El Mediterráneo almeriense

10 May 2010 Esther Villanueva Sin Comentarios

Escarpados y áridos paisajes, playas de fina arena y aguas de un verde intenso, pequeños pueblos con multitud de servicios, interesantes posibilidades para la práctica del submarinismo y actividades acuáticas… es lo que espera en el almeriense Cabo de Gata.

A apenas media hora en coche de la ciudad de Almería, se sitúa uno de los parques naturales más sorprendentes de nuestro país, el de Cabo de Gata-Níjar. Un enclave que a primera vista parece casi un desierto pero que no lo es. No, está lleno de vida y de paisajes que no dejan indiferente a nadie: escarpados acantilados rocosos como el Arrecife de Las Sirenas; arenales en los que tomar el sol y disfrutar de unas aguas cristalinas y de un verde intenso; salinas por las que cada año pasan más de ochenta especies de aves…

Por su valor geológico (debido a su origen volcánico, se distinguen coladas de lava, domos y playas fósiles) y por la diversidad de fauna y flora que alberga (aquí crecen más de mil especies de flora, como el azufaifo, la margarita de mar y el palmito; y se pueden contemplar cigüeñuelas, flamencos, avocetas, cogujadas, terreras o alondras de Dupont) se convirtió en Reserva de la Biosfera y en el primer espacio marítimo-terrestre protegido en Andalucía.

Sí, uno de sus principales atractivos se encuentra bajo sus aguas. Son las extensas praderas de Posidonea oceanica, que albergan gran variedad de especies submarinas. De ahí, que en la zona existan bastantes empresas que organizan salidas para la práctica del submarinismo y el snorkel. Experiencias difíciles de olvidar que se pueden complementar con otras actividades, pues el Parque Natural del Cabo de Gata-Níjar ofrece multitud de posibilidades al viajero.

Además del baño en bellas playas como la de Los Muertos, Mónsul y Los Genoveses, es posible alquilar barcos para recorrer la escarpada costa y descubrir lugares sólo así visibles, además de realizar alguno de los cinco senderos señalizados en el interior del parque.

Para todo ello, nos pueden servir como base de operaciones las casas rurales de Las Negras, Rodalquilar, San José y Níjar. Caseríos de los que no hay que olvidarse, ya que también tienen sus atractivos, especialmente Rodalquilar con su antiguo poblado minero.

Y si quedan tiempo y ganas ¿por qué no acercarse hasta la capital, Almería? Un paseo por sus calles, nos descubre lugares como la Alcazaba musulmana, multitud de edificios religiosos como la impresionante Catedral, curiosas plazas como la de Careaga, palacios como el de los Vizcondes del Castillo de Almansa, y ejemplos de arquitectura contemporánea-industrial como el Cable del Inglés, símbolo de la ciudad.

Más información

Localización: El Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar se encuentra al este de Almería, desde donde se va a través de la A-7 y N-340.

Centros de visitantes: Las Almoladeras. Ctra. AL-3115, Tramo Retamar-Pujaire, km 7. Tel. 950 160 435.

Alojamientos:

Casas rurales de Las Negras

Casas rurales de Níjar

Casas rurales de Rodalquilar

Casas rurales de San José

Tags: ,

Publicado en Destinos

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso