Leyendas rurales que continúan vivas

22 Jul 2013 Jennifer García Sin Comentarios

Por España han pasado varias civilizaciones que han dejado plasmado en nuestro carácter, historias y costumbres procedentes de su cultura. Y cómo no pedazos de sus leyendas. Cualquier país cuenta con este tipo de relatos, que verídicos o no, atraen la atención de niños y mayores. En alguna ocasión ya hemos hablado de estas historias que pasan de boca en boca por ciudades y pueblos de toda nuestra geografía.

Fuente del Moro (Toledo)

Son tantas las que se pueden contabilizar que es prácticamente imposible llevar una cuenta exacta de todas las que existen. En ClubRural queremos ir ampliando este listado comenzando desde hoy. Tres relatos que protagonizan la historia de nuestro país. Comenzamos…

Madrid guarda en sus calles, en sus edificios, en sus plazas muchas leyendas. Hoy hablaremos de la de La Casa del Duende. Se encuentra en el céntrico barrio de Plaza España – Argüelles y fue construida por orden del rey Felipe V en las primeras décadas del siglo XVIII para que en ella descansaran los criados y su personal de confianza. Después de dársele el uso correspondiente para la que fue construida, pasó por diferentes manos, manos que experimentaron situaciones bastante complicadas en su interior. Es el caso de, por ejemplo, la Marquesa de Hormazas, que mientras organizaba toda la casa tras mudarse a ella, echó en falta una figurita del Niño Jesús y su correspondiente cortinón. Después de regañar a sus sirvientes por la desaparición de la imagen, estaba en su habitación cuando en ella entró un enano portando la figurita del Niño y otros cuatro llevando su correspondiente tela. La marquesa abandonó la casa inmediatamente.

Una de las versiones que circula sobre este acontecimiento dice que tras el derrumbamiento de la casa, se levantó otro edificio. Mientras se construía, los obreros encontraron a nueve enanos demacrados, rodeados de máquinas de falsificar dinero. Algunos dicen que fue un montaje diseñado por los ladrones para lograr que los huéspedes se fueran y les dejaran falsificar en paz.

Cambiamos de ciudad y pasamos a Toledo, lugar clave para las leyendas en nuestro país. Tres culturas que convivieron durante siglos y que han dejado muchas historias para el futuro. Uno de estos relatos nos lleva a la Fuente del Moro. Elvira, hija del capitán cristiano de Toledo paseaba por la ciudad cuando se encontró a Al Qasim, emisario del príncipe moro, herido tras el ataque de los centinelas del castillo. Lo curó y ayudó a vivir, pero el joven tuvo que partir, no sin antes prometer que regresaría. Así pues, Elvira acudía a diario al lugar donde se encontraron para esperar su regreso. Pero un día, la patrulla mora la sorprendió y la asesinó. Cuando Al – Qasim regresó a Toledo y  supo de la suerte de su amada, fue hasta el lugar donde se conocieron y cuenta la leyenda que fueron tantas las lágrimas que derramó que de ahí nació la “Fuente del Moro”, un lugar del que a día de hoy continúa fluyendo agua.

Y por último nos iremos al norte, a Guipúzcoa, en concreto al municipio de Oyarzún. Narra la leyenda que un buen día, un cortejo noble formado entre otros por una joven francesa se dirigía a la corte española cuando de camino se encontraron con una ermita en la que entraron. La joven se encaprichó del rosario que portaba la virgen y como el sirviente no quiso cogerlo para dárselo a ella, fue la noble la que lo robó y se lo llevó. Cuando partieron camino a la corte, a su encuentro salió un anciano que pidió a la joven que devolviera lo que había robado. La joven negó haberlo hecho en varias ocasiones llegando a decir “juro que nada he robado y si miento, que me convierta en piedra”. Y efectivamente, la noble se convirtió en piedra.

Tradiciones y relatos que han permanecido siempre con nosotros y probablemente lo hagan para siempre. Seguirán formando parte de nuestra historia, de nuestra cultura.

Imagen: Fuente del moro de www.leyendasdetoledo.com

Tags: ,

Publicado en Fiestas y eventos

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso