Ruta de los Ancares

8 Sep 2014 Jennifer García Sin Comentarios

Los Ancares es la comarca más atrasada de la provincia de León. Casi despoblada, hoy en día se le busca una cierta recuperación a través de un turismo, no excesivamente voraz con el medio. La arquitectura popular tiene en esta zona los elementos más antiguos, aún en utilización en algunos casos; se trata de Las Pallozas, viviendas rurales de procedencia prerromana y cuya característica más sobresaliente es su cubierta de paja.

ancares

Fuente: Juan Lois

Comenzaremos nuestro recorrido en Villafranca del Bierzo, capital cultural e histórica de El Bierzo. Nos dirigimos por la nacional VI hasta el desvío a Balboa, donde señorea la torre del castillo, cerca, pueblos como Cantejeira y Pumarín con ejemplares de pallozas y hórreos. Después de breve visita, nos vemos obligados a volver, para adentrarnos por el desvío de Paradela hacia Paradaseca. Las carreteras no son muy buenas, pero el paisaje que se puede contemplar, lo compensa.

En Paradaseca comienza la Reserva Nacional de los Ancares. Desde aquí a Aira da Pedra, desde la que podemos llegar, si hace buen tiempo, por una pista a Burbia, con restos de pallozas y arqueología viva de gentes trabajando la tierra con los métodos más tradicionales. De Burbia por carretera de nuevo, a lo alto, y de ahí hasta Vega de Espinareda, el paisaje es el mejor compañero, y aunque de monte bajo, es de belleza sencilla.

Vega de Espinareda es hoy un pueblo grande, poblado, con numerosos servicios y con un monasterio reconstruido en el siglo XVIII que tiene al lado la “Fuente de la Vida”. dicen que quien bebe de ella 7 veces mantiene la salud siempre.

Por Vega de Espinareda al puerto de Lumeras, de nuevo el paisaje es protagonista. Sorbeira, Candín, Suertes, pueblos con vida al más puro estilo tradicional, molinos de agua al lado del río y curiosos colmenares: construcciones circulares de piedra que protegían las colmenas de tronco de árbol, de enemigos como el oso. En Tejedo está el santuario de la Magdalena, que celebra su romería el último domingo de julio, y nuevo puerto camino de Balouta y Suárbol. En el primero, la única palloza habitada, y en el último, unas pocas pallozas más que resistieron el fuego que las destruyó a mediados de siglo.

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso