Diario de un mentiroso: “Me quedo con un atardecer desde el mirador de los Andenes, en la Palma”

16 Oct 2013 Jennifer García Sin Comentarios

En este nuevo capítulo de nuestra ruleta de blog, hemos hablado, como nos recomendó Crónicas de una Cámara con Diario de un Mentiroso. Pero no creáis que sus historias no son verdad, todo lo contrario, el viajero que se esconde tras este blog es un auténtico narrador de aventuras. Sus experiencias te harán saltar del sofá y lanzarte a descubrir un mundo que está a la espera de ofrecerte todo tipo de vivencias imposibles de olvidar. Hemos hablado con él y esto ha sido lo que nos ha contado…

Atardecer en la Palma

Te presentas como un mentiroso, ¿por qué?

Es mi forma de ver los viajes. @diariomentiroso es un diario de aventuras, experiencias y vivencias por lugares del mundo que por un motivo u otro resultan “increíbles”. Lugares e historias que pasado un tiempo parece “mentira” que uno haya estado ahí y las haya vivido. Así uno se convierte en “mentiroso”. Seguro que todos hemos mentido de esta forma alguna vez  😉

Eres muy joven y viendo tu blog parece que lleves viajando toda la vida. ¿Cuándo comienza tu pasión por conocer mundo?

Desde pequeño siempre he estado de arriba a abajo junto a mi familia por Andalucía, mi casa. Mis padres siempre me enseñaron a mi y mis hermanas a saber disfrutar de un paisaje, la naturaleza y en definitiva a disfrutar del placer de descubrir por nosotros mismos todo aquello que nos rodea. Pero no fue hasta los 15 años hasta que no salí de España. Fue un viaje de 1 mes por toda Francia con un buen amigo de toda la vida. Tal vez ahí fue donde me contagié del virus viajero y raíz de entonces empecé a romper fronteras y estampar sellos en el pasaporte.

Aficionado a viajar, pero también a la escritura. En cada entrada del blog nos descubres un lugar nuevo que visitar. Pero, ¿cómo y por qué surge esta idea de subir a la red todas tus experiencias?

Todo empezó después de escribir un pequeño relato tras una aventura loca que viví junto a unos amigos durante una noche de estrellas fugaces a los pies del pico Veleta (Sierra Nevada). Tras aquel viaje, aquellas historias me parecieron tan geniales que decidí escribirlas para que el tiempo no deteriorase los detalles de las mil y una anécdotas que nos ocurrieron aquella noche de Agosto.

Tras imprimir el relato, mi sorpresa fue que este comenzó a pasarse de mano en mano entre mis amigos junto a muchas carcajadas y felicitaciones que encendieron mis ganas de seguir escribiendo historias.

Al principio sólo las imprimía y veíamos las fotos de casa pero después un blog me pareció la forma más cómoda y sencilla de compartir entre nosotros esas historias y lugares. Sin darme cuenta había nacido mi blog y uno de los proyectos más fascinantes e increíbles de mi vida.

Los viajeros sois una comunidad que cada vez tiene más presencia en internet. Tú tienes mucha experiencia viajera, pero ¿acudes a otros que ya han estado en el lugar al que quieres viajar tú para informarte y recibir consejos?

Por supuesto. Siempre que viajo me gusta informarme y conocer los truquillos y mejores consejos de otros que ya han estado antes, ya sean bloggers, foreros de viajes, familia o vecinos. Compartir es lo más grande. Grandes consejos me han ahorrado largas colas y permitido disfrutar de rincones únicos del mundo.

Has tenido experiencias nacionales e internacionales, pero por cercanía queremos que nos hables de las de España. De todas ellas, ¿con cuál te quedas?

Me quedo con el amanecer que vivimos desde Siete Lagunas a los pies del Mulhacén, un atardecer desde el mirador de los Andenes de la isla de la Palma, las cristalinas aguas de las calas del lado más virgen y desintoxicado de turistas de la isla de Menorca, el frescor de la mañana que recibí al abrir la ventana de mi habitación en el refugio Aliva en Cantabria y cualquier hora mágica de Granada, Córdoba o Sevilla.

Todo viajero tiene siempre en la recámara un viaje con el que sueña… ¿cuál es el tuyo? ¿Por qué?

Un viaje combinado por Kenia, Tanzania y Seychelles. Sin lugar a dudas sería el viaje de viajes. Un sueño. Creo que no hay nada como irse a la cama y escuchar el sonido de la sabana.

Hay quienes dicen que viajando solo es cómo mejor se descubre y vive una nueva experiencia. ¿Compartes esta posición?

Creo que como todo, cada una de las formas de viajar que me preguntas tienen sus pros y sus contras. Viajando solo uno interactúa más con su entorno, te mezclas más con las gentes de los lugares por los que pasas y eres tú y sólo tú el dueño de tu tiempo y el ritmo que quieres llevar durante el viaje.

Viajando acompañado, compartes lo que vives con alguien con quien recordar en un futuro esos lugares que viste, esas experiencias y anécdotas entre carcajadas y “morriña” de lo vivido.

Poder mezclar ambas sería lo ideal, ¿verdad?

Para una escapada rural por España, ¿qué destinos sueles elegir?

A mi me tira la tierra. Cazalla de la Sierra (Sevilla), Cazorla (Jaén) y la Alpujarra en general son mis destinos rurales preferidos.

Y para terminar, algo cortito. En un viaje de Diario de un mentiroso nunca falta… ¿por qué?

Mi cámara de fotos y un bañador. La fotografía me hace disfrutar muchísimo de mis viajes y uno de estos, sin ella, estaría incompleto. Por otro lado, tengo comprobado que ya puedes estar en el Ártico o el  Sahara, que siempre encontrarás bañitos muy golosos en lugares insospechados que sería una pena no disfrutar por no meter a nuestro amigo el bañador en la maleta.

PREGUNTAS QUE “CRÓNICAS DE UNA CÁMARA” PROPUSO PARA “DIARIO DE UN MENTIROSO”

Eres conocido por tu apetito voraz y tu afición a los serranitos sevillanos pero… ¿Cuáles han sido las comidas más extrañas que has probado en tus viajes? 

Creo que lo más raro que he comido fue a un pobre Cuy en un pueblo de los Andes peruanos. Es como un hamster grande. La presentación era de película de terror, aquel pobre bicho tenía un 5% de carne y 95% hueso y pellejillos. Se puede decir que no comí.

Otras cosas raras… carne de canguro, alpaca y un revuelto de huevo de avestruz que me sirvieron en una paellera. Surrealista.

Llega una oferta para ti. Un viaje con todos los gastos pagados a Nueva Zelanda, con una única condición. Tienes que hacer caída libre desde 5000 metros. ¿Aceptas? 

Aceptaría sin pensarlo pero justo antes del salto de altura seguramente quedaría atrapado en algún cuarto de baño.

¿Dejará el mentiroso de mentir en algún momento?

Viajar me hace crecer. Es algo que me hace sentir vivo y sin ello no entiendo mi forma de vivir. Esa sensación que me recorre por dentro justo antes de asomarme a un mirador, probar una experiencia nueva o pisar un sitio en el que antes no había estado se han convertido en una droga para mi. Por ahora soy adicto y parte de esa adicción es contarlo y “mentir” a través de las redes 😉

Por último…¿qué blog nos recomiendas para continuar girando en la ruleta?

Molaviajar

Ya sabes amigo, te esperamos en la próxima parada de la ruleta de blogs con Molaviajar y todas sus aventuras alrededor del mundo.

Tags: ,

Publicado en Entrevistas

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso