Qué se cuece en León, Capital Española de la Gastronomía 2018

24 Nov 2017 Alba Bueno Sin Comentarios

El pasado mes de octubre, se nombró a la provincia de León como Capital Española de la Gastronomía 2018. Al equipo de Clubrural nos entró curiosidad y como (además de unos viajeros empedernidos) somos de buen comer, decidimos ver qué se cuece por allí y comprobar si el título era merecido. Y vaya si lo es. ¿Quieres conocer los platos típicos de este maravilloso lugar? ¡Quédate con nosotros! Prometemos abrirte el apetito.

Cecina de León

Ya. Te dicen “comida” y “León” y probablemente esto sea lo primero que se te viene a la cabeza. Lo sabemos, y por eso queremos hablarte de ello en primer lugar. La cecina de León: ese trocito de carne curada que ni es filete ni jamón, sino un increíble manjar entre medias. Es uno de los productos autóctonos más demandados tanto en nuestro país como fuera de él. Y es que, sí, esta delicia también se exporta. No es para menos.

Dicen que lo mejor de nuestra gastronomía se crea con paciencia y amor, y ¡llevan razón! La cecina se elabora a partir de los cuartos traseros de la cabra, sometiéndolos a un corto período de salazón. Después se adoba y, tras esto, pasa por un período un poco más largo de ahumado natural con leña de roble. Su curación tiene una duración ¡de 3 a 6 meses!

Morcilla de León

Quizás esto te suena un poco menos. La morcilla de Burgos sí, pero ¿de León? Pues también. Y está realmente buena. Está hecha de sangre de cerdo y cebolla, y su consistencia es más bien nula. Pero en lugar de ser una desventaja, es todo lo contrario. Su poca consistencia permite elaborar auténticas maravillas culinarias con ella: añadiéndole migas, piñones…

Fuente: Bar Alaiz

A diferencia de la de Burgos, no lleva arroz. Y se come de distintas maneras: untada en pan, con el cocido, en empanada, en croquetas… Es un plato que da mucho juego y está riquísimo.

Botillo de El Bierzo

No podemos continuar con este post sin hablar del botillo. Es el plato principal en fiestas y celebraciones, sobre todo en invierno. El rey de la gastronomía de El Bierzo lleva principalmente costilla y rabo de cerdo. Además, algunas variantes llevan lengua, carrillera, paleta y/o espinazo. Se adereza con sal, pimentón y ajo, aditivos y especias naturales.

Se come cocido, pero también se elaboran otros platos con él: arroz, hojaldres, revueltos, pastel, croquetas… Como ves, los leoneses tienen mucha imaginación en cuanto a la gastronomía se refiere y no tienen miedo a mezclar platos tradicionales.

Cocido Maragato

¿Te suena Astorga? Si no lo hace, después de leer este post, lo empezará a hacer. Es verdad que, en esta localidad de riqueza culinaria, es famoso su embutido, su chocolate… pero ahora queremos hablarte de su cocido; del cocido maragato. Se trata de una comida bastante consistente, ya que su objetivo era alimentar a los trabajadores para un duro día de trabajo en el campo con tan solo una comida. Es un plato peculiar por su forma de servirlo y comerlo “al revés”. Te explicamos. En el cocido maragato se empieza por las carnes y rellenos, después se comen los garbanzos (acompañados con berza) y, para finalizar, la sopa. Además, otra tradición es tomar natillas de postre.

Bacalao al ajoarriero

La gastronomía leonesa tiene multitud de platos típicos y la mayoría están formados por carne. Ya te lo hemos enseñado: morcilla, botillo… Pero en León también hay lugar para el pescado. De hecho, la localidad de Valderas atrae todos los años a miles de personas en busca de su peculiar bacalao al ajo arriero, plato exclusivo en los restaurantes de este pueblo, además de en el restaurante Valderas de la capital leonesa. Tradicionalmente, se sirve en una gran cazuela de barro con mucho ajo y pimentón. ¡Ten cuidado cuando lo pruebes! Cuando te llega a la mesa, la salsa aún sigue hirviendo.

Sopa de trucha

Como lo lees: sopa de trucha. Es cierto que, en León, son típicas las sopas de ajo, sobre todo ahora que nos acompañan las bajas temperaturas. Pero en la zona del Órbigo van un paso más allá y toman estas tradicionales sopas leonesas con truchas. Las sopas de ajo normalmente llevan un refrito de ajo y pimentón, con el agua y “pan atrasado”; en esta ocasión el ingrediente especial es la trucha que le da un sabor y textura distintos. Así, el plato toma un aspecto rojizo (debido al pimentón) y es típico servirlo en una cazuela de barro. ¿Qué te parece? ¿Probarías esta sopa?

Tortilla guisada

Para finalizar, queremos mostrarte un plato tradicional de nuestro país que ha tomado su toque leonés: la tortilla guisada. Sí, es tortilla de patata. Y no, no tiene el mismo color y sabor de siempre. Este peculiar plato toma de base la tortilla española tradicional (recién hecha o las sobras del día anterior, eso ya como quieras; va a estar igual de rica). Para su elaboración solo tienes que guisar la tortilla en agua con pimientos, cebolla y ajo, y ponerle pimentón para que coja ese color tan original que ves en la foto. Si te atreves, ¡también hay versión picante! Una manera distinta de tomar un plato de siempre.

No podemos terminar el post sin contaros que la gastronomía leonesa es increíble y que, por supuesto, esta provincia se merece el título de Capital Española de la Gastronomía 2018. Nosotros te hemos hablado solo de algunas de sus joyas culinarias, pero hay muchas más: las ancas de rana a la bañezana, sus embutidos, el chocolate de Astorga (que tiene loco a medio país de lo bueno que está) y sus mantecadas, los nicanores de Boñar… Si tuviésemos que nombrar todas sus maravillas gastronómicas, el artículo sería interminable. ¿Por qué no te animas mejor a ir allí y probarlos todos?

Encuentra tu casa rural en León »

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso