Ruta del Románico en la Comarca del Pirón

29 Jun 2014 Jennifer García Sin Comentarios

La provincia de Segovia es inicialmente repoblada a partir de finales del siglo XI, en un contexto plenamente castellano, el llamado “primer románico” o “románico lombardo” es completamente inexistente en estas tierras, ya que éste se da casi exclusivamente en las comarcas pirenaicas del norte de Cataluña y Aragón.

Del “segundo románico” o “románico pleno” sin embargo sí existen algunas construcciones. Podemos citar entre ellas la iglesia de El Salvador de Sepúlveda. Esta construcción presenta una arquitectura románica muy depurada como correspondería a cualquier otro templo del Camino de Santiago construido entre el final del siglo XI y las primeras décadas del XII. Otra cosa es que su escultura sea muy ruda y popular como consecuencia del trabajo en ella de artesanos poco ilustrados.

También se considera perteneciente a esta fase del estilo la iglesia de San Millán de Segovia, cuya arquitectura está heredada de la catedral aragonesa de Jaca y edificada en las primeras décadas del XII.

En la provincia de Segovia, como en todo el sur de Castilla, lo que verdaderamente es abundante son templos pertenecientes al “tardorrománico” tanto en su variedad barroquizante como de influencia cisterciense. De las primeras lo más destacable es la presencia de galerías porticadas y rica decoración orientalizante. En cuanto a la influencia cisterciense hay que destacar la presencia de importantes restos de dos monasterios en Sacramenia y Collado Hermoso.

Entre las más interesantes nos encontramos con las construcciones de la comarca al noreste de la ciudad de Segovia. Como la mayoría de la provincia cuenta con abundantes ejemplos. La característica más importante es el parecido a los templos de la capital y la profusión de decoración vegetal de sus puertas.

La iglesias más importante son las de San Miguel de Sotosalbos y Nuestra Señora de la Asunción de Torreiglesias.

La de Sotosalbos se trata de una de las iglesias más conocidas del románico rural segoviano. Dispone de cabecera plana y de una hermosa galería de altas columnas dobles.

Lo más destacado, además de la talla de los capiteles, es la colección de canecillos y metopas de la galería, con bustos de personajes de la época, animales, flores y figuras geométricas de inigualable imaginación y que se parecen a los de la cornisa de San Juan de los Caballeros.

El templo parroquial de Torreiglesias dedicado a Nuestra Señora de la Asunción es buen ejemplo de lo que ocurre con muchos casos del románico rural segoviano.

Se trata de un templo poco conocido, fundamentalmente porque salvo los vecinos de la población y unos pocos estudiosos del arte de Segovia, nadie conoce la monumental portada que queda escondida y olvidada dentro de un porche cerrado.

Ésta es la principal razón por la que todavía el románico rural de Segovia no se aprecie como merece ya que muchas de sus magnificas puertas se encuentran tapadas -hemos catalogado más de 40 en esta situación- por lo que pasan desapercibidas.

Aunque el interior de la iglesia está renovado, es destacable su ábside de tambor con tres vanos de iluminación.

Lo más importante y que pasa desapercibido -como hemos indicado- por estar tapada por un porche cerrado es su gran portada de cinco grandes arquivoltas decoradas con finos motivos florales, además de con una serie de animales en diferentes actitudes que se conservan perfectamente.

No debemos olvidar visitar, además, los templos de Caballar, Pelayos del Arroyo, Turégano, la Higuera, etc. ya que esta ruta esta repleta de monumentos románicos que se pueden considerar -por sus características- como emblemáticos del románico segoviano.

Tags:

Publicado en Rutas y Escapadas

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso