Ruta por los Reales Sitios

16 Nov 2014 Jennifer García Sin Comentarios

Esta es la zona segoviana donde la naturaleza se muestra en toda su pujanza y el viajero puede descubrir sus más recónditos vericuetos. Su belleza se centra en la espectacularidad de sus paisajes serranos, espesos bosques de pinos, reservas de gamos, ríos trucheros y un clima excepcional. No es extraño, pues, que los Reyes de España levantaran aquí sus Palacios de Caza y Recreo.

Desde Segovia, por la carretera N-110 llegamos a Villacastín. Esta villa nos saluda con la impresionante traza herreriana de la iglesia parroquial. En su magnifico interior contrajo matrimonio Felipe V. El pueblo nos sorprende con casas blasonadas y el escudo picado de una de ellas recuerda el castigo a quienes hicieron causa común con la revuelta comunera.

Tomando la carretera en dirección a Madrid y a un kilómetro de Navas de San Antonio, se levanta la Ermita de San Antonio del Cerro. Más adelante el Santuario del Cristo del Caloco, se alza sobre EL ESPINAR, rico pueblo pinariego de leñadores y «gabarreros», de gran tradición ganadera gracias a los ricos pastos montañeses. La belleza de su asentamiento en un anfiteatro montañoso ofrece atractivos lugares de remanso como la «Boca del Infierno». En el pueblo la iglesia de San Eutropio muestra entre otras riquezas un espléndido retablo.

Salimos a la carretera general y en dirección a Segovia tomamos a la izquierda la carretera que lleva Navas de Riofrío. Antes de este municipio llegamos a la entrada del Parque del Real Sitio del Palacio de Riofrio. El característico bosque de encinas y buenos pastos que comprenden sus muros cobija una abundante manada de gamos que para delicia del visitante no tienen temor en mostrarse de cerca. En el bello palacio, además de la magnifica escalinata y sus bien conservadas estancias, se encuentra el museo de la Caza, donde en espléndidos dioramas se muestran las especies cinegéticas españolas.

Pasando de nuevo por la ciudad de Segovia, cogemos la carretera CL-601 en dirección a la Granja de San Ildefonso. Conformada la población en torno al Palacio Real y sus esplendidos jardines – éstos contienen una enorme colección de fuentes con juegos de agua enmarcadas por espesas arboledas a cual más atractiva; un detalle importante: las fuentes «corren el agua» a las 5,30 de la tarde -, bien merecen un reposada visita.

Un par de kilómetros más adelante entramos a la derecha en el antiguo Campamento de Robledo para, atravesando las primeras elevaciones de la Sierra llegar a Valsaín, con una impresionante vista del circo montañoso que conforma el valle del Eresma.

Tags: ,

Publicado en Rutas y Escapadas

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso