Tesoros naturales en la Serranía de Cuenca

10 Oct 2012 Beatriz Rodríguez Sin Comentarios

En la provincia de Cuenca hay un complejo natural formado por siete lagunas cuyo tamaño, variedad de colores y entorno hechizarán al visitante. Las Lagunas de Cañada del Hoyo (Cuenca) son un paisaje de dolinas y torcas de origen kárstico, con gran valor científico, ecológico y paisajístico. En 2007 fueron declaradas Monumento Natural por la Junta de Castilla-La Mancha.

Monumento Natural de las Lagunas de Cañada del Hoyo (Cuenca)

Uno de los aspectos que más llaman la atención es que el agua de cada laguna es, en apariencia, de distinto color. Esto se debe a la presencia de microorganismos (que hacen que cambie el color del agua a la vista del ojo humano), la incidencia de la luz, el momento del día, la estación del año o el calor.

La Laguna Gitana era azul, pero la contaminación la tiñó de verde allá por los años ochenta; la del Tejo es azul oscuro y el Lagunillo del Tejo es negro. La Parra es azul, Cardenillas azul celeste, Tortugas negro y Llana verde, por la presencia de vegetación sumergida.

  • La laguna de la Gitana también recibe el nombre de laguna de la Cruz. Se trata de uno de los dos lagos meromícticos existentes en España. Destaca el cambio de color que se produce en el agua de la laguna durante una semana al año, pasando del color azul verdoso al azul blanquecino.
  • La laguna del Tejo es la más grande de todo el conjunto, con 200 metros de diámetro, y también la más profunda: 30 metros aproximadamente.
  • Los lagunillos de aguas negras, Tejo y Tortugas, con una profundidad de entre 5 y 8 metros, deben la tonalidad de sus aguas a la dispersión de la luz de las partículas orgánicas en suspensión. Como su nombre indica, el segundo alberga gran cantidad de reptiles y anfibios.
  • La laguna de la Parra destaca por la singularidad geológica de su pared, la variedad de plantas que acoge en su cubeta y la increíble mineralización y transparencia de sus aguas. Pueden distinguirse hasta tres fallas, que ponen de manifiesto las distintas direcciones de los estratos.
  • La laguna de las Cardenillas llama la atención del visitante por la tonalidad azul celeste de sus aguas, especialmente evidente en la época estival, cuando el agua de todas las lagunas se aclara considerablemente.
  • La laguna Llana debe su nombre a que tanto su entorno como su fondo son mucho menos abruptos que en las demás lagunas. Sus aguas tienen un tono verdoso que evidencia la riqueza de algas, que atrae a una mayor cantidad de aves y mamíferos.

Las sietes lagunas se dividen en dos grupos: superior e inferior. La laguna Gitana, la del Tejo y el lagunillo del Tejo forman parte del grupo superior y son de acceso libre, mientras que las otras cuatro se encuentran dentro de una finca particular y para su visita es necesario contar con la autorización del propietario.

En los alrededores existen varios parajes, algunos desconocidos, de gran encanto artístico, geológico y/o natural. Por ejemplo, el Castillo del Buen Suceso, Las Torcas de los Palancares, las balsas y cascadas (en Valdemoro-Sierra), Los Coberteros (en Pajaroncillo) o la localidad de La Cierva, donde se puede realizar un recorrido geológico y visitar su museo etnológico.

Monumento Natural de Las Torcas (Cuenca)

Las Torcas, a 10 kilómetros de las lagunas, son otro Monumento Natural compuesto por enormes depresiones del terreno, que podrían parecer fruto del impacto de varios meteoritos hace siglos. Se compone de 22 torcas que pueden contemplarse a través de distintos recorridos, en función del tiempo y las ganas de caminar.

¿Demasiados sitios para visitar? No te preocupes, puedes recorrerlos en un solo día. O darte un homenaje un fin de semana y disfrutar del entorno tranquilamente.

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso