Ruta a través de los faros visitables

30 Ago 2013 Jennifer García Sin Comentarios

Están en nuestras costas, son imagen de muchas fotografías y algunos de ellos todavía siguen cumpliendo con la función para la que fueron construidos: avisar a los barcos que navegan por el mar que en poco tiempo llegarán a tierra. Utilizando la luz guían a las grandes embarcaciones que se aproximan a puerto.

Faro de Cabo Mayor (Santander)

En anteriores post ya te propusimos hacer una ruta por los faros de la costa gaditana, pero hoy, nuestro interés por este tipo de construcciones va más allá, y por eso vamos a brindarte la posibilidad de conocer cuáles de ellos están abiertos para que puedas visitarlos, descubrir sus secretos, sus escondites, vivir su esencia y sobre todo, disfrutar de una imagen del mar que jamás habrías podido imaginar.

El Faro de Santa Catalina en Lekeitio (Vizkaya). Las tres salas con capacidad total para 20 personas que se han habilitado dentro son ideales para disfrutar de este faro construido en 1862. Los visitantes tendrán la oportunidad de ver en el interior de este centro de interpretación cómo eran los antiguos sistemas de navegación y la evolución que han experimentado con los años, llegando así hasta los empleados en nuestros días. Aunque las visitas son hasta las 7 de la tarde, espera que el atardecer vaya cayendo y verás una de las imágenes más hermosas que el mar pueda regalarte. Sobre 46 metros de altura, nunca olvidarás este momento… Lekeitio se encuentra a 54 kilómetros de Bilbao, asique si te encuentras por tierras vascas y dispones de tiempo libre, no dudes en acercarte a este lugar…

El Faro de Cabo Mayor (Santander). Más antiguo que el anterior, el faro cántabro lleva alumbrando y guiando barcos desde 1839. Con salas adaptadas para los visitantes, en ellas podrás asistir a las explicaciones que los profesionales te darán, conociendo secretos y disfrutando de unas imágenes que probablemente nunca olvidarás.

El Faro de Montjuïc (Barcelona). En un entorno lleno de misterio, sobrevolando el Mediterráneo, muy cerca del cementerio y en una zona considerada reserva natural, la atmósfera que se crea es ideal para vivir un momento mágico. Es uno de los más nuevos, pues fue construido en 1906 para guiar a los barcos que tenían como destino el puerto de Barcelona. Sus vistas envidiables atraen a decenas de turistas encantados con poder visitar instalaciones como éstas.

El Faro del Cabo Torres (Gijón). Probablemente uno de los que más tiempo ha estado funcionando con el antiguo sistema de iluminación, pues hasta los años 80 no se automatizó. Su interior alberga una exposición permanente sobre la evolución de la bahía de Gijón y una Biblioteca arqueológica. Su exterior, lo que más suele interesar a los habitantes, cuenta con un mirador sobre el mar que te regalará momentos inolvidables.

Cuatro opciones turísticas que te planteamos para que disfrutes de otro tipo de visitas, nada comunes.

Tags:

Publicado en Rutas y Escapadas

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso