¿Realmente le interesa nuestro turismo rural al viajero extranjero? #COETUR

23 May 2017 Alba Bueno Sin Comentarios

En esta mesa redonda, Rafael Chamorro, subdirector General de Marketing Exterior del Turismo en Turespaña; James Keane, jefe de producto de España, Portugal y Caribe en Inntravel; y Thomas Petermann, gestor para España de la Agencia MITourA, nos hablan de las preferencias que demandan los clientes extranjeros en el turismo rural de nuestro país. Aspecto de gran interés sobre todo desde la crisis económica de 2007, donde se potenció la visita de extranjeros a nuestro país.

Fuente: @Kiribatis

Actualmente, de aproximadamente 3.600.000 turistas rurales, unos 600.000 son extranjeros. Este tipo de cliente se rige por el turismo sostenible, no de masas; busca vivir experiencias. Para esto se necesita luchar por un turismo de calidad e intentar solucionar el problema de conectividad que existe en los destinos rurales de nuestro país.

El turismo extranjero en España se ha desarrollado en los últimos años con mucho éxito, dado que se considera a nuestro país un paraje rural ideal. Para incrementar este turismo extranjero, hay que preguntarse cuáles son las exigencias de estos clientes. Por ejemplo, Petermann comentaba que, el cliente inglés apasionado del senderismo, no puede esperar a que se sirva un desayuno a las nueve de la mañana si desea comenzar su ruta a las ocho. O el cliente alemán necesita de una gran seguridad como una reserva previa.

Se deben realizar estudios de mercado exhaustivos para elegir la categoría ideal en cada zona para cada tipo de cliente de cada país extranjero. El tema de la conectividad es un tema fundamental, sobre todo para parejas e individuales. Una vez en la provincia de destino, lo más complicado para los turistas rurales extranjeros es el viaje desde el aeropuerto hasta el alojamiento, y eso es algo que hay que atajar. Una posibilidad es ofrecer servicios de microtaxis.

Con la crisis, había que evolucionar y reconocer que había que mejorar: poner servicios adicionales, mejorar la formación de idiomas… Tanto Keane como Petermann coinciden en que debería haber más formación. La formación a nivel idiomas es muy importante para el cliente extranjero. No es necesario ser bilingüe, con conocer frases cordiales en inglés con las que el huésped se sienta acogido es suficiente: “¿cómo le ha ido el viaje?”, “¿está disfrutando de su estancia?”.

El cliente extranjero puede tener exigencias por encima del cliente nacional. Se debe conocer el mercado extranjero; saber qué conocen ellos de nuestro país, qué inquietudes tiene el cliente.

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso