El manual de la Feria de Albacete

12 Sep 2012 Beatriz del Río Sin Comentarios

Durante los diez días y las once noches que dura la Feria, Albacete llega a cuadriplicar su población. Consideradas Fiestas de Interés Turístico Internacional, la ciudad manchega acoge una de las ferias más largas de España, que este año conmemora el 125 aniversario de la inauguración del Teatro Circo y los 150 años de la denominación de “Ciudad de Albacete”.

La Feria de Albacete tiene historia. Aunque existen evidencias de que su celebración se remonta a principios del siglo XIII, lo cierto es que la Feria como tal surge en el año 1375, tras la separación de Albacete y Chinchilla. A partir del siglo XVI comienza la devoción por la Virgen de los Llanos, patrona de la Ciudad de Albacete. Desde entonces, se fija la fecha de la Feria en torno al 8 de septiembre, coincidiendo con su festividad. A excepción de 1937 y 1938, que se suspendió a causa de la guerra civil española, la Feria de Albacete no se ha visto más veces interrumpida. Incluso puede llegar a impresionar que en 1936, en plena contienda bélica, y en 1939, cinco meses después del fin de la guerra, se continuara celebrando.

Feria de Albacete

En 1783 se construyó el edificio ferial, diseñado por el arquitecto albacetense Josef Xeménez. Sorprende la rapidez con la que se preparó el recinto: tan solo 33 días. Todavía puede sorprender más su coste: 105.700 reales y 5 maravedíes. Inicialmente la Feria estaba compuesta por dos círculos concéntricos, donde se colocaban los puestos, dándole su característica forma de sartén.

Toros y Feria han ido de la mano desde antaño. Hasta el siglo XIX, la Plaza del Altozano era el escenario de las corridas de toros. Posteriormente, pasaron a celebrarse en una plaza de toros provisional hasta 1916. Como curiosidad, esta plaza se dividía por una barrera en dos ruedos, posibilitando dos corridas al mismo tiempo.

125 años del Teatro Circo

El Teatro Circo es un antiguo coliseo donde se representaban diversas obras musicales y dramáticas e incluso, se instalaron proyectores para el visionado de películas. En 1887 también tuvo lugar uno de los grandes hitos históricos de la Feria: el primer año en iluminar la Feria con electricidad. Aunque sólo duró un momento, la luz artificial llegaría para quedarse un año después.

En esta edición, cabe destacar la reordenación de espacios a raíz de los recortes en las partidas presupuestarias a consecuencia de la crisis. Por ejemplo se ha suprimido uno de los tres castillos de fuegos artificiales típicos en el día de la patrona.

También se han reordenado algunos espacios. Entre las novedades de este 2012, destaca la desaparición de El Rincón de la Solana. Así que las verbenas gratuitas se han ubicado en la Carpa Multiservicios. Ese espacio es ahora utilizado por la Carpa Viva La Feria, en sustitución de la Carpa Rock. El festival de Títeres y la feria infantil se localiza en el Parque de Abelardo Sánchez. Afortunadamente, continúa la celebración de chocolatadas, batalla de flores, títeres, bailes, concursos de pintura y talleres de risoterapia, conciertos musicales, entre los que destaca Marea y Danza Invisible y vaquillas. Puedes consultar el programa de 2012 pinchando aquí.

Miguel de Unamuno decía sobre la Feria de Albacete “La feria es, y merece serlo, el orgullo de Albacete. De ella ha brotado acaso la ciudad mercadera”. Ciertamente, la Feria ha sido capaz de promover la actividad comercial y económica de la ciudad. ¿Necesitas más motivos para conocer esta legendaria fiesta?

Tags:

Publicado en Fiestas y eventos

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso