La leyenda del Lago de Sanabria

13 Sep 2012 Beatriz del Río 1 Comentario

Todos conocemos a Nessy, el monstruo que habita en el Lago Ness (Escocia), pero nadie se ha preguntado alguna vez por la historia que se cierne sobre el pueblo que quedó inundado por el mayor lago de origen glaciar de la Península Ibérica. Una historia llena de enigmas.

Lago de Sanabria

Antes de quedar sumergida en las profundidades del Lago de Sanabria (Zamora), Villaverde de Lucerna era una próspera aldea de campesinos. Una noche de invierno llegó a aquel lugar un peregrino hambriento y cansado quién llamó, puerta por puerta, pidiendo limosna.

Los habitantes de Villaverde temían que aquel mendigo pudiera robarles y rehusaron ayudarle. Entonces el peregrino llegó a la última casa de la aldea, donde vivían dos hermanas que  en aquel momento cocían pan. No sólo le abrieron la puerta, sino que se apiadaron de él y le ofrecieron un lugar donde resguardarse del frío e incluso  le proporcionaron pan recién hecho.

Cuando las mujeres introdujeron más masa en el horno, creció tanto que el pan se salió del mismo. Sorprendidas, miraron al peregrino que confesó no ser un mendigo sino el propio Jesucristo. En ese momento explicó que probaba la generosidad de los habitantes de la aldea y que tal había sido su decepción que les castigaría. En aquel momento, las mujeres echaron a correr, mientras Jesús clavó un bastón en el suelo y recitó:

“Aquí clavo mi bastón

aquí salga un gargallón

aquí cavo mi ferrete

que salga un gargallete.”

A lo lejos las mujeres pudieron ver cómo del fondo de la tierra se formaba un torbellino de agua, que cada vez se hacía más y más grande, hasta que finalmente el valle quedó anegado en agua. Tan solo el horno de las mujeres se salvó de aquel desastre. El horno desapareció y en su lugar hoy se extiende una pequeña isla en el Lago. Incluso en las crecidas de agua, la isla permanece intacta.

Mucho tiempo después, los habitantes de los pueblos vecinos intentaron sacar las campanas de la iglesia que yacían en el fondo del Lago. Para ello emplearon dos bueyes, pero sin éxito alguno. Desde entonces, cuentan que los habitantes de Puebla de Sanabria escuchan las campanas de la iglesia de la aldea durante la noche de San Juan.

Si te apetece adentrarte en el oscuro pasado del Lago de Sanabria te animamos a aventurarte a conocer de primera mano este privilegiado lugar que es Parque Natural desde 1978 y recibió el reconocimiento de Interés Nacional en 1946. Hoy se sabe que el hundimiento de Villaverde de Lucerna fue causado por el deshielo, pero durante mucho tiempo nadie puso en duda esta legendaria historia.

1 Comentario en “La leyenda del Lago de Sanabria”

iRMA

Hermosa la leyenda …Me encantó!!!

17/09/2012 23:40

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso