Turismo rural en la Sierra de Hornachuelos

4 Abr 2010 Esther Villanueva Sin Comentarios

Este parque natural cordobés destaca por unos bosques mediterráneos donde el hombre ha sabido mantener  el equilibrio entre aprovechamiento de recursos (se ha convertido en paraíso cinegético) y conservación del entorno.

Dehesas y bosques de encinas, alcornoques y quejigos dan sabor y color mediterráneo a la Sierra de Hornachuelos. Ubicada en el occidente de Córdoba es un Parque Natural de hábitats bien conservados, en los que hombre y naturaleza se complementan. De hecho, gran parte de sus más de 60.000 hectáreas son fincas privadas dedicadas a la explotación cinegética.

Pero esto no significa que sea sólo un lugar para aficionados a la caza, no. Cualquier viajero que busque paisajes tranquilos e increíbles panorámicas no puede olvidarse de estas tierras, destino perfecto de turismo rural.

Un caserío blanco y de calles empinadas es la puerta de entrada al parque natural al que da nombre. Así es Hornachuelos, el pueblo desde el que se debe tomar la sinuosa carretera que lleva hacia la aldea de San Calixto y su convento de Nuestra Señora de la Sierra, lugar de retiro y espiritualidad. En apenas dos kilómetros, aparece el Área Recreativa Huerta del Rey, con su centro de interpretación para la información del visitante.

Desde aquí parten las seis rutas que, convenientemente señalizadas y alguna también adaptada para personas con problemas de movilidad, permiten adentrarse en el espacio protegido a pie, en bici e incluso a caballo y en burro, algo que facilitan desde el mismo centro, que además tiene restaurante y tienda de productos de la zona.

De cualquier forma, son la mejor opción para descubrir que éste es un lugar de bosques y agua, como demuestran los ríos Retortillo, Bembézar y Guadiato, con sus respectivos embalses. Que es un enclave que ofrece espectaculares panorámicas, como la del monasterio de Santa María de los Ángeles (siglo XV), que se levanta sobre las escarpadas laderas que miran al Bembézar. O que es un espacio para disfrutar contemplando el correteo de ciervos y el vuelo de buitres negros y leonados, u observando abejarucos, martines pescadores o mirlos acuáticos.

Además, sus acogedores pueblos también tienen mucho que ofrecer: como el ya mencionado de Hornachuelos, con su recinto amurallado e iglesia de Santa María de las Flores; Almodóvar del Río, con su interesante patrimonio histórico-artístico, en el que destaca su poderoso castillo; o Posadas, con sus templos, paseos, casas palaciegas…

Tras el intenso viaje por las calles y naturaleza de estos municipios, hay que reponer fuerzas, cómo no, con alguno de los platos de caza que aquí se elaboran: guiso de perdiz, pierna de venado en salsa picante o chorizo de venado.

Más información:

Localización: La Sierra de Hornachuelos no está lejos de Córdoba, ciudad desde la que se puede llegar tomando la A-431 hasta Hornachuelos. Desde el pueblo, la CO-142 lleva hasta el interior del parque y su centro de interpretación, del que parten las rutas para conocerlo.

Información: Centro de Visitantes Huerta del Rey. Ctra. de Hornachuelos a San Calixto, km 1,5. En Hornachuelos. Tel. 957 641 140.

Alojamientos: Casas rurales de Córdoba

Tags:

Publicado en Ecologia y Naturaleza

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso