Hospedería - Restaurante Casas de Luján

(Saelices, Cuenca)
Compartir:
Tipo alquiler

Íntegro/Habitaciones
Precio medio
23
Persona/Pers/noche
Capacidad
53 plazas
Opiniones
-
Deja tu opinión

Servicios y Características

Acceso a internetPiscinaChimeneaBarbacoaJardínAisladaCocinaAire acondicionadoTelevisión

Generales: Lavado de Ropa, Restaurante / Bar - Cafetería, Sirven cenas, Sirven comidas, Sirven desayunos, WiFi

En Habitaciones: Baño en habitación, Cuna Disponible, Teléfono en habitación, Televisión en Habitación

Situación: Acceso Asfaltado, Acceso Señalizado, Afueras del Casco Urbano, Aislada, Cerca de Embalse, río, Montaña

Idiomas: Catalán, Español, Inglés

Interior: Aire Acondicionado, Calefacción, Chimenea, Cocina, Colección de juegos, Comedor, Microondas, Sala Convenciones, Sala de Estar, Televisión

Exterior: Aparcamiento, Barbacoa, Jardín/es, Piscina

Capacidad y distribución

Habitación cuádruple
Habitación
4 plazas
Precio medio 88 Hab./Noche
Habitación doble
Habitación
2 plazas + 1 extra
Precio medio 55 Hab./Noche
Bungalow
Casa completa
4 plazas + 2 extras
Precio medio 79 Apto./Noche

Información

Ubicadas en una hermosa finca del siglo XVI perteneciente a la Reina Isabel II encontramos las Casas de Luján, un complejo formado por un hotel rural y bungalows hechos con materiales naturales en piedra y madera y un restaurante.

Se encuentran ubicados en Saelices, un pequeño pueblo conquense rodeado de naturaleza perfecto tanto para aquellos que quieran pasar sus vacaciones en contacto directo con la naturaleza como para los que quieran disfrutar de la auténtica cocina conquense ya que en el restaurante del complejo, los huéspedes degustarán auténticos manjares como las judías con perdiz, el bacalao con pisto o el rollito de merluza relleno de salmón con salsa boletus.

Qué hacer

Parque Arqueológico de Segóbriga:

Segóbriga es el más claro ejemplo de la progresión social y del desarrollo urbano en la Meseta sur en época romana. Citada en las fuentes antiguas en el marco de las guerras de los siglos II y I a.C. y definida por Plinio como extremo de la Celtiberia, las evidencias de su etapa prerromana son muy débiles y se reducen a algunos objetos descubiertos en contextos arqueológicos posteriores y a unas pocas monedas.

Las referencias de Plinio a la riqueza de sus minas de lapis specularis, el yeso cristalizado que serviría como cristal de ventana para las viviendas modestas y que permitía decorar estancias en celebraciones y días señalados, deja entrever que la vida de la ciudad y sus transformaciones tuvieron mucho que ver con el rendimiento de estas explotaciones.

La minería y la explotación agrícola de la periferia debieron ser los motores principales del crecimiento y desarrollo monumental de Segóbriga, que llegó a albergar un teatro, un anfiteatro, unas grandes termas públicas, una basílica, templos, mercados, etc., hasta convertirse en el más importante centro urbano de la Meseta meridional y punto de referencia para la vida urbana al modo romano en estas tierras.

Nuevo servicio al visitante. Audioguias en Mp3

El Parque Arqueológico de Segóbriga propone al visitante un nuevo recorrido por la ciudad romana acompañado de una audioguía en Mp3. Los textos han sido grabados con la colaboración de Radio Tarancón - Cadena Ser y están narrados por el locutor Julio Clemente. Este nuevo servicio se ofrece en castellano. Su funcionamiento es tan sencillo como escuchar música en un reproductor Mp3, el visitante sólo tiene que seleccionar la pista correspondiente al edificio en el que se encuentra y darle al play. Para aquellos que ya disponen de su propio MP3. De esta manera, el Consorcio del Parque amplia la oferta de servicios que se prestan a los visitantes del yacimiento arqueológico.

Monasterio de Uclés: 

A medio camino entre Cuenca y Madrid, sobre la ladera de una empinada colina, se alza Uclés, una hermosa villa de orígenes celtíberos y romanos que parece anclada en el pasado. Rodeada por los restos de sus murallas, sus torres, siempre vigilantes, observan inmutables el transcurrir de los siglos.

Y en la cumbre, sobre un cerro bañado por el río Bedija, con el pueblo desplegándose a sus pies, se levanta el Monasterio de Santiago, un conjunto  monumental extraordinario a la par que majestuoso, al que se ha dado en llamar con acierto"El Escorial de La Mancha".

El monasterio forma parte de un conjunto de fortificaciones que tuvo sus orígenes en la dominación musulmana de la Península Ibérica. Tras su reconquista por los cristianos fue donado por el Rey de Castilla Alfonso VIII a la Orden de Santiago. Era el el 9 de enero del año 1174, como se recoge en el llamado Tumbo Menor de Castilla. Una de sus miniaturas muestra la escena de la donación junto a un dibujo del primitivo castillo.

Castillo de Belmonte: El castillo de Belmonte ha ha tenido un papel destacado en la historia de España. Le invitamos a que descubra cuál fue su papel en las diferentes épocas. Desde su construcción en 1456 hasta la actualidad. Duración de la Visita 1h30

Los Orígenes del Señorío de Belmonte

Después de la visita al castillo de Belmonte, el visitante conocerá además de cómo era la vida en un castillo medieval, las vicisitudes de la guerra de sucesión en castilla en la segunda mitad del siglo XV, entre la princesa Juana “La Beltraneja” protegida del marqués de Villena valedor de sus derechos dinásticos, y su tía Isabel mas tarde conocida como “La Católica”, y el papel que desempeñó el señor de este castillo en esa contienda. El resultado de la contienda que une Castilla y Aragón definitivamente, determinará la unificación de España en 1492 con la caída del reino de Granada donde también participaron activamente los señores del castillo de Belmonte siendo Diego López Pacheco capitán general de los ejércitos españoles en la reconquista de Granada.

El visitante también se trasladará a la segunda mitad del siglo XIX con salas ambientadas al estilo de la propietaria del castillo en esa época, Eugenia de Montijo, emperatriz de Francia por su matrimonio con Napoleón III y descendiente del marqués de Villena. Durante el recorrido de esas salas se da a conocer la apasionante vida de esta noble española que llegó a ser regente del imperio francés en tres ocasiones y que ordenó la restauración del castillo de Belmonte a mediados del siglo XIX.

Continúa la visita con el paseo por el adarve, entre almenas y torreones. Ambientado por el audio-guía, se sitúa al visitante en el lugar del soldado siglos atrás oteando el horizonte en busca del enemigo o rechazando un asedio al castillo.  Desde el torreón norte, se puede disfrutar de una magnífica vista del pueblo de Belmonte. Un gran panel especifica los principales monumentos que se vislumbran desde la altura del castillo; la magnífica Colegiata de San Bartolomé que ordenara construir el marqués de Villena, el antiguo alcázar del Infante Don Juan Manuel actualmente en reconstrucción, el hospital de San Andrés, el convento de las madres Concepcionistas, la Plaza del Pilar, el convento de los Trinitarios, y como no, la muralla que desde el castillo protector abraza el casco antiguo de Belmonte.

Para terminar, y después de pasar por la torre del homenaje, podemos bajar al patio de armas por una escalera de caracol y visitar las mazmorras y sótanos, y por fin descansar en la taberna del castillo saboreando un vino y queso de la tierra, antes de proseguir nuestro periplo por Belmonte o las tierras de La Mancha.

Mas información: Qué ver en Saelices

Hospedería - Restaurante Casas de Luján
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso