Crónicas de una Cámara: “Soy un enamorado del norte de España, no puedo evitarlo”

9 Oct 2013 Jennifer García Sin Comentarios

Para los apasionados de los viajes, moverse por el mundo es como una droga de la que son incapaces desintoxicarse. Por eso no dudan en aprovechar cada minuto que tienen libre para lanzarse a conocer cosas nuevas, lugares diferentes y vivir experiencias inolvidables. Crónicas de una cámara nos permite conocer gran parte de ese mundo sin salir de nuestra casa gracias a las impactantes fotografías que se encarga de hacer en cada uno de sus viajes. ¿Quieres conocer más sobre él? No te pierdas la recomendación que Pakgoesto nos hizo en el anterior capítulo de la ruleta de blogs. Aquí va la entrevista a Crónicas de una cámara

Ignacio Izquierdo, de Crónicas de una Cámara

Crónicas de una cámara, ¿qué cuenta tu cámara?

Mi cámara es la protagonista indiscutible del blog. Es el motor para viajar y cuenta lo que ve y como lo ve. Imperfecta a veces ve el mundo borroso, otras veces demasiado rápido, otras se concentra en un detalle y otras abre hasta tener una visión angular de lo que rodea. Le faltan otros sentidos, pero dice que le basta con la mirada para que los que miran se puedan imaginar el resto.

¿Quién se esconde detrás de ella?

Se esconde un tal Ignacio Izquierdo, ingeniero de telecomunicaciones de estudios, fotógrafo de vocación convertida en profesión, que por esos azares del destino acabó viviendo en Alemania, Inglaterra y Japón y se acabó liando la manta a la cabeza y rompiendo la hucha para darse una vuelta al mundo, hacer muchas fotos y contarlo. Afortunadamente ahora puedo ganarme la vida escondiéndome tras la lente. Las apuestas radicales a veces salen bien.

Tu primera entrada se remonta al 25 de marzo de 2006. ¿Continúas con el mismo espíritu aventurero que entonces?

Por supuesto, aunque yo, y por lo tanto el blog han evolucionado. El blog comenzó con mi llegada a Londres, para contar mi vivencia en terreno desconocido, en un país nuevo al que iba sin billete de vuelta. Ahí era un tranquilo ingeniero con ganas de vivir la vida y disfrutarla. Londres me dio eso y mucho más, me dio la posibilidad de acabar una temporadita en Japón y pude conocer a viajeros interesantes que habían hecho la vuelta al mundo con pocos medios. Fue una semilla que dio sus frutos y la idea de hacer un viaje así pasado un tiempo. Aunque ahora estoy de vuelta en España, no se puede decir que esté quieto mucho tiempo.

¿Qué “medicina” toma un viajero para calmar las constantes ganas de conocer mundo?

Es que viajar es una droga y no tiene cura posible. Cuando más viajas más te engancha. Yo nunca me he sentido más vivo que en mi vuelta al mundo. El año pasado estuve recorriendo el camino de Santiago durante algo más de un mes y llegue a tener sensaciones parecidas, pero creo que hacen falta viajes más largos, sin prisas, que no sean unas vacaciones sino que el moverse se convierta en rutina. Como se suele decir, el viaje entra en ti. Entonces, ya estás perdido irremediablemente. 🙂

Un viajero dedica su tiempo a viajar por el mundo, pero, ¿qué hay de España? ¿Has podido descubrirla o tienes esa tarea pendiente? 

España es y será siempre una asignatura pendiente a la que le estoy dedicando mucho tiempo en los últimos años. Cuando estuve en Alemania de Erasmus tuve la suerte de coincidir con un grupo de gente fantástica muchos de ellos repartidos por todos los puntos de España, fue la excusa que necesitaba para poder empezar a recorrer este país, pero es inagotable. Pocos lugares del mundo tienen la variedad que tenemos nosotros en todos los aspectos: cultural, gastronómico, arquitectónico, paisajístico, lingüístico…

Un lugar perfecto de nuestro país que nos recomiendas es… ¿Por qué?

Yo soy un enamorado del Norte, no puedo evitarlo. Especialmente en zonas de naturaleza y montaña. Galicia, Asturias, Cantabria, Rioja y el País Vasco me tienen absolutamente enamorado. Supongo que porque además de tener unos paisajes maravillosos siempre me han tratado fenomenal. Y se come de maravilla.

Importantes en tu blog son las fotografías, ¿cuándo comienzan a ser parte fundamental de tus viajes? ¿Por qué?

Las fotografías son la excusa para viajar. Tanto que se han convertido en imprescindibles compañeras de viaje. Sin la cámara no viajo. Si estoy en algún lugar sin la cámara es como si no hubiera pasado por allí. La dedicación seria a  la fotografía como hobby llegó en Londres, donde me iba a recorrer la ciudad después de trabajar y los fines de semana para ir descubriéndola y retratándola. El hobby dio paso a un proceso de aprendizaje autodidacta muy bonito y curioso. Sigo aprendiendo cada día y buscando nuevas maneras de viajar y de hacer fotos.

¿Qué es lo más impactante que has fotografiado? ¿Por qué precisamente esta foto? ¿Qué se esconde detrás de ella?

Quedarse con una sola foto es demasiado injusto. No confesaré ni bajo tortura, pero si recuerdo muchos momentos que me han maravillado, como el amanecer desde el Kota Kinabalu en Malasia o en el Monte Fuji en Japón. Las inmersiones entre centenares de peces en los mares del sudeste asiático. Los cielos estrellados del hemisferio sur.

Tengo especial cariño a mi encuentro con los orangutanes en Indonesia, porque pude acercarme a ellos hasta verme reflejado en sus pupilas. Si estabas buscando un ejemplo impactante, para mi lo fue.

Viajando probablemente te hayas dado cuenta de las carencias y aciertos en turismo rural de España, ¿podrías hablarnos de ellas?

A mi el turismo rural me encanta. Creo que se está haciendo un esfuerzo muy grande en España por ofrecer un turismo rural de mucha calidad en muchas zonas y cada vez son más los alojamientos que aprovechan su entorno para servir de estación base a muchas otras actividades, trekking, turismo de aventura, paseos en bicicleta, rutas micológicas, etc… Echo de menos que haya opciones low cost para poder viajar de mochilero por muchas de estas zonas y su muchas veces difícil accesibilidad si no es con un coche, pero seguro que se irán encontrando soluciones para eso. En el camino de Santiago lo hicieron y ahora es un motor enorme para muchas zonas del Norte de España.

Un viaje que tienes pendiente desde muchos años… ¿es? ¿Por qué?

¿Cual de ellos? Hay tres viajes grandes que me encantaría hacer. Recorrer Sudamérica con los Andes como guía, recorrer África en 4×4 y la Ruta de la Seda. A escala un poco menor, tengo unas ganas tremendas de recorrer los países nórdicos.

PREGUNTAS QUE “PAKGOESTO” PROPUSO PARA “CRÓNICAS DE UNA CÁMARA”

Si pudieses tele transportarte para fotografiar la hora azul en estos momentos, ¿qué tres lugares elegirías?

La hora azul siempre me emociona. Es inevitable. Es necesario una ciudad o al menos un lugar con iluminación exterior. Nueva York y Tokio son increíbles para esto y sería una bonita manera de regresar, pero ya que tengo poderes mágicos y me permiten utilizarlos para uso personal me quedo (y aprovecho para conocer) con Dubai, Zanzíbar y Helsinki. A ver cual me sorprende más.

¿Cuál es tu equipo, de foto, imprescindible para irte a “dar una vuelta”?

Para irme a dar una vuelta, a por unas cañas y similares… me llevo el móvil Xperia Z1 o la Sony Nex 6. Si me voy de viaje aunque sea de fin de semana, lo minimísimo sería la D600 con el 24-70mm f.2.8 y el trípode Gitzo.

¿Cómo vas a seguir decepcionando a los que piensan que hay que sentar la cabeza?, ¿algún nuevo viaje largo en ciernes?

Habrá que estar atento. Las sorpresas a su debido tiempo. 😉

Y como viene siendo tradicional en esta ruleta de blogs, ahora tú tienes que recomendarnos la siguiente parada de nuestro viaje, que será…

Diario de un mentiroso

Ya sabéis ruleteros, si queréis conocer más sobre este blog, nos vemos en unos días en un nuevo capítulo

Tags: ,

Publicado en Entrevistas

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso