Can Cruilles

(Serinya, Girona)
Compartir:
Tipo alquiler
Alquiler Integro
Precio medio
30
Persona/noche
Capacidad
13 plazas
Opiniones
-
Deja tu opinión

Capacidad y distribución

Can Cruilles dispone de un total de 13 plazas + 2 extras

Información

Can Cruïlles es un remanso de paz en medio de la naturaleza, un lugar ideal para desconectar de la rutina y los núcleos de población. Se trata de una casa del siglo XVII, ahora completamente restaurada para ofrecer a sus huéspedes una agradable estancia en la que estar tan cómodos como en casa.

La vivienda cuenta con dos plantas de 200m2 cada una, con estancias cuidadosamente decoradas y en las que abundan los amplios ventanales para que entre la luz y veamos las magníficas vistas que ofrece la comarca. Dispone de dos habitaciones dobles y tres triples, además de una cocina completamente equipada y salón con chimenea.

En la parte exterior encontramos una de las partes más destacadas de la casa. El porche es un lugar perfecto para disfrutar de las diferentes comidas del día mientras admiramos las fantásticas vistas, pero también lo es la gran piscina y la barbacoa, que permite a los huéspedes realizar grandes banquetes bajo las estrellas.

Qué hacer

La presencia de los Pirineos permite a los viajeros disfrutar del esquí en los numerosos kilómetros practicables de las diferentes estaciones. Bajo unas fantásticas vistas, son perfectas para ir con niños, ya que disponen de zonas adaptadas a los distintos niveles.

Por otro lado encontramos la Zona Volcánica de la Garrotxa, un lugar en el que las rutas de senderismo o en bicicleta se convierten en un placer para los sentidos. Puedes conectar con la naturaleza de la mejor manera, siguiendo los caminos que te llevarán a los rincones más bellos y que mostrarán paisajes espectaculares.

Se sitúa muy cerca Banyoles, que cuenta con un inmenso lago en el que practicar actividades acuáticas como piragüismo, paseo en barca o un simple baño. Dispone a su vez de un gran casco antiguo. Además, puedes desplazarte a Figueres para ver el Museo Dalí o a Girona, que tiene una mayor oferta cultural, con su barrio judío o su catedral.

Los huéspedes también pueden visitar la Costa Brava, con algunas de las playas y calas más bellas de la comunidad. Una ruta por los pueblos marineros es otra buena opción, degustando la gastronomía y conociendo sus fiestas y tradiciones.

Mas información: Qué ver en Serinya

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso