Mas Torrencito

(Pla De L´ Estany, Girona)
Compartir:
Tipo alquiler
Habitaciones
Precio medio
44
Persona/noche
Capacidad
24 plazas
Opiniones
9
(10 opiniones)

Servicios y Características

Ir con niñosAcceso a internetPiscinaChimeneaAdmitimos MascotasCerca de la playaBarbacoaJardínAisladaAire acondicionadoTelevisión

Generales: Actividades para Niños, Admisión Animales de Compañía, Gay Friendly, Lavado de Ropa, Restaurante / Bar - Cafetería, Ropa de cama y baño, Sirven cenas, Sirven comidas, Sirven desayunos, WiFi

En Habitaciones: Aire Acondicionado en Habitaciones, Baño en habitación, Calefacción en Habitaciones, Cuna Disponible, Secador de pelo, Televisión en Habitación

Situación: Acceso Asfaltado, Acceso Señalizado, Afueras del Casco Urbano, Aislada, Cerca de Embalse, río, Cerca de la Playa, Cerca de Pistas de Esquí, Montaña

Instalaciones: Juegos Populares

Idiomas: Catalán, Español, Inglés, Portugués

Interior: Aire Acondicionado, Artículos de Baño, Baño/Aseo, Biblioteca, Calefacción, Chimenea, Colección de juegos, Comedor, Equipo Audio, Lavadora, Microondas, Sala Convenciones, Sala de Estar, Televisión, Vídeo / DVD

Exterior: Aparcamiento, Barbacoa, Huerto, Jardín/es, Piscina, Piscina Infantil, Zona Infantil

Capacidad y distribución

Información

En Parets d´ Empordà, una pequeña localidad situada en el Pla de l´ Estany y cercana a l´ Alt Empordà, se encuentra Mas Torrent, una masía que data del siglo XIV y restaurada el año 1784.

La casa está rodeada de campos y bosque, a pocos metros pasa un pequeño torrente de aguas claras.

La masia pone a la disposición del viajero 8 confortables habitaciones dobles o triples, 8 baños completos, salón con techos altos y vigas de madera, comedor con hogar de fuego y antiguo horno de pan.

Dos amplias terrazas con arcos típicos catalanes y jardín con mobiliario, todo ello combinado con una decoración muy cuidada y una gastronomía típica de la zona.

Mas Torrent, le da la Bienvenida.

Qué hacer

Figueres (a 14 km) 

  • Castillo de San Fernando (Castell de Sant Ferrán), construido durante el reinado de Fernando VI de España, en 1743, según proyecto de Juan Martín Zermeño y Pedro Martín-Paredes Zermeño.
  • Iglesia parroquial de Sant Pere, de estilo gótico con nave única y capillas entre los contrafuertes.
  • El Teatro-Museo Dalí fue construido como teatro en el siglo XIX y restaurado a partir de 1966. Adosado se encuentra un edificio neoclásico decorado y pintado de modo estridente, llamado Torre Galatea, donde Dalí vivió sus últimos años y que tras su muerte ha sido modificado para ampliar el Museo. Bajo la cúpula del museo descansan los restos del genio Ampurdanés.
  • El Museo del Joguet de Catalunya se inauguró en el año 1982 en las dependencias del antiguo Hotel París (antigua casa solariega del Barón de Terrades), en la Rambla de Figueras.
  • Playas, El municipio dispone de gran cantidad de calas y playas, las más grandes son la de Riells, Cala Montgó y Empúries, ésta delante del yacimiento arqueológico. La playa de Riells es la primera en Europa donde está prohibido fumar; su paseo marítimo está dedicado a la obra El Pequeño Principe d'Antoine de Saint-Éxupery. Al final de la playa encontramos el puerto pesquero y deportivo de la Clota.

Girona  (a 20 km)

  • Casco Antiguo, corazón de la primigenia ciudad romana de Gerunda, contiene todo el patrimonio artístico más relevante de la ciudad y está cercado por inmensos lienzos de muralla que se pueden recorrer por el Passeig Arqueològic y el Passeig de la Muralla, con un bello mirador sobre la ciudad.
  • Las Casas del Oñar, características de Gerona son las casas colgadas sobre el río Oñar. Estas pintorescas casas construidas a lo largo de los siglos al lado del río ofrecen una imagen espléndida de una pequeña ciudad mediterránea.
  • La Judería (El Call Jueu ), Dentro de la encrucijada de callejones medievales destaca la Judería, El Call, donde vivió hasta finales del siglo XV una reducida comunidad. Se trata de uno de los núcleos medievales mejor conservados de Europa. Ça Porta, la posible antigua sinagoga convertida hoy en centro de estudios. Al lado norte del centro se encuentra el Montjuïc, o monte de los Judíos.
  • La Catedral, en la Plaza de la Catedral son importantes la Casa Pastors, edificio renacentista actual Palacio de Justícia, y la Pia Almoina. En esta plaza está la Catedral o Santa María, construida entre los siglos XI-XVIII
  • Baños árabes, el recorrido por el Barrí Vell puede concluir en el Paseo Arqueológico, con las torres Julia y Cornelia; y los Baños árabes, al final del paseo, caracterizados por su linterna cupulada superior.

Cap de creus  (a 40 km)

  • La fuerza del cabo de Creus ha sido fuente de inspiración para escritores y artistas. En el extremo del cabo, más allá del faro, fue construida una torre que tenía que representar el faro llamado del Fin del Mundo, en el archipiélago de Tierra del Fuego (Chile y Argentina), inspiración de la novela, y que fue demolida hace pocos años para restituir al paisaje su aspecto original.

Collioure  (a 45 km) 

  • Collioure es un municipio francés de 2.937 habitantes situado en el departamento francés de los Pirineos Orientales y en la región Languedoc-Rosellón. Este pueblo costero ha conseguido mantener intacta toda la calma de la ciudad histórica, célebre desde la época de los Reyes de Mallorca, fue inmortalizado por grandes pintores.

Mas información: Qué ver en Pla De L´ Estany

Actividades

  1. Multiaventura:
    • Paintball
    • Rutas a Caballo
    • Senderismo

  2. Motor:
    • Quads
    • Rutas 4x4

  3. Ocio y Cultura:
    • Gastronomía
    • Visitas Guiadas

  4. En Alquiler:
    • Bicicletas
    • Caballos

Nuestros viajeros opinan

Estancia: 01/08/2015
No nos fuimos la primera noche porque nos iban a cambiar de habitación y la segunda estaba un poco mejor: el baño tenía puerta y estaba más ventilada que la primera.
El colchón estaba como una piedra y no hemos descansado.
Para desayunar había unos bizcochos muy aparentes, pero daba igual el que probaras: si no te encontrabas trozos de rama de canela, se había pasado con el ron... La fruta brillaba por su ausencia y era un milagro que consiguieras tostar el pan. Las mermeladas tenían una pinta horrorosa y una huésped compro una que desapareció al día siguiente.
El entorno de la casa es espectacular y mi perro ha disfrutado mucho.
Las cenas han sido a veces buenas y a veces horribles: un gazpacho pasadísimo de sal y una butifarra grasosa, fideuá y pizza.... Ni una guarnición o una ensaladita... A mi me hicieron 3 de las 7 noches un tomate en rodajas que tenía que compartir con los de alrededor porque no eran capaces de tomarse lo suyo... David dejaba el perolo en el centro de la mesa y a uno le tocaba servir. Todo ello por 15€ por persona; lo mismo que nos costó comer en la Rectoría (1 Estrella Michelin, a 10 minutos de Mas Torrencito)
Y para rematar Miguel se equivoca y nos dice que nos tenemos que ir a dormir fuera la ultima noche porque viene una pareja nueva que no tiene donde meter....
La casa está echa una pena pues no la mantienen. La instalación eléctrica es una mierda y en la piscina hay 4 hamacas nuevas; el resto están para tirar. La piscina sucia y las escalerillas sueltas, por lo que al salir del agua casi me mato. Muebles viejos mal conservados, no antiguos... La zona de fumadores es como una chabola... Creo que han confundido lo rural con lo cutre...
Tengo hasta una foto de un perro subido en la mesa del comedor y el chico que trabaja para Miguel le está dando helado con un cazo de servir... Asqueroso.
Recuerdos de mi estancia
Tipo viaje: Familias Publicada el: 09/08/2015 Ver valoración
Estancia: 02/01/2012
Desde que llegamos a esta preciosa masía nos encontramos como en casa, al preguntarle al propietario por posibles excursiones nos recomendó unos lugares y excursiones que resultaron ser exquisitos. El desayuno y la cena, abundantes y distintos, y enseguida conocimos al resto de los viajeros en un comedor que fomenta las nuevas amistades, sorprendente. Una experiencia recomendable y el mejor lugar para desconectar en un entorno único.
Publicada el: 09/06/2012 Ver valoración
Estancia: 16/12/2011
Fue toda una sorpresa. Mi marido me regaló para celebrar nuestro aniversario de boda un maravilloso e inolvidable fin de semana en este lugar de encanto. De pronto sales del mundo que te rodea para entrar en otro muy distinto. Llegas a un tranquilo y hermoso lugar donde sólo reside el color de la naturaleza y el sonido del agua que fluye cerca.
Su propietario, Miguel, te recibe desde el primer momento con el calor familiar y te hace sentir como en casa.
Esta masía restaurada, que data del siglo XV, te hechiza desde el principio. Sus gruesas paredes de piedra te acogen como parte de ella. Cada estancia es única, su salón-comedor, su sala de lectura, el hogar de fuego, sus ocho dormitorios cada uno distinto a los demás y con su propio encanto particular, a cada cual más hermoso...
Y qué decir de su cocina. Presentación inmejorable, productos de la tierra, exquisiteces para todos, mayores y niños. Para los ratos de ocio dispones de biblioteca y sala de juegos, piscina, zona para peques, espacio chill out, la compañía y el cariño abnegado de los animales de la casa,...y todo ello rodeado de campos, bosques, agua, paz,...En fin, un lugar inolvidable, de ensueño, para quedarse, perfectamente válido tanto como para ir en familia como para hacer una escapada romántica. Nunca había deseado tanto repetir una experiencia como esta. Esperamos volver a ver pronto a Miguel, que tanto nos acompañó y tan bien nos atendió.
Puntualizar que se admiten animales de compañía, algo poco habitual y de agradecer por muchos.
Publicada el: 08/06/2012 Ver valoración
Estancia: 14/11/2011
Desde que llegamos, fuimos recibidos con calidez. La casa desprende un encanto único; las habitaciones son preciosas, los salones estupendos y el exterior envidiable. Por no hablar del trato personal y familiar, uno se siente totalmente acogido. Es ideal para desconectar, encontrar paz y alegría, respirar aire puro, disfrutar de unos paisajes formidables y compartir la experiencia. En un ambiente distendido y relajado, se pueden disfrutar los pequeños detalles que nos ofrece este insólito lugar. De igual forma que otro que no pasan desapercibidos como puede ser la comida, nos quedamos más que satisfechos. Sin duda alguna supero con creces las expectativas. Desde que nos fuimos, estamos pensando en volver a repetir.
Publicada el: 03/06/2012 Ver valoración

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso