¿Olvidaste tu libido en el hotel?

25 Ene 2013 Jennifer García Sin Comentarios

¿Qué pueden tener en común la trilogía de “Cincuenta sombras de Grey”, recipientes para las tartas o cargadores del móvil?

Aparentemente nada, y por mucho que pienses, es casi seguro que no puedas buscarle una relación lógica a esta suma de cosas. Tiene que ver con sucesos que ocurren prácticamente a diario en hoteles y casas rurales…Quizá con esta pista hayas logrado encauzar nuestra adivinanza… Y si no, te damos la respuesta. Estamos hablando de los objetos más olvidados tras unas vacaciones o unas jornadas de descanso en un alojamiento.

Es típico que los días de tranquilidad nos relajen demasiado y a la hora de hacer las maletas para el regreso, muchas cosas se queden en los armarios, las mesillas o los cajones. En España es normal que los propietarios se encuentren cosas tan habituales como cargadores del móvil o tarteras(de los primeros seguro que enseguida nos damos cuenta), o menos comunes como el propio ordenador portátil o incluso hasta algún miembro de la familia. Despistes que se convierten en problemas cuando el olvido alcanza cotas importantes como las llaves de casa o las del coche.

No es nada del otro mundo, de hecho ocurre muy a menudo en los hoteles de España. Hablamos de dejar en el alojamiento el libro que estás leyendo. Aunque sí que llama especialmente la atención que en el último año la trilogía de “Cincuenta Sombras de Grey”, haya sido el más olvidado. ¿Falta de tiempo para leer, mientras los huéspedes se dedican a otras cosas? o quizá ¿un olvido forzoso provocado por algún marido celoso de Grey? Ahí queda la pregunta…

Aunque no todo son despistes. Hay algunos huéspedes que se sienten atraídos por la decoración y que no dudan en “copiar” su estilo, con elementos muy “parecidos”. Espejos para adornar las paredes o mesas de estudio, son los objetos que aunque es raro,suelen desaparecer de las habitaciones.

También es típico sobre todo en casas rurales con chimenea, “tomar prestada” la leña. De esta forma los visitantes se ahorran la laboriosa y aburrida tarea de irla a buscar al campo para sus casas. Y lo mismo ocurre con los productos de limpieza, las mantas y las sábanas…Del típico “qué bien huele este champú”, hemos pasado al “este aire acondicionado es mejor que el mío”. ¿La crisis? ¿El ingenio de los huéspedes? Sea cual sea la razón, la audacia sigue creciendo a pasos agigantados.

Tú como huésped, ¿qué ha sido lo más curiosos que has olvidado tras unas vacaciones?

Y tú como propietario, ¿a qué famosos episodio de “amigo de lo ajeno” has tenido que hacer frente?

Queremos conocer más curiosidades de nuestros hoteles y casas rurales. Anímate, coméntanos tu experiencia.

 

Tags:

Publicado en Algo Especial

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso