Monte Neme, el lago de Galicia que triunfa en Instagram donde está prohibido bañarse

4 Jun 2021 Aroa Salazar Sin Comentarios

Hace un tiempo que Monte Neme se hizo viral en redes sociales por sus espectaculares aguas turquesas que compartieron varios instagramer. El idílico paisaje, su arena de color rojizo y sus aguas cristalinas son el reclamo perfecto para cientos de aspirantes a influencer. Situado entre los municipios de Carballo y Malpica de Bargantiños, este lugar ya posee cerca de 3.000 menciones en Instagram y sigue subiendo. Pero esta antigua mina de wolframio y estaño esconde algo más… y es que sus aguas tóxicas son un riesgo para la salud.

Historia del Monte Neme

Según cuenta la leyenda, este lugar era conocido por ser un punto de encuentro de meigas y brujas. En este lugar se reunían las brujas coincidiendo con el solsticio de verano durante la noche de San Juan. Además, muy cerca de allí se encontraba la Iglesia de Ardaña cuya estatua de San Vicente decían que quitaba el mal de ojo a los niños.

Más tarde, durante la segunda Guerra Mundial, Monte Neme sirvió como explotación del wolframio que servía para crear material de guerra. La mina siguió explotándose hasta su cierre. Sin embargo, en febrero del 2014 una de las balsas se rompió provocando el vertido de más de 24.000 metros cúbicos de agua contaminada con un alto porcentaje de elementos como el aluminio. Tras esto se realizaron varios análisis del agua que confirmaron su toxicidad. El color azul intenso es el resultado de la sílice, que proviene del cuarzo, presente en el agua. Pero lo que la hace realmente tóxica son los altos niveles de metales pesados que se utilizaron para la explotación de la mina. Aunque este no es el único lago tóxico en España…

Monte Neme, el lago favorito de los instagramer

Desde entonces la mina ha estado abandonada a su suerte hasta que se hizo viral en Instagram por una foto que mostraba sus aguas turquesas y el idílico paisaje montañoso con las orillas de color rojizo y anaranjado debido a la oxidación de los metales. A pesar de las advertencias del Gobierno gallego y las instituciones, las aguas cristalinas de esta mina siguen atrayendo a instagramer y turistas que se acercan hasta aquí para captar la imagen y compartirla en sus redes sociales. Algunos de ellos incluso poniendo en riesgo su salud para conseguir la foto perfecta. No solo por las aguas contaminadas y su alto nivel de acidez, sino también por la presencia de taludes y por la inclinación del terreno en el que es fácil resbalar y caer al agua.

Aunque la mayoría de personas solo se acerca hasta aquí para hacer la foto, algunos de ellos cometen el error de bañarse para conseguir más likes sin medir las consecuencias. De hecho, ya son varias las personas que han sufrido problemas en la piel tras bañarse en esta laguna. Desde el año pasado está prohibido el paso en la zona, sin embargo numerosas personas siguen acudiendo para conseguir la foto perfecta. Los médicos advierten que darse un baño en este lado puede provocar irritación cutánea, problemas oculares o trastornos digestivos como vómitos, diarrea o dolor abdominal.

Monte Neme es una mina abandonada con un terreno poco estable donde todavía se encuentran restos de maquinaría y las huellas de la mina. La Plataforma en Defensa de Monte Neme ha denunciado los hechos y ha solicitado el drenaje y sellado de las balsas, así como la recuperación de la zona para evitar una catástrofe mayor y que las aguas contaminadas lleguen a las zonas pobladas. Mientras tanto el lugar sigue recibiendo a numerosos influencer que quieren inmortalizar la belleza del lugar.

Tags: ,

Publicado en General

Deja un comentario

Acepto el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso