¿Conoces las casas rurales más típicas de España?

20 Nov 2020 Aroa Salazar Sin Comentarios

En nuestro país existe una gran variedad de tipos de casa según la zona donde nos encontremos. Por ejemplo, en Toledo son muy comunes los cigarrales, en Cataluña las masías, los pazos de Galicia o los cortijos y las casas cueva de Andalucía. Todas ellas esconden una historia detrás y un por qué de ese tipo de arquitectura que, en muchas ocasiones, van relacionadas con las labores agrarias y ganaderas de la época. Hoy te contamos cuáles son las características de cada una de ellas y cómo se han reconvertido en singulares casas rurales que ahora puedes disfrutar en cualquier momento.

Masía catalana

masia-can-salarich

Masía Can Salarichs

Se trata de un tipo de edificación que antiguamente se destinaba a las labores agrícolas y ganaderas de los campesinos catalanes. En general, las masías son amplias viviendas de piedra con techos altos de vigas de madera que se sitúan en un extenso terreno donde se cultivan o pastan los animales. Actualmente muchas de ellas se han reconvertido en casas rurales de gran capacidad y han sido restaurados manteniendo la arquitectura tradicional de Cataluña.

Cortijo andaluz

cortijo-la-loma

Cortijo La loma

El cortijo es la típica casa andaluza que también se dedicaba a la explotación agrícola o ganadera del sur de España. Normalmente la vivienda se distribuye en torno a un gran patio central decorado con fuentes y flores. Alrededor es donde se sitúan las diferentes dependencias y, en ocasiones, se destinaba una parte de la finca a los trabajadores de las tierras e incluso al ganado. Sin duda es la contrucción más conocida de Andalucía.

Casa cueva granadina

casa-cueva-la-chumbera

Casa Cueva La Chumbera

Este tipo de vivienda es una de las más curiosas de nuestro país. La mayoría de ellas se encuentran en Granada y Jaén, aunque también las hay en Cuenca. Las casas cueva han llegado hasta el día de hoy desde la conquista musulmana, cuando la población más humilde se instaló dentro de las cuevas para construir sus viviendas debido a su bajo coste y al ahorro energético. Actualmente muchas de ellas son alojamientos rurales que triunfan por su singularidad.

Caserío vasco

caserio-garaizar

Caserío Garaizar

En el norte de España se encuentran los típicos caseríos del País Vasco y Navarra. Se trata de un tipo de vivienda aislada de los pueblos cuya finalidad era servir para las labores del campo. De hecho, estaban rodeadas de terrenos agrícolas que trabajaban sus dueños. El material utilizado para su construcción es la piedra y pueden llegar a medir 15 metros de altura. Además, la planta baja es bastante diáfana ya que su función era acoger a la familia y el ganado en el caso de no tener plantas superiores.

Quintana asturiana

hotel-quinta-villanueva

Hotel Quinta Villanueva

Son viviendas muy parecidas a los caseríos vascos pero situados en Asturias. En general estos alojamientos de Asturias constan de una gran vivienda de piedra, un hórreo o panera construida de forma elevada sobre el suelo y cercana a la casa para guardar los alimentos y un extenso prado o monte. Destacan especialmente las galerías exteriores de madera con magníficas vistas y que actualmente funcionan como miradores. Además, muchas de ellas se distinguen por sus colores vivos en la fachada.

Cigarral toledano

cigarral-del-pintor-toledo

Cigarral del Pintor Hotel Rural

Su origen proviene de las fincas rurales y de recreo situadas a orillas del río Tajo en la zona de Toledo. La vivienda principal se encuentra en el centro de un amplio terreno con unas maravillosas vistas a la ciudad amurallada. La historia de este tipo de alojamientos empezó como finca señorial de miembros de la cúpula eclesiástica. Más tarde, los terrenos se destinaron a plantaciones frutales y se convirtieron en la segunda residencia de la burguesía toledana. Hoy en día la mayoría son hoteles rurales o fincas de lujo para viajeros que buscan algo especial.

Cabaña pasiega cántabra

cabana-mujidos-lejanos

Cabaña Mugidos Lejanos

Este tipo de alojamiento albergaba la casa, el establo y el pajar en una misma vivienda. Sin duda es una de las construcciones más conocidas de la montaña cántabra. En este caso, la planta baja servía para acoger a los animales y el pajar. Mientras que el piso superior se usaba como vivienda y almacén de alimentos. Como curiosidad decir que las cabañas pasiegas de Cantabria solamente se habitaban en la época más cálida, ya que era cuando el ganado pastaba en los prados más altos. Mientras que en otoño los dueños bajaban a las tierras bajas.

Barraca valenciana

barraca-casa-rural-tarragona

La Barraca Gran

La barraca es muy típica de la zona de Valencia, aunque debido a su uso también se sitúan en torno al Delta del Ebro en Tarragona o en Murcia. Su principal utilidad era servir como vivienda a los labradores que trabajan los campos de regadío o los pescadores. La arquitectura de estas humildes casas destaca por su planta rectangular hecha con adobe y su fachada con tejado en forma de triángulo cubierto con cañizo y paja para que no se estancara el agua de las lluvias torrenciales.

Deja un comentario

Acepto el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso