Val D´ Aran

16 Jun 2014 Jennifer García Sin Comentarios

La Val d´Arán está situada en el extremo noroccidental de la provincia de Lleida, en la cabecera del río Garona, es decir, en la parte central de la cordillera pirenaica. Este bello y armonioso valle, recibe los influjos del clima atlántico, debido a las elevaciones montañosas, que hacen que se abra hacia el norte. Administrativamente se divide en tres zonas: Naut Aran, Mig Aran y Baix Aran. Cabe mencionar que se habla la lengua aranesa, descendiente del gascón, y aparte del nacimiento del Garona, en el Pla de Beret, veremos también iniciarse el Noguera Pallaresa, y en la val de Mulleres el Noguera Ribagorçana.

La belleza aflora a raudales, las posibilidades de senderismo son mil, y el encanto de poder escuchar, en la plaza central de Vielha -al lado de la iglesia de Sant Miquel- canciones populares, es todo un refresco para el alma en las tardes de verano. Tampoco hay que olvidar los conciertos de órgano, que al anochecer embriagan el aire, en las diversas iglesias del valle.

Si entramos a la Val d´Arán por el port de la Bonaigua (2072 mts. alt.), nos quedaremos maravillados por esa misteriosa niebla, esos ancianos y sabios bosques de abetos que nos dan la bienvenida, a un lugar digno de ser protegido y mimado por todos.

Desde Baqueira/Beret asciende una carretera que nos acerca al llano del Pla de Beret (1860 mts.). En este lugar, en la Font de la Noguereta, nace el Noguera Pallaresa. En verano suele estar lleno de caballos, vacas, excrementos y esos enormes “tàvecs”(tábanos), que incluso con ropa larga, te pegan cada aguijonazo que te hacen ver las estrellas. No es recomendable beber agua de este lugar, así evitaremos problemas intestinales. Una vez aparcado el coche, nos dirigiremos en dirección al sendero a pie hacia Montgarri, que está indicado -el camino para 4×4 lo utilizaremos para volver, realizando así una bonita ruta circular-. Es un agradable paseo que transcurre al lado del río, pasando por alguna borda, puentecito, hasta llegar al ensanchamiento del verde valle, donde se halla el santuario restaurado de Nuestra Señora de Montgarri (1640 mts.), en el cual encontraremos adosado un espléndido refugio, y detrás el Pic d´Eth Dossau (2520 mts.).

En el agradable pueblo de Salardú, vale la pena acercarse a visitar la iglesia parroquial de Sant Andreu (románica del s. XII-XIII). Su jardín calmo y apacible está acompañado por una generosa fuente, así como algún anciano árbol donde encontrar sombra y descanso, mientras gozamos con el tintinear del agua y la armonía que nos rodea. Esta iglesia posee una hermosa talla románica de Cristo, que por fortuna se salvó de la guerra civil.

En Salardú, podemos coger una carretera que cruza el Garona y se dirige por el valle del río Aiguamoix, hasta els Banys de Tredòs (aguas termales). A partir de aquí, andando podemos realizar bonitas excursiones por la zona lacustre del circo de Colomers. También podemos al iniciar la subida por la carretera del río d´Aiguamoix, coger un desvío a mano izquierda, para remontar por el valle del río Ruda, y visitar el circo de Saboredo con sus aprox. 35 lagos .

Desde la población de Arties (donde podemos contemplar dos ejemplares de osos en cautividad, en un vallado público), parte una carretera que en unos 6 Km. nos acerca al Prat del Cort, con su puente del Ressec, donde dejaremos el coche aparcado. Iremos subiendo por la pista pedregosa hasta alcanzar el Pont de Rius (1750 mts.). Desde aquí enfilaremos por un bien marcado sendero, rodeado de pinos y abetos, hasta alcanzar l´estany de la Restanca con su refugio. Cruzaremos la presa, donde veremos que se bifurca el camino(está señalizado); el de la izquierda sube hacia l´estany Cap de Port (2231 mts.) y Montardo (2833 mts.) -que coincide con el GR 11-18-, y el de la derecha nos lleva al espléndido estany de Mar (2263 mts.), el mayor de la Val d´Arán, con su islote en medio del lago, y presidido por el imponente Besiberri Nord (3014 mts.).

En el pueblo de Arròs, por la derecha, la carretera se eleva por el valle del río Varradós. Dejaremos el desvío a la localidad de Vila, y continuaremos hasta que el coche nos lo permita. Al final de la carretera, comienza por la izquierda una pista que sin problema nos conduce a la formidable cascada del Salt del Pitx ( con más de 25 mts., es la más alta de la Val d´Arán). Al otro lado encontraremos un sosegado lago, y siguiendo el riachuelo que lo alimenta, descubriremos unos hermosos recodos donde perder el tiempo, dentro de la acogedora pradera.

Desde el pueblecito de Es Bòrdes, parte una carretera que remonta el río Joeu, en medio de un espeso bosque. Al cabo de unos 6 km. llegaremos a unos prados, donde en una borda se sirven comidas. Continuaremos ascendiendo con el coche -con la pista en un estado regular-, hasta que a mano izquierda encontraremos el desvío de un aparcamiento. Una vez estacionado el vehículo, seguiremos el sendero que parte en el fondo del pequeño parking, y en unos minutos nos acercará a la espectacular cascada dels Güells del Joeu (1405 mts. alt.), las aguas de la cual nacen en las faldas del Aneto, y tras recorrer 4 Km. de forma subterránea, afloran en este punto de forma imparable. Si seguimos la carretera andando 1 km. más arriba, iremos a parar a una espléndida pradera -el Pla de l´Artiga (1465 mts.)-, un lugar bucólico, inundado de hayas y de picos que superan los 2500 mts. También se encuentra la fuente y el refugio de l´Artiga.

Para dormir, podemos escoger el tranquilo pueblo de Escunhau -menos de 100 hab. -. En él encontraremos la casa rural de Yansu, c/ Sortaus nº 18, tlf. 973640808; así como un intemporal bar donde tomar buenas tapas y cerveza, mientras la música country y la lluvia, nos amenizan las frescas tardes estivales. No hay que perderse el portal románico de la iglesia de Sant Pere (XI-XII) de la localidad. En caso de querer realizar una buena caminata, en la parte superior, cogiendo la calle que sube más arriba de la iglesia, parte una pista que por la derecha nos acerca a Betrén, y por la izquierda -nuestro caso-, cruza un precioso bosque de abetos, y asciende por el barranco de Tarteres, siempre hacia arriba. Nos toparemos con ganado, alguna cabaña y finalmente la pista se transforma en senderillo, hasta alcanzar el pequeño estanyet d´Escunhau, hundido en un recogedor circo, con cimas que rondan los 2500 mts., como el Mall Blanc (2576 mts.). A sus pies hay una pequeña cabañita, que en los días de niebla parece adquirir otra dimensión, un sentido mágico, que el hombre moderno parece haber olvidado…

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso