Vitoria-Gasteiz, también para el viajero rural

23 May 2010 Esther Villanueva Sin Comentarios

Elegir un alojamiento rural para unos días de descanso no siempre es sinónimo de paseos por pueblos y senderismo. Hay algunos desde los que es imposible no hacer turismo urbano, por la cercanía de la ciudad. Y cuando se trata de una como Vitoria-Gasteiz, con tanto que contar, entonces no hay que pensárselo dos veces.

Es una ciudad pequeña (apenas 240.000 habitantes) y con un entorno natural tan interesante que hacen de ella un buen destino para el turista rural que se acerque a la comarca de la Llanada Alavesa. Es Vitoria-Gasteiz, la capital del País Vasco y la sede de su gobierno. Una localidad de larga historia e importante patrimonio artístico que ofrece a vecinos y visitantes lugares pensados para todos: amplias zonas peatonales, interesante oferta de ocio y cultura, parques que son más que parques…

Por todo ello Vitoria-Gasteiz merece un buen paseo. Éste debe comenzar en su casco histórico medieval, declarado Conjunto Monumental. Pues sus calles hablan por sí solas del paso del tiempo. Por ejemplo, de la llegada del gótico en el núcleo de la villa, donde se concentran las iglesias de San Miguel (con la capilla de la Virgen Blanca, la patrona), San Vicente y San Pedro, junto a la Catedral de Santa María (iniciada en el siglo XIII).

Hoy este edificio y sus trabajos de restauración son uno de los principales atrativos turísticos de la ciudad. Gracias al programa “Abierto por Obras” se puede recorrer su interior, casco en la cabeza, conociendo de cerca los entresijos de su construcción y la rehabilitación que se está llevando a cabo. Como hay mucha demanda, se recomienda reservar la visita con antelación a través del teléfono 945 255 135 o la web www.catedralvitoria.com.

Un poco más allá, se encuentran huellas del Renacimiento en forma de palacios: Villasuso, Montehermoso, Bendaña y Escoriaza-Esquíbel. Y también de la época barroca, de la que se conservan el Palacio del Marqués del Fresno y el del Marqués de la Alameda, además del bello retablo de Gregorio Hernández que alberga la iglesia de San Miguel.

Ya fuera de las murallas, hay que conocer la neoclásica Plaza de España, en la que desembocan el conjunto de Arquillos que el arquitecto local Olaguibel ideó para salvar el desnivel de la colina de la villa para su expansión. Y la zona del Ensanche, donde se sitúa el Parque de la Florida, un jardín romántico del que parte el paseo peatonal que lleva a lugares como el Palacio de Ajuria Enea y la zona residencial de Armentia, en la que se ubica la basílica románica de San Prudencio.

A todo ello, hay que añadir la enorme oferta cultural de la que presume Vitoria-Gasteiz, con sus festivales, fiestas como las patronales de agosto, dedicadas a la Virgen Blanca, y sus muchos e interesantes museos. Y por supuesto, las numerosas opciones que ofrece para disfrutar también de la naturaleza.

Existen varios itinerarios para recorrer a pie o en bici (hay un buen servicio de préstamo funcionando en la ciudad) el Anillo Verde, formado por los parques de Armentia, Olarizu, Zabalgana y Salburúa. Éste destaca especialmente por ser uno de los humedales continentales más importantes del País Vasco. De ahí que cuente con un moderno Centro de Interpretación Ambiental, Ataria, de visita imprescindible.

Y tras todo esto no hay que olvidarse de rematar el viaje degustando platos de cocina alavesa o probando los “pintxos” que llenan las barras de los bares y restaurantes de Vitoria-Gasteiz.

Más información:

Localización: La capital vasca se sitúa al sur de Euskadi, en la intersección de la N-240 y la A-1.

Información: Oficina Municipal de Turismo. Pza. General Loma, 1. Tel. 945 161 598/599. www.vitoria-gasteiz-org/turismo

Alojamientos:

En Vitoria

Los Huetos

En sus alrededores

Casas rurales cerca de Vitoria-Gasteiz

Tags:

Publicado en Rutas y Escapadas

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso