Un paseíto para Semana Santa: Camino Primitivo de Santiago

20 Mar 2013 Beatriz Rodríguez Sin Comentarios

¿Pensando en realizar el Camino de Santiago en Semana Santa? No debes de ser el único, ya que hace pocos días aparecía una noticia sobre las buenas expectativas del turismo rural del Camino para Semana Santa. Tras este optimismo está el hecho de que más del 60% de las plazas ya estén reservadas. El sector confía, incluso, en colgar el cartel de completo si el tiempo acompaña.

Ya se sabe que hay muchísimos Caminos a Santiago, por eso nuestra propuesta de hoy se centra en un camino concreto: el Camino Primitivo. El primer trazado es de comienzos del siglo IX y se corresponde con la ruta que recorrió el rey Alfonso II el Casto (probablemente el primer peregrino conocido) cuando llegaron a Oviedo noticias del descubrimiento de la tumba del Santo.

Camino Primitivo de Santiago

Al trasladarse la capital del reino de Oviedo a León, la ruta de los franceses fue adquiriendo relevancia hasta el punto de desplazar a esta. Muchos peregrinos procedentes del Camino Francés tomaban el Camino de Santiago Real, desde León a Oviedo, para visitar a El Salvador, en la catedral ovetense. Desde la Edad Media se popularizó eso de “Quién va a Santiago y no visita al Salvador, va a casa del criado y no visita a su señor”.

Consta de 11 etapas: Oviedo-Grado-Salas-Tineo-Pola de Allande-La Mesa-Grandas de Salime-Fonsagrada-Cadavo Baleira- Lugo-San Román de Retorta-Palas de Rei/Mélide. En Palas de Rei o en Mélide (a 54 kilómetros de Santiago de Compostela) se une al Camino Francés. Cuenta en la actualidad con un trazado continuo principal que se corresponde con el transmitido por la tradición hasta la actualidad, además de un ámbito de protección que garantiza la integridad y autenticidad de este camino desde diciembre de 2012, momento en que se delimitó oficialmente.

A favor de esta ruta, más allá del encanto de ser la más antigua, las maravillosas ciudades de Oviedo y Lugo, el Desfiladero de Peñaflor (en Grado); el Dólmen de Filadoira y el Castro de San Gil (en Pola de Allande). Aunque también la muralla medieval de Oviedo merece ser destacada como construcción defensiva que podremos admirar a lo largo del camino, es el recinto amurallado de Lugo, declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco, quien se lleva todo el protagonismo.

¿Seducido por el encanto de lo antiguo? Si deseas conocer más al detalle los puntos de interés de este y del resto de caminos a Santiago, pincha aquí.

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso