Un verano de cine

24 Ago 2012 Beatriz del Río Sin Comentarios

¿Planes para el fin de semana? Te ofrecemos una alternativa donde puedes disfrutar de una buena película al aire libre. Es una magnífica oportunidad para ver aquella película que te perdiste, pero esta vez bajo un telón de fondo muy especial: el cielo estrellado. ¿Te apuntas?

Cada año, la Comunidad de Madrid apuesta por este clásico del verano. Para consultar detalladamente los lugares de emisión y horarios, pincha aquí. Este fin de semana se proyectará “La llave de Sarah”, una producción francesa basada en la novela de Tatiana de Rosnay, en el municipio madrileño de La Cabrera.

En Sevilla hay una amplia oferta donde elegir. “Gnomeo y Julieta”, una divertida trama para toda la familia, se podrá ver esta noche, 24 de agosto, en Sevilla Este. También se emitirá “Bichos” en Torreblanca y “Mi semana con Marilyn” en la Diputación. Mañana, 25 de agosto, será el turno de “Cómo entrenar a tu dragón” en Alcosa y el domingo, 26 de agosto, “Kiseki” (en castellano, “Milagro”) una película japonesa para niños.

Cine de verano

En Zaragoza, este martes 28 de agosto se emite el largometraje nipón “Kabei. Nuestra madre” en el Centro Joaquín Roncal. La entrada tiene un precio máximo de 3 euros.

En Griñón, este próximo miércoles, 29 de agosto, se emitirá “Cisne negro”, protagonizada por Natalie Portman. Una excelente actuación que le hizo merecedora del Oscar en la categoría a la mejor actriz. Ese mismo día, los más pequeños están de suerte porque podrán disfrutar de “Las crónicas de Narnia: la travesía del viajero de Alba”, un viaje de fantasía que se vivirá en Hoyo de Manzanares.

Curiosidades: Por lo que hemos podido investigar, el primer cine de verano que se inauguró en Madrid no fue casual. La temperatura de la capital no es nada llevadera y menos aún en un espacio cerrado. Antiguamente, los cines no tenían sistema de refrigeración. Por este motivo, se habilitaban espacios al aire libre y terrazas desde junio hasta septiembre. Pronto surgió la idea de instalar pantallas grandes para entretenerse viendo películas. El primero en abrir se encontraba en la Glorieta de la fuente de las Cuatro Estaciones, enfrente del Museo del Prado. No tardaron en popularizarse y experimentaron su mayor auge en los años 50, 60 y 70. Lamentablemente, con el paso del tiempo han ido perdiendo ese interés inicial y no resulta tan rentable, con lo cual muchos se han visto obligados a cerrar.

La cultura cinematográfica tiene cabida tanto en invierno, como en verano. Disfruta de los últimos días de agosto haciendo algo diferente. La experiencia es tan buena que seguro que repetirás.

 

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso