La Escalada. En lucha contra la verticalidad

21 Feb 2011 clubrural Sin Comentarios

Dicen los sociólogos que este creciente interés por los deportes de aventura es consecuencia del progreso económico y del mayor tiempo libre del que disponen cada vez más ciudadanos.

Son sensaciones con mayúsculas, las que nos hacen disfrutar hasta límites insospechados de la singularidad y belleza del paisaje que nos rodea, que nos desborda a través de todos los sentidos. Hoy en día hay multitud de empresas dedicadas al Turismo Activo.

Si quieres saber lo que se siente al llegar a la cima y tener el mundo a tus pies empieza por experimentar uno de los deportes de aventura más emocionantes y satisfactorios. La escalada es una de las mejores opciones para todos aquellos amantes de las alturas y la naturaleza en estado puro, un deporte que puede practicarlo todo el mundo de forma segura y, si así lo desea, sin tener que desplazarse fuera de la ciudad, desde FEDME, Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada puedes federarte y acogerte a las ventajas de estar federado. Cursos, competiciones, senderos, refugios…

La Escalada

Desde Clubrural puedes localizar las Casas Rurales con Actividades, en la provincia que desees visitar. Bien sea en un rocódromo (pared artificial con presas estratégicamente colocadas para agarrarse y ascender) o en una pared de roca natural en el corazón de alguno de nuestros parajes naturales singulares, la escalada puede ser practicada sin excesivos riesgos por cualquier persona de condición física aceptable y sin experiencia previa. Los monitores se encargarán de controlar que todas las normas de seguridad y el material se encuentren en perfecto estado para que tu única preocupación sea llegar a la cima.

Dependiendo de tu experiencia y condición física podrás optar por una sesión de iniciación y toma de contacto en la que ascender por una vía de nivel bajo o si te ha sabido a poco, aprender las técnicas de escalada e intentar vías de más dificultad.

Las “reglas” básicas de la escalada establecen que arnés, cuerdas, mosquetones, etc. no sean más que meras herramientas de protección para asegurarnos en caso de una caída y no podremos apoyarnos en ellas durante la ascensión a no ser que estemos agotados. Pero… ¡no temas!: aplicando el dicho de que “Si la montaña no viene a Mahoma, Mahoma va a la montaña”, algunas de las empresas que tienen la escalada como opción de entretenimiento disponen de rocódromos fijos o transportables, así que instalan la montaña donde y cuando haga falta. Y, por supuesto, siempre a gusto del consumidor.

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso