¿Podemos vivir sin internet?

1 Jul 2013 Jennifer García Sin Comentarios

Vivimos conectados. Es una realidad innegable. Desde que nos despertamos hasta que nos dormimos pasamos varias horas en internet. Si antes lo raro era estar frente al ordenador navegando y no en la calle jugando, ahora lo extraño es pasar unas horas sin acceder a la red. Nuestra vida depende de internet. Ya incluso se ha vuelto imposible tomar algo con los amigos sin tener el móvil a mano. De ahí que algunos bares hayan desarrollado un pequeño invento consistente en poner en el centro de la mesa una cajita en la que depositar los móviles hasta la hora de pagar, si alguien lo cogiera antes, se tiene que hacer cargo de la cuenta. Una buena solución para prestar atención a la conversación y no al móvil.

Vivir sin internet

Por eso hay muchos viajeros que para desconectar de internet y de la realidad, eligen un destino rural en el que descansar, no preocuparse por nada, que el ruido no altere su tranquilidad. ¿El fin? La búsqueda de un oasis de paz.

Pero es tal la dependencia que tenemos de la red, que incluso cuando elegimos un alojamiento lo hacemos en función de si tiene o no conexión a internet y sólo prestamos atención a la posibilidad de que ofrezca wi-fi. Viajamos a un destino aislado para desconectar, y… ¿queremos internet? No es que sea contradictorio, pero si al menos, un tanto extraño. En España la provincia que cuenta con el mayor número de casas rurales con acceso a internet es Asturias seguida de Girona y Granada. Aunque si hablamos de los porcentajes que miden la relación entre el número de casas que hay y las que tienen conexión, Vizcaya es la que tiene el porcentaje más alto, pues el 70% de ellas cuentan con acceso. En segundo lugar encontramos de nuevo a Girona con el 57,78% seguida de La Coruña y el 54,72%. A pesar de estas llamativas cifras, en España la media de alojamientos que ofrecen a sus viajeros la posibilidad de acceder a internet en el interior de las casas es del 38,66%.

El hecho de tener esa dependencia a internet está principalmente relacionado con el whatsapp. Quizá podamos estar unos días sin acceder a las noticias diarias, sin conectarnos a las redes sociales o ver los últimos fichajes deportivos, pero necesitamos estar conectados con nuestros conocidos, saber qué es de su vida, y contar cómo lo estamos pasando.

Cierto es, por otro lado, que la posibilidad de tener esa conexión puede facilitarnos el trabajo a la hora de visitar cosas y conocer mejor el entorno que nos va a rodear durante unos días. Pero también puede suponer un problema si pasamos demasiado tiempo haciendo uso sin aprovechar el lugar que hemos elegido para descansar.

Ya no es necesario pasar tiempo frente al ordenador en vacaciones, ahora otros dispositivos como los móviles y la Tablet están relevando a los portátiles. Aun así esto puede tener algunas consecuencias. Una de ellas sería el no aprovechamiento del destino. Muchas ciudades y pueblos de nuestro país tienen una amplia variedad de actividades de ocio que ponen a tu disposición. No verlas o no practicarlas por estar conectados a internet supondría dos conclusiones precipitadas sobre el lugar que hemos elegido para las vacaciones: una es que, realmente no es tan espectacular como había pensado y habías visto a través de la red, y otra que te arrepientas de no haber aprovechado el tiempo cuando debías, motivo que te pueda llevar de nuevo a ese lugar para de verdad contemplar la riqueza y belleza del paisaje, de la cultura, de la historia.

Lo que principalmente atrae del turismo rural es el cambio tan fuerte que se produce entre el campo y la ciudad. Y una de esas diferencias está en las tecnologías. En la naturaleza, ni el móvil, ni el ordenador, ni la tablet son necesarios. Viajar a ella es olvidarte por unos días de todos esos aparatos que tanto te facilitan la vida pero de los que llega un momento en el que nos acabamos cansando. No obstante no es negativo que un destino rural tenga acceso a internet, de hecho es un gran paso hacia el desarrollo tecnológico de los pequeños pueblos que aún no tienen la posibilidad de hacerlo.

El hecho de que una casa rural tenga conexión a la red es importante, pero somos nosotros quienes tenemos que saber controlarnos y determinar la importancia y relevancia de acceder a internet en unas vacaciones concebidas para descansar y desconectar.

Publicado en Algo Especial

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso