Jornadas gastronómicas a lo largo de la Vía de la Plata

22 Nov 2010 Clubrural Sin Comentarios

Tradición, cultura y gastronomía se unen entre noviembre y diciembre en la iniciativa de varios paradores en localidades de la Vía de la Plata (asociada al camino mozárabe a Santiago desde Sevilla).

Aunque si hemos de ser estrictos la Vía de la Plata conocida en tiempos de los romanos iba desde Mérida hasta Astorga, desde el punto de vista turístico se alarga por el sur hasta Sevilla y por el norte hasta Gijón.

Así pues, nueve paradores de localidades por las que pasa la Vía de la Plata ofrecen en sus mesas la cocina imperial romana. Este final de noviembre y hasta el 12 de diciembre.

clubrural_jornada-gastronomica-romana

Según los datos históricos los romanos de la época imperial realizaban tres comidas a lo largo del día: El jentaculum (frugal refrigerio a primera hora de la mañana) que constaba de un vaso de agua, algunas olivas, un trozo de queso; el prandium (tentempié apresurado en la calle) y la vesperna o coena (comida principal y mucho más abundante).

Para el caso de esta iniciativa gastronómica se ofrecerán en todos los servicios de almuerzo y cena un entrante denominado Gustatio, cuya oferta abarca desde los Garbanzos Tostados hasta los Huevos con Piñones Remojados, pasando por los Rábanos con Salsa de Pimienta, el caviar de olivas (Epityrum) o las Calabazas Fritas, entre otros. Todo ello regado por una copa de Mulsum (vino o mosto con miel) muy apreciado por los romanos.

A continuación, cada uno de los nueve establecimientos ofrecerá la posibilidad de degustar un primer plato denominado Prima Mensa. Aquí cada parador tiene diferente oferta, desde los Cardos macerados con vinagre, miel y cominos de Plasencia, a la ensalada de sémola de trigo con malvas y mojama de Carmona. Bueno, te contamos todas las opciones: En Salamanca hay puls de calabazas a la Alejandrina; en Gijón, bonito con dátiles y menta; en Mérida, pátina de albóndigas de tursio; en León, pulpo envuelto en hojas de col al garum de escombreras; en Benavente, pollo frontoniano; en Zafra, pierna de jabalí asada al estilo de terencio;y en Zamora, cordero asado con ajedrea y prunus persica (o sea, melocotón).

Para la cena (o vesperna) todos los paradores ofrecerán pan remojado con leche y miel, los dátiles rellenos de nueces y fritos, y las uvas moscatel y melón de las galias.

Los precios de los menús oscilan entre los 18 y los 28 euros.

clubrural_casa-romana

En fin, sin ánimo de desmerecer el lujo y fama de los paradores, un plan de lo más interesante puede ser descubrir alguna de las fantásticas casas rurales del entorno e ir a degustar estos fabulosos platos de la época romana. Además tienes una variedad impresionante, de sur a norte, Carmona, Zafra, Mérida, Plasencia, Salamanca, Zamora, Benavente, León y Gijón.

Tal y como nos cuentan los historiadores esta ruta es conocida desde la época de los tartesos, y a lo largo del tiempo han circulado mercancías de todo tipo (especialmente metales del norte de la Península e incluso los desembarcados en Gijón desde Inglaterra hacia el sur), también tuvo un importante uso estratégico militar, y a partir de la Edad Media también fue utilizado por los peregrinos del sur de la Península hacia Santiago de Compostela.

clubrural_ruta-de-la-plata

A parte de la interesante propuesta gastronómica de los paradores, las diferentes localidades que atraviesa esta ruta te pueden sorprender por sus joyas arquitectónicas (palacio episcopal de Astorga, teatro romano de Mérida, catedral de Zamora…).

Aunque menos conocido (quizá por ello más interesante para quienes huyen de las masificaciones), también existen infraestructuras para hacer el Camino de Santiago antes de que termine el Año Xacobeo.

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso