Sitios naturales en la isla

8 Ene 2014 Jennifer García Sin Comentarios

La Gomera está hecha para el caminante. Para quien quiera perderse por sus frondosos bosques, por sus imponentes barrancos, por sus verdes valles. Para quien quiera descubrir, paso a paso, un paisaje excepcional, propio de otros tiempos.

Un paisaje esculpido a golpe de mar, con sus profundos acantilados, o envecejido por el paso de los siglos, como el Parque Nacional de Garajonay. Vestigio de la Era Terciaria, nada menos, Garajonay es un bosque donde encontrarse con la historia del mundo. Una vegetación prehistórica, regada por el agua de sus muchos manantiales , espera al viajero que se adentre por sus mágicas entrañas. Declarado por la Uneso Patrimonio de la Humanidad, cualquier ruta es buena para conocer los atractivos de este Parque Nacional.

Pero hay más. En la isla, auténtico paraíso para el visitante que busca la paz y el sosiego de sus vacaciones, abundan senderos y caminos que le transportan, a través de su intrincada orografía, por sus caseríos, sus barranqueras o sus bancales agrarios, fruto del noble esfuerzo de los gomeros. Valles cubiertos de palmeras que abrazan pequeñas y sugerentes playas o la estampa inverosímil del Teide, majestuoso allá en la vecina isla de Tenerife, pueden ser la culminación perfecta de una excursión inolvidable.

Y es que la Isla Mágica, tal como es conocida la Gomera, con su naturaleza abrupta pero serena, salvaje pero apacible, está llena de tesoros sorprendentes para el forastero. Quien tendrá, también, la oportunidad de conocer el silbo, un lenguaje especial con el que los habitantes han derrotado, durante siglos, las distancias montañosas de su territorio.

Tags: ,

Publicado en Rutas y Escapadas

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso