Viaje a Rioja Alavesa

19 Abr 2010 Esther Villanueva 1 Comentario

Allí donde el Ebro marca la  frontera entre Álava y La Rioja, se levantan pueblos medievales rodeados de viñedos, en los que conviven restos prehistóricos con modernas bodegas.

Al abrigo de la sierra de Cantabria, las aguas del Ebro han marcado el devenir de Rioja Alavesa. Sus bondades ya hicieron que esta tierra  fuera poblada mucho antes de que los romanos introdujeran en ella la planta de la vid, que hoy le da vida. Algo que demuestran restos arqueológicos que se remontan, incluso, al siglo XIV a. C.

En el XXI, esta comarca del sur de Álava presume de conservar su pasado pero también de mirar hacia el futuro. Aquí conviven viñedos y dólmenes, bodegas de diseño e iglesias renacentistas, salas de barricas y modernos museos… Sólo hay que dejarse llevar por la Ruta del Vino de Rioja Alvesa, en la que alojamientos, restaurantes, empresas de servicios, bodegas e instituciones se han unido para ofrecer al viajero una oportunidad de disfrutar del turismo rural, gastronómico, histórico y de naturaleza.

 

En total son quince los municipios que forman parte de este recorrido. Caseríos que, como Laguardia, merecen un paseo tranquilo por su estrechas calles para descubrir tesoros como la iglesia de Santa María de los Reyes con su impresionante portada gótica policromada; llegar hasta su animada plaza Mayor; o visitar bodegas tradicionales con calados horadados bajo el casco urbano.

Para seguir descubriendo los secretos del vino que aquí se elabora (con Denominación de Origen Calificada Rioja), una buena idea es salir del casco antiguo para dirigirse hacia el Centro Temático del Vino Villa Lucía. Y después ¿por qué no acercarse a una de las más vanguardistas bodegas de la comarca? A las afueras de Laguardia, no pasa desapercibido el edificio que alberga las de Ysios.

Junto a ellas, el viajero también puede conocer algunas familiares, otras históricas, varias muy conocidas dentro y fuera de nuestras fronteras… Todas ellas en localidades que, además, ofrecen alojamientos de calidad para el descanso y restaurantes de buena gastronomía para reponer fuerzas.

Sí, sí, porque todavía queda mucho que ver. Entre los mares de viñas que acompañan todo el viaje, tampoco hay que olvidarse de otras poblaciones. Un ejemplo es Elciego, quizá más conocido por la espectacular bodega de Marqués de Riscal que por su curiosa ermita octogonal de la Virgen de la Plaza o por su parroquia de San Andrés, que preside el lugar.

No muy lejos quedan los pueblos de Baños de Ebro, con sus bodegas y templos de interés; Salinillas de Buradón, hito del Camino de Santiago; o Labastida, con un casco urbano en el que destacan casas señoriales, palacetes, restos del antiguo recinto amurallado… Y todo ello regado de muy buenos vinos.

Más información:

Localización: Al sur de Álava se sitúa esta comarca, a la que se puede llegar por la AP-68, N-124 y N-232, desde las que se conecta con otras carreteras locales, que llevan a todos los pueblos de la zona.

Información: Ruta del Vino de Rioja Alavesa. Tel. 945 297 004.

Alojamientos:

Baigorrietxea, en Villabuena de Álava

La Trasiega, en Lanciego

El Txoko del Inglés, en Elciego

La Molinera Etxea, en Samaniego

Hotel Castillo El Collado, en Laguardia

Tags:

Publicado en Destinos

1 Comentario en “Viaje a Rioja Alavesa”

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso