10 destinos para practicar el slow travel en España

15 Mar 2021 Aroa Salazar Sin Comentarios

Se trata de una filosofía cuyo objetivo es mimetizarse con el lugar de destino, relacionarse con sus habitantes y disfrutar de una escapada de manera relajada. Es decir, una forma de viajar totalmente contraria al turismo de masas.

Acostumbrados a la fast life, con viajes low cost, paquetes ‘todo incluido’ y hoteles masificados, el slow travel se impone para recuperar la verdadera esencia de viajar y descubrir un pedacito de esa cultura y entorno que nos rodea. La tendencia slow, que comenzó con el slow food, ha saltado al mundo del turismo rural para que seamos más conscientes de y disfrutemos del presente, sin prisas. Además, esta tendencia está íntimamente relacionada con el ecoturismo cuyo concepto busca fomentar el turismo ecológico, ético y sostenible a la vez que reducimos nuestra huella ecológica en los desplazamientos.

Foto: Freepik

De hecho, el slow travel es uno de los mayores aliados de la España Vaciada, ya que fomenta el turismo responsable y ayuda a la economía local de los pueblos pequeños. Uno de esos ejemplos son los pueblos sostenibles o ecoaldeas de España cuyos habitantes se sirven de los recursos de la naturaleza para conseguir ser autosuficientes.

Para hacer una escapada slow debemos dejar a un lado los viajes programados y elegir un destino que nos permita sumergirnos en su cultura y tradiciones. No importa si no vemos absolutamente todo, si no que se trata de disfrutar de lo poco (o mucho) que podamos hacer, sin prisas…

El leitmotiv podría ser “vivir despacio para disfrutar al máximo”.

Bleisure: la última tendencia en viajes de negocios

El estrés de nuestra vida cotidiana ha hecho que . Gracias al auge del teletrabajo, ahora es posible compaginar nuestro trabajo con el turismo. El bleisure (business y leisure) es un nuevo movimiento que combina los viajes de negocio con los momentos de ocio. Se trata de incluir algún tipo de actividad, visita o salida cultural en nuestra jornada laboral. De esta manera podemos aprovechar nuestro viaje corporativo para conocer la ciudad o dedicarnos un momento de descanso u ocio al finalizar nuestra jornada laboral o alargando nuestra estancia uno o dos días más.

10 casas rurales slow travel

En este tipo de escapadas la mejor opción es una casa rural. En ellas tendremos la libertad que buscamos para disfrutar al máximo de nuestro viaje: un entorno natural, pueblos pequeños, un desayuno casero, una atención familiar y ningún horario ni obligación de nada… Todo esto y mucho más lo encontrarás en estos destinos que hemos elegido para ti.

GRANADA

Sin duda Granada es una de las ciudades favoritas del slow travel. Es la mezcla perfecta de cultura y naturaleza. De hecho, aquí se esconden multitud de rincones y pequeños pueblos que merece la pena visitar con tranquilidad y sin prisas. Además este lugar es perfecto para una escapada en cualquier época del año. Algunas de las zonas más desconocidas es el Valle de Lecrín o La Alpujarra.

Alquería Los Lentos (Granada)

Este maravilloso alojamiento enclavado en un pequeño pueblo llamado Nigüelas es perfecto para aquellos que quieren disfrutar del contacto con la naturaleza y descansar en un entorno idílico. Te encantará saber que el alojamiento forma parte de un edificio histórico, un antiguo molino harinero del siglo XVI que ahora se ha convertido en un oasis para sus huéspedes. En Alquería Los Lentos podrás disfrutar de un menú con productos locales en su restaurante propio, relajarte en su patio interior escuchando el agua de la fuente, recoger hortalizas en su huerta ecológica o tomarte un té en el Hammam. Como su propio nombre indica es el lugar perfecto para disfrutar lento…

ASTURIAS

El paraíso verde. Así se conoce a este pedacito de la península donde el mar y la montaña forman una sintonía perfecta. Si eres fan de los viajes mochileros sin rumbo aparente y te gusta que el destino te sorprenda con sus maravillosos paisajes y sus gentes Asturias es tu lugar. Aquí se encuentran algunas de las casas rurales con más encanto del país. Además muchos de sus pueblos asturianos son perfectos para practicar el slow travel.

Apartamentos Rurales Esquíos (Asturias)

Quizás los Apartamentos Rurales Esquíos sea el alojamiento más bonito de Asturias. En estas pequeñas casas de piedra encaramadas en la montaña con impresionantes vistas podrás disfrutar de todo el tiempo del mundo para olvidarte por completo de la rutina y la fast life. En esta pequeña aldea situada en la Ruta del Agua parece haberse detenido el tiempo… Además, al ser un pequeño alojamiento para dos personas es perfecto para disfrutar de largas conversaciones al calor de la chimenea.

MADRID

Aunque la capital es una de las comunidades con más turismo de masas de nuestro país, también es cierto que esconde algunos rincones y pueblos en la sierra realmente bonitos para un slow travel. Lo mejor es que si eres de Madrid tan solo necesitarás un fin de semana para desconectar visitando cualquiera de sus pueblos.

Estrella Rural (Madrid)

Estrella Rural es una antigua casona de pueblo perfecta para salir de la rutina y cargar pilas para la vuelta al trabajo. A tan solo 45 minutos de Madrid encontrarás este complejo rural con encanto y todas las comodidades que necesites. Cada uno de sus alojamientos está totalmente equipado. Pero además dispones de espacios como el salón-vinoteca Bacus donde podrás degustar una copa de vino o reservar un masaje para revertir el ciclo de estrés-tensión. Seguro que no querrás volver.

CANTABRIA

Se trata de otro de los paraísos verdes de España. Sus infinitas playas y sus numerosos valles atrapan a cualquiera. Además, Cantabria posee una de las mayores redes de Parques Naturales. Y es que no hay nada mejor que perderse en cualquiera de sus espacios protegidos para descubrir el verdadero significado de la palabra slow travel.

La Posada de Somo Villas y Suites (Cantabria)

Un hotel íntimo y especial que ofrece la privacidad y tranquilidad que necesitas. Así es la Posada de Somo Villas y Suites, un alojamiento con encanto y una decoración exquisita que hace las delicias de todos sus huéspedes. Cuenta con varias villas y suites de diferentes tipologías según tus necesidades. Además ofrecen un servicio de desayunos y cenas privadas en la habitación, carta de masajes, tratamientos corporales…

ALICANTE

La provincia de Alicante es otra de las zonas con mayor tasa turística del país. Sin embargo, aquí también se encuentran pueblos del interior con mucho encanto y pocos habitantes para practicar el slow travel sin agobios.

Casas Rurales Refugio Marnes (Alicante)

Está claro que los ambientes bien decorados y la belleza que crean los pequeños detalles hacen más placentera nuestra estancia en ese lugar. Es el caso de las Casas Rurales Refugio Marnes, un coqueto complejo rural perfectamente restaurado, convertido en Bed&Breakfast, ideal para una escapada slow. Disponen de varios alojamientos para distintos grupos de personas que harán que te sientas como en casa. Incluso puedes reservar una estancia en su tienda glamping. Además utilizan paneles fotovoltaicos para abastecer de electricidad la finca. Un lugar con encanto perfectamente integrado en el paisaje.

HUESCA

El Pirineo Aragonés acoge un pequeño grupo de pueblos perfecto para hacer una ruta de slow travel. Aínsa, Agüero, Alquézar, Benasque, Broto, Lanuza… Se trata de municipios de gran valor histórico y patrimonial que son un bálsamo para una escapada de turismo rural.

Casas Rurales Ordesa (Huesca)

Este alojamiento se encuentra en la Comarca del Sobrarbe, en pleno Pirineo Aragonés y muy cerca del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Una localización envidiable para disfrutar al máximo de la naturaleza y los asombrosos paisajes de Aragón. Las Casas Rurales Ordesa son un complejo rural con varios alojamientos independientes situadas en Belsierre, un pequeño pueblo de montaña. La finca privada cuenta con un amplio jardín y zona relax para sus huéspedes.

BURGOS

El paisaje de Burgos es la mezcla perfecta entre naturaleza y pueblos pintorescos. Si visitas este lugar te recomendamos la ruta de Los Cañones del Ebro, un conjunto paisajístico único enclavado en el Parque Natural de las Hoces del Alto Ebro y Rudrón donde se encuentra la famosa cascada de Orbaneja del Castillo.

Las de Villadiego (Burgos)

El complejo rural Las de Villadiego es el resultado de la recuperación de uno de los pueblos abandonados de la España Vaciada que estuvo deshabitado durante más de treinta años manteniendo la arquitectura típica burgalesa. Aquí encontrarás la paz y la tranquilidad que buscas, además de todos los servicios necesarios para tu estancia. También cuenta con un jardín de más de 2.000 m2, cenador con muebles de exterior, piscina, barbacoa, pista de pádel, restaurante…

ÁLAVA

Probablemente Álava sea la provincia más desconocida del País Vasco. Pero eso es lo que la hace más especial todavía… Y es que en este enclave se encuentra una de las rutas de vino más conocidas del país: la Rioja Alavesa, además de multitud de paisajes naturales y pequeños pueblos con encanto.

Caserío Montehermoso (Álava)

Si buscas un alojamiento tranquilo donde desconectar y volver a conectar con la naturaleza y tu yo interior el Caserío Montehermoso es tu elección perfecta. Este alojamiento ha sido creado bajo la filosofía slow. Un espacio cálido y confortable ideal para tus momentos de Ichigo-Ichie. Absolutamente todo en este lugar está pensado al milímetro para encontrar el equilibrio perfecto. Además cuenta con un ófuro (bañera tradicional japonesa) en la terraza.

GUADALAJARA

La zona de Gualajara es muy conocida por su ruta de los Pueblos Negros o zonas naturales como el Parque Natural Hayedo de la Tejera Negra, declarado Patrimonio de la Humanidad. Además, por su cercanía con la capital es el destino perfecto para organizar una escapada slow travel de fin de semana y volver a casa con las pilas cargadas.

Los Ánades (Guadalajara)

Los Ánades es un pequeño hotel rural situado en un pequeño pueblo de apenas 85 habitantes y en un entorno rodeado de agua y vegetación. Cuenta con siete lofts rurales creados para el refugio y el descanso de los huéspedes y con una decoración exquista. Además cuenta con zonas comunes con zona de SPA, gimnasio, biblioteca con chimenea, sala de estilo inglés y golf.

CUENCA

La provincia de Cuenca poco a poco se está convirtiendo en uno de los lugares favoritos de los viajeros rurales. Y no nos extraña… Aquí se encuentran algunas maravillas de Castilla La Mancha que debes conocer si eres fan del slow travel: La Ruta de las Caras, la Ciudad Medieval de Moya, el nacimiento del Río Mundo… Pura naturaleza a tu alcance para una escapada rural con encanto.

El Bálsamo (Cuenca)

Hay alojamientos que te invitan a visitarlo y no querer salir de allí en unos días… Ese es el caso de El Bálsamo, una casa rural solariega del siglo XVI con cinco estrellas que todavía posee varias cuevas centenarias excavadas en el subsuelo a golpe de cincel. Actualmente estas cuevas se han reconvertido en una piscina climatizada y una bodega de tinajas donde los huéspedes podrán desconectar de la rutina en un lugar único.

Deja un comentario

Acepto el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso