Elige tu casa rural con barbacoa y ¡a comer!

2 Ago 2013 Jennifer García Sin Comentarios

Parece imposible en verano pensar en una casa rural y no asociarlo directamente con una barbacoa. Con las altas temperaturas, junto a la piscina, es un elemento indispensable para pasar una estancia inolvidable. Pero ¿sabes cómo se hace una buena barbacoa? Aquí van algunos consejos para que, este verano, dejes impresionados a todos tus acompañantes.

Hacienda Sierra del Pozo (Pozo Alcón, Jaén)

El tipo de ingrediente es muy importante. Porque no importa la cantidad sino la calidad. Cuando un producto es bueno, “llena” más que uno malo y en abundancia. Por eso el truco está en comprar la cantidad justa pero de diferentes estilos. Así por ejemplo, al tradicional cerdo, súmale el cordero, pollo, ternera o conejo, sin olvidar las míticas morcillas, panceta y chorizitos. La variedad sorprenderá a tus comensales y les dejará el estómago saciado para el resto del día.

Pero, ¿por qué no cambiar las tradicionales parrilladas de carne por una de pescado? A veces en verano saturamos el cuerpo con excesivas calorías y alimentos no demasiado saludables para nuestra salud. Por eso, comiendo algo de pescado daremos al organismo unos momentos de relax.

Porque, ¿sabías que el pescado a la barbacoa apenas tiene calorías? Elige un día de tus vacaciones, compra pescado de todas las clases y familias, y utiliza la barbacoa de tu casa rural para preparar una cena diferente. ¿Qué necesitas? Para empezar, el aperitivo tendrá que ser diferente a los de carne. Si vas a comer pescado, los entrantes serán de la misma familia. Así por ejemplo, opta por la opción de las sardinas o las brochetas donde la mezcla de gambas, sepia, cebolla o atún es el primer paso para el disfrute completo de tu barbacoa.

Al comprar el pescado indícale al pescadero que es para cocinar en barbacoa, él sabrá que para ello es necesario no quitar las escamas, así una vez cocinado, la piel saldrá entera.

Tanto para la carne como para el pescado, las salsas y los condimentos se convierten en el perfecto complemento con el que acompañar a ambos alimentos. Las primeras son infinitas, mayonesa, tomate, kétchup o pimiento morrón pueden ser una buena opción. Y para los segundos qué mejor que aderezarlos con el exquisito sabor del ajo, el perejil o el orégano.

Si quieres hacer una barbacoa especial, no olvides reservar tu casa rural con una de ellas. Alrededor suyo se viven momentos de diversión y entretenimiento. Como bien sabes, las barbacoas son lentas –hasta que las brasas quedan a la temperatura y el tamaño perfecto puede pasar bastante tiempo – pero esto ayuda a mantener conversaciones entre los huéspedes, afianzando así más, las relaciones entre vosotros.

Publicado en Gastronomía

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso