Arribes del Duero: paisajes de infarto

21 Sep 2015 Jennifer García 1 Comentario

Situados entre las provincias de Salamanca y Zamora, los Arribes del Duero son un auténtico espectáculo de la naturaleza. El agua y las montañas forman un conglomerado perfecto para convertirse en uno de los lugares más emblemáticos del interior español. Pero este Parque Natural no se extiende solo por la geografía nacional, también lo hace por la portuguesa, sirviendo como frontera natural entre ambos países. Mientras que a los lusos les corresponden 85.150 hectáreas, Zamora y Salamanca suman un total de 106.105 hectáreas. El total de España y Portugal hacen de este Parque Natural una de las zonas protegidas más importantes del continente.

arribes del duero principal

Casas rurales en los Arribes del Duero »

¿Qué ofrece el Parque Natural de los Arribes del Duero para los turistas? Las posibilidades son dispares. Actividades de aventura, turismo cultural o sencillamente vistas privilegiadas, son algunas de las opciones de esta zona.

Cruceros por el Duero


Sin duda, el Duero es el protagonista absoluto de este paisaje. Sus aguas permiten la navegación a barcos turísticos que deleitan con unas impresionantes imágenes a sus turistas. Estos cruceros fluviales son posibles en cualquier época del año, ofreciendo vistas totalmente diferentes según los cambios estacionales. La práctica totalidad de los barcos están equipados con todo lo necesario para un viaje cómodo. Calefacción o aire acondicionado, baño y un diseño moderno hacen de estas instalaciones el lugar ideal para descubrir a la perfección los Arribes.

Son recorridos permitidos para todo tipo de personas, incluso los niños, sea cual sea su edad, pueden subirse a estos barcos y recorrer los Arribes del Duero.

arribes

Este trayecto no solo permite navegar por el interior de la península, sino que además que se convierte en una pasarela fantástica para descubrir los diferentes paisajes que se van abriendo paso a medida que el río avanza entre las montañas.

Miradores del Duero

No todo el mundo tiene el valor de montarse en un barco para surcar las aguas del río. Esto no quiere decir que no se pueda disfrutar de un lugar tan privilegiado como este. En este caso no tendrás que abandonar la tierra, si no subir hasta lo más alto para que los miradores te muestren lo que se ve desde ellos. Son muchos los que se pueden visitar, aquí te mostramos algunos.

Mirador del Fraile

Mirador del Fraile

Fermoselle (Zamora), un pueblo situado en la frontera con Portugal, tiene su mirador ubicado en el Castillo de Doña Urraca, una fortificación que data del siglo XII y declarado Bien de Interés Cultural en 1949. Desde el castillo se pueden ver unas imágenes únicas de estos Arribes.

El Mirador Teso de San Cristóbal es el encargado de ofrecer no solo vistas al río Duero, sino a la incontable variedad de especies arbóreas que crecen. Quejigos o robles son algunos de los ejemplos que contribuyen a hacer de este sitio un lugar único.

Otra posibilidad es la que hay desde el Mirador del Fraile en Aldeadávila. Accede en coche hasta la central eléctrica de Iberdrola, sube las escaleras y quédate contemplando las fantásticas vistas que la presa ofrecerá bajo tus pies.

Turismo activo en los Arribes del Duero

Kayak

Si el paseo en barco se te queda pequeño, y quieres más aventura, entonces probablemente lo que estés buscando sea kayak. Poder estar a centímetros del agua e incluso tocarlo con las yemas de tus dedos, es posible en cualquier temporada del año con estas canoas. Impúlsate con tus propios brazos por el cauce, sorpréndete y siéntete pequeño entre las altar paredes de la montaña.

Senderismo

Las propuestas de rutas por los Arribes del Duero son muchas, pero nosotros nos quedaremos con algunas.

Sendero de las Merchanas – El Colmenar. Adaptado para hacerlo con niños, este recorrido tiene una distancia de 9 kilómetros. Partiendo de un punto intermedio entre las localidades de Lumbrales y Bermellar (Salamanca), a partir de aquí nos esperan 2.4 kilómetros iniciales que circulan por caminos ganaderos y desde los que se pueden ver grandes plantaciones agrícolas de cereal. Continuando con la ruta, los caminos te llevarán hasta el Castro de las Merchanas, donde si gustáis, podrás disfrutar de las vistas que los dos miradores os ofrecerán. Senderos entre fincas y casas de campo tradicionales amenizarán vuestro recorrido hasta llegar al paraje de El Colmenar, donde se pone fin a esta ruta.

Ruta de la Cascada Cola de Caballo (Masueco). La ruta comienza en la localidad zamorana de Masueco. Atravesando caminos de huertos y árboles frutales, poco a poco los olivos y las viñas van cobrando protagonismo. Siguiendo las indicaciones, el sendero llega hasta la Cascada Cola de Caballo donde será inevitable parar para fotografiarlo, es una imagen que nunca querrás olvidar. Quienes han hecho esta ruta, no dudan en recomendar hacerla en temporada otoñal e invernal, ya que cuando las temperaturas suben, se hace un poco insoportable hacer el recorrido.

1 Comentario en “Arribes del Duero: paisajes de infarto”

Ada Barrera Franco

Hermoso paisaje..y momentos..
Maravillosos

09/01/2017 03:41

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso