Ruta con historia por Ibiza

25 Oct 2010 Esther Villanueva Sin Comentarios

La riqueza de la isla de Ibiza llevó a la declaración como Patrimonio de la Humanidad de lugares como el recinto amurallado de Dalt Vila. Aquí nació su capital, una zona que invita a pasear y disfrutar de bellas panorámicas.

Más allá del sol y la playa que cada año atraen a miles de turistas, Ibiza presume de una buena oferta de turismo rural, natural y cultural. De hecho, su diversidad hizo que, en 1999, la UNESCO reconociera como Patrimonio de la Humanidad al recinto amurallado de Dalt Vila, la Necrópolis de Puig del Molins, el poblado fenicio de Sa Caleta y las praderas de posidonia oceánica de Ses Salines.

De todo ello, destacamos en esta ocasión el casco antiguo de Ibiza. Es Dalt Vila, una zona llena de baluartes, pequeñas casas blancas, estrechas callejuelas empedradas, terrazas donde sentarse y disfrutar de buenas vistas hacia el Mediterráneo, tiendas y ajetreo. Está en lo más alto de Ibiza y domina toda la ciudad, invitando a subir sus cuestas para descubrir el origen de la misma.

Por el barrio de La Marina y justo frente al viejo mercado, se encuentra el puente levadizo que sube hasta la entrada principal, el Portal de las Tablas, cuyo escudo de piedra dice que las murallas son del siglo XVI.

Tras este primer ejercicio, se encuentra el Patio de Armas, una especie de callejón empedrado y porticado que lleva a la plaza de Vila. Ésta es un animado espacio rodeado de casitas con balcones, terrazas en las que tomar algo y comercios, y donde comienza el caminar por unas murallas mandadas construir por Felipe II para defender la costa mediterránea de los posibles ataques de franceses y turcos.

Saliendo de la plaza hacia la derecha, una pequeña calle lleva al Baluarte de San Juan. En él se encuentra el Museo de Arte Contemporáneo, desde el que se tiene la primera panorámica del interior de la fortificación, la ciudad de Ibiza y su puerto, y el mar, verde, profundo, tranquilo…

Sin perderlos de vista, se continúa sobre las piedras de las murallas para arribar al segundo de los baluartes que vigilaban las intrusiones enemigas, el de San Pedro o el Portal Nou, bajo el que hay otra entrada a la fortificación.

A su lado, uno de los rincones más bonitos de Dalt Vila, la plaza del Sol, desde la que hay que animarse con las escaleras empedradas y empinadas que llevan al baluarte de San Jaime. Ya en él, uno debe tomarse un respiro frente al mar, antes de emprender la subida al de Sant Jordi. Y desde él al de San Bernardo y el de Santa Tecla, desde el que se divisan el puerto, la Torre del Homenaje del Castillo, la Catedral y Formentera.

Pero en ellos no acaba Dalt Vila. Ahora se debe descubrir su interior, perdiéndose y callejeando. Así se conocen el Castillo y Almudaina, la Catedral, el Museo Arqueológico y la Curia. Precisamente en la puerta de ésta, un mirador permite contemplar el puerto, la bahía, los tejados de este recinto y el baluarte de Santa Lucía.

Después, se puede coger la calle Mayor, flanqueada por casas residenciales, como Can Llaudis o Can Balanzat, que se remontan a la Edad Media, para dirigirse a la de San Ciriaco, donde se sitúan Sa Portella, entrada medieval a la villa, y la capilla de San Ciriaco. Muy cerca se ven también la de la iglesia de San Cristóbal y el Convento de Ses Monges Tancades.

Y siguiendo por la calle Joan Roman, se llega hasta el antiguo seminario y, más adelante, al Ayuntamiento y la iglesia de Santo Domingo, que ocupan lo que fuera convento de los Dominicos.

La ruta se va acabando, por lo que es buena idea sentarse en el mirador de la plaza de España que, sobre un acantilado, ofrece la posibilidad de disfrutar, una vez más, de la vista del mar y la isla de Formentera. Después, hay que dirigirse a las murallas para llegar al baluarte más grande, Santa Lucía. A su lado, unas escaleras bajan del recinto para recorrer la calle Sa Carrosa, cuya plaza, muestra el camino de vuelta a la plaza de Vila y el Portal de las Tablas, fin de este recorrido con historia por Ibiza.

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso