pesca
    • Piragüismo
    • Remo

  4. Actividades Aéreas:
    • Parapente

  5. Deportes de Motor:
    • Quads
    • Rutas 4x4

  6. Ocio y Cultura:
    • Gastronomía
    • Museos
    • Visitas Guiadas

Nuestros viajeros opinan

Estancia: 09/04/2011
Nuestra estancia en el Molino del Paso ha sido deliciosa: desconocíamos esta región “granaína”, tan rica en paisajes y costumbres, y nos ha encantado.
Todo ha sido estupendo: la casa es preciosa, con una cuidada reforma que ha sabido respetar la estructura de un molino de agua, conservando toda su maquinaria, donde puede percibirse y conocerse toda su historia. Las habitaciones impecables, espaciosas, cómodas y tranquilas, teniendo incluso el detalle de llevar nombres de harina o grano… Es un lugar perfecto para el descanso, rodeado de naturaleza, con sombra de ciprés y aroma de higuera... La bienvenida no pudo ser mejor: en el porche degustamos embutidos locales tales como el relleno de carnaval y el morcón, el exquisito plato típico "cordero en lata", una ensalada sencilla pero deliciosa (¿cómo crecerán las lechugas en Huéscar para notar tal diferencia?) y todo acompañado por un vino de mesa más que correcto. Por la noche, nos prepararon un gin tonic sin precedentes, perfecta combinación para contemplar un cielo oscurísimo plagado de estrellas como hemos observado pocos.
El desayuno de despedida, con bollos de panadero y bizcocho casero, zumito y café, merece incluso una mención especial...

Queríamos agradecerles tanto a Antón y Pilar como a Constanza y Christian su gran hospitalidad y simpatía,… sin duda han hecho de éste un fin de semana estupendo.

Lo único de lo que podemos quejarnos es de haber estado tan poco tiempo... Sin duda tendremos que regresar a este lugar para poder conocer mejor Huéscar, su parque y su catedral, la carretera de las Santas, las excursiones entre almendrales, carrascales, choperas y pinares, seguir descubriendo otros manjares de esta tierra… ¡y bañarnos en la piscina del Molino!
Publicada el: 19/04/2011 Ver valoración
Estancia: 06/11/2009
Muchísimas Gracias Clubrural por vuestro regalo.
Con él encontramos justo lo que necesitabamos ese fin de semana, mucha tranquilidad. Lo que es la casa, está muy lograda ya que conserva la maquinaria del antiguo Molino. Por otra parte, gracias a la ubicación, como campamento base viene muy bien ya que está cerca de muchos pueblecitos de alrededor.
Publicada el: 09/11/2009 Ver valoración
Estancia: 06/11/2009
Gracias a Clubrural que nos regaló esta visita por un sorteo, conseguimos encontrar justo lo que necesitabamos esa semana, mucha tranquilidad. En lo que respecta a la casa, está muy lograda ya que como decoración conserva la antigua maquinaria del Molino. Respecto a su ubicación, como campamento base viene muy bien ya que queda cerca de muchos pueblos que poder visitar. Como margen de mejora, podemos nombrar la restauración, en la página web se generan unas expectativas que posteriormente pueden producir cierto grado de decepción en el cliente, así nos sucedió a nosotros. Nuestra cena resultó improvisada (filete plancha con patatas congeladas), y botella de vino sin etiqueta de ninguna bodega (no hay carta de vinos, ni tampoco se ofreció más opción). De igual modo que el encantador desayuno casero con embutidos selectos, dulces y bollería en horno de leña, zumos naturales y fruta fesca quedo en café y tostadas. Por lo demás decir que hoy lunes sentimos mucha nostalgia del fin de semana lo que, además de tener que volver al trabajo, significa que estuvimos muy agusto y disfrutando en Molino del Paso. Gracias.
Publicada el: 09/11/2009 Ver valoración

El Molino del Paso
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso