10 pueblos de interior para visitar después del 9 de mayo

7 May 2021 Aroa Salazar Sin Comentarios

Si nada cambia, el próximo domingo 9 de mayo se levantarán los cierres perimetrales en la mayoría de comunidades y las restricciones irán desapareciendo poco a poco. A partir de entonces los viajeros tendremos mayor libertad de movimiento para desplazarnos por la península y disfrutar de los pueblos más bonitos. Si tienes pensado visitar alguno de ellos toma nota de nuestra selección de pueblos imprescindibles del interior. Seguro que todavía te falta por conocer algunos de ellos…

Patones (Madrid)

Foto: Canva

Patones es uno de los pueblos del norte de Madrid más visitados por sus casas de piedra bajas y sus calles y tejados de pizarra. Al ser un pueblo pequeño y de acceso restringido lo mejor es ir temprano para no quedarte sin sitio en la zona de parking, ya que sino no podrás visitarlo. También te recomendamos reservar en cualquiera de sus restaurantes con antelación y llevarte cualquiera de sus productos locales como las mieles que son típicas de la zona.

Rupit i Pruit (Barcelona)


Foto: Canva

Quizás sea uno de los pueblos más desconocidos de Barcelona… Y no entendemos por qué, ya que su cuidada arquitectura y la envidiable localización en las montañas del interior de la comarca de Osona lo hacen único. Rupit i Pruit es un pueblo medieval con mucho encanto al que solo se puede llegar cruzando un pequeño puente colgante por encima del río. Bonito, ¿verdad?

Agüero (Huesca)


Foto: Canva

El pueblo de Agüero se sitúa en la zona prepireinaica de Huesca. Enclavado en un valle a los pies de los mallos, este lugar es uno de los favoritos de los viajeros por su espectacular belleza. Sus mallos son formaciones creadas por la erosión del agua y el viento hace millones de años. Pero además el pueblo todavía conserva algunos edificios patrimoniales como la Iglesia de Santiago, declarada Monumento Nacional.

Hervás (Cáceres)


Foto: Canva

Situado al norte de Cáceres, Hervás es uno de los pueblos más antiguos de España. Además, su judería está declarada Conjunto Histórico-Artístico por conservar las casas de adobe y madera con balcones volados. ¡Te aseguramos que no vas a parar de hacer fotos! Eso sí, no te puedes ir sin probar su deliciosa gastronomía y sus dulces sefardíes.

Iznájar (Córdoba)


Foto: Canva

Este bello municipio de Córdoba destaca por encontrarse situado en lo alto de una colina. Allí se encuentra el Castillo de Hisn-Ashar y se pueden contemplar las mejores vistas del pueblo. Sus casas blancas y sus calles estrechas hacen de Iznájar un lugar encantador para visitar en cualquier época del año y dejarte enamorar por la amabilidad de sus gentes.

Olite (Navarra)


Foto: Canva

Olite es uno de los pueblos más importantes de la península. Prueba de ello es su Palacio Real, declarado Conjunto Monumental y Monumento Nacional en 1925. Si quieres acercarte hasta aquí lo mejor es hacerlo durante sus fiestas medievales celebradas en agosto. Una época perfecta para disfrutar de su mercado medieval, fiestas y comidas populares y representaciones teatrales.

La Alberca (Salamanca)


Foto: Canva

Un lugar único y de gran tradición que destaca por su conjunto de casas y balcones de madera antiguos. La Alberca es uno de esos pueblos muy bien conservados que nos permite apreciar la arquitectura de la época y retroceder en el tiempo. Además, se encuentra muy cerca de otros puntos de interés como el Meandro del Melero o el Parque Natural de las Batuecas-Sierra de Francia.

Siurana (Tarragona)


Foto: Canva

Siurana es el lugar perfecto para una escapada de fin de semana. Un pueblecito de cuento situado sobre un río y un precioso castillo árabe enclavado en lo alto de la colina. Además, cada año cientos de excursionistas y escaladores se acercan hasta aquí para disfrutar de sus increíbles acantilados.

Vejer de la Frontera (Cádiz)


Foto: Canva

Sin duda, Vejer de la Frontera es uno de los pueblos más visitados del interior de Cádiz. Sus espectaculares vistas al atardecer y su conjunto de casas blancas y calles estrechas lo han convertido en uno de los favoritos de Andalucía. Un pequeño pueblo amurallado con uno de los cascos históricos mejor conservador de la península.

Alarcón (Cuenca)


Foto: Canva

En Alarcón hay dos cosas imprescindibles para ver. Una es su castillo medieval perfectamente conservado y otra son las vistas al pantano que rodea el pueblo que forma un meandro del río Júcar. Además, podrás realizar una ruta circular llamada la Vía Verde del Jara que rodea el pueblo.

Deja un comentario

Acepto el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso