La Muralla China de Finestres ¡conócela!

5 Mar 2018 Jennifer García 1 Comentario

La geografía española, tan caprichosa, tan irregular, tan auténtica, nos regala a veces paisajes únicos. La forma lineal en algunos casos o abrupta y accidentada en otros permite que podamos visitar lugares tan especiales como este. Se trata de la que se ha conocido como la Muralla China de Finestres. Al contrario que la mítica construcción asiática, la aragonesa es capricho de la naturaleza. Veamos más sobre esto.

¿Dónde está la Muralla China de Finestres?

Aunque a día de hoy sea un pueblo abandonado, Finestres (Huesca) todavía logra lucir algunos de los monumentos históricos que prueban la existencia de vida hace algunos años lejanos. El acceso se hace a través de Estopiñán en plena Sierra del Montsec. Sin duda alguna, el mayor atractivo de Finestres es la que se ha conocido como Muralla China. Muy cerca del embalse de Canelles, este cúmulo de agua llega a ser insignificante en detrimento de la dos paredes de piedra verticales y paralelas que se elevan frente a él.

Perteneciente a la Sierra del Montsec de Aragón, esta barrera de origen natural es la auténtica protagonista del paisaje que rodea la zona.

La localidad oscense aunque pequeña, conserva mucho del encanto que reunió cuando aún tenía habitantes. Pero este estado de abandono no es reciente. De hecho, tal era la poca relevancia de la localidad que ni siquiera la Guerra Civil afectó al pueblo.

La Muralla China de Aragón


Este capricho de la naturaleza no recuerda a la construcción china por su color, sino por lo impresionante de su forma.  Puntas escarpadas sortean un terreno irregular con picos y valles que durante muchos años sirvieron para dar cobijo al castillo medieval de Finestres el cual todavía puede visitarse. Si decides hacerlo, no esperes encontrarlo en buen estado de conservación: el paso del tiempo ha hecho que la estructura inicial quede prácticamente en ruinas.

Y lo mismo ocurre con la ermita de San Vicente. En su edificación se aprovecharon las rocas como una de las paredes de la construcción. Pero el paso del tiempo no ha sido benévolo con ella y a día de hoy tan solo pueden verse algunas de las ruinas que todavía las inclemencias meteorológicas no han podido acabar con ellas.

No se sabe nada sobre quién lo pudo descubrir ni cuando, solo se acierta a adivinar que el que lo hizo, fue por pura casualidad ya que el acceso es bastante complicado y no se encuentra relativamente cerca de ningún núcleo de población. Una zona a trasmano que ofrece como resultado un paisaje probablemente único en España.

Estas paredes verticales y paralelas de roca caliza parecen remontarse al Cretácico Superior.

Rutas

De hace unos años a esta parte, la Muralla China de Finestres ha logrado situarse como uno de los destinos más destacados de Huesca y de aquellos que buscan lugares impresionantes fuera de lo común. De hecho hay una ruta que permite conocer más en profundidad no solo la muralla y el embalse, sino también todas aquellas nimiedades que por pequeñas que parezcan, forman parte de este hermoso lugar.

La ruta tiene una estimación de 4 horas de duración con 14 kilómetros (ida y vuelta) de distancia. Por las condiciones del terreno, está catalogada de fácil, donde se pueden encontrar desniveles de hasta 549 metros. La salida está programada desde el municipio vecino de Estopiñán del Castillo para finalmente terminarla en Finestres.

Aunque esta ruta también se puede hacer en coche, es especialmente recomendable hacerlo a pie, pues es de la única forma en que se puede apreciar al 100% la belleza de la zona.

Aunque en todo momento estamos hablando de la Muralla China de Finestres, aprovechamos la ocasión para mencionar que no siempre ha sido este nombre con el que se ha conocido este espacio. En realidad su verdadero nombre es Roques de la Vila pero con el paso del tiempo fue haciéndose popular la Muralla China de Finestres o Muralla China de Aragón.

Embalse de Canelles

Por extensión y ubicación, el embalse de Canelles también es coprotagonista del paisaje. Enclavado entre las provincias de Huesca y Lleida, hace de frontera natural entre ambas. Construido en 1960, se alimenta de las aguas del río Noguera Ribagorzana siendo el segundo embalse más grande del Ebro tras el de Mequinenza.

Además, esta muralla se encuentra muy cerca de las famosas pasarelas de Montfalcó. Una excursión de vértigo para quienes no tengan miedo a las alturas.

 

1 Comentario en “La Muralla China de Finestres ¡conócela!”

Paco Martin

En la Sierra Norte de Guadalajara hay otro paisaje que recibe el mismo nombre de Muralla China. La carretera que baja al puente de pizarra sobre el río Jaramilla, con desniveles que en algunos puntos supera el 25%, y luego sube hacia El Cardoso de la Sierra crea una visión que en nada envidia a la que se comenta en este artículo.
Más información en https://blog.laveredadepuebla.com/2014/10/17/la-muralla-china-en-perspectiva/

07/03/2018 09:34

Deja un comentario

Acepto el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso