7 hayedos en España para conocer en otoño

28 Oct 2020 Aroa Salazar Sin Comentarios

No hay nada más bello que pasear por un bosque en otoño. Estos espacios naturales son un lugar estupendo para ser testigo de cómo la naturaleza va transformándose y preparándose para el invierno. Sus caminos se esconden bajo una alfombra de hojas que invaden el suelo creando un lienzo que solo se rompe al caminar sobre ellas. Además, esta época es perfecta para aprovechar el paseo por el bosque y recoger setas o castañas. En el recorrido que proponemos a continuación no nos centraremos en cualquier bosque, sino en los hayedos que hay repartidos por toda la geografía nacional. Sean cuales sean tus gustos, una visita a cualquiera de ellos te ayudará a cargar los pulmones de aire puro y ya de paso disfrutar de un paisaje único. ¿Empezamos?

Valle de Belagua (Navarra)

Muy cerca de los Pirineos, concretamente en el Valle de Roncal, se encuentra el Valle de Belagua. Ubicado en el término municipal de Isaba, con calles empedradas y preciosas casas de piedra. Las diferentes altitudes permiten encontrar el hayedo tanto a 1.700 metros como a 2.000. Aquí comienzan algunas de las rutas más especiales de la zona. Un enorme espacio natural que no te puedes perder si estás en Navarra.

Hayedo de Tejera Negra (Castilla La Mancha)

Del norte de España pasamos al centro. El Hayedo de Tejera Negra está enclavado en el Parque Natural Sierra Norte de Guadalajara entre pendientes y barrancos donde crecen centenares de hayas a orillas del río Lillas. Hasta hace unos años era prácticamente desconocido, pero su notoriedad ha ido creciendo hasta convertirse en uno de los más visitados del interior. Por su cercanía a la Comunidad de Madrid, son muchos quienes optan por elegir este lugar para pasar el día. Uno de los pueblos más próximos es Cantalojas, enclavado en lo que se conoce como la zona de los Pueblos Negros.

Montejo de la Sierra (Madrid)

El Hayedo de Montejo de la Sierra se encuentra precisamente en el municipio madrileño que lleva este mismo nombre. A las hayas, protagonistas del paisaje, hay que sumarle una fauna muy variada donde habitan corzos y jabalíes alimentándose de ayucos, bellotas y bayas que caen de los árboles. Alrededor de este hayedo han ido creciendo cientos de leyendas e historias que ciertas o no, narran la presencia de duendes y hadas que han encandilado a cientos de visitantes y caminantes.

Los Hayedos de Orlé (Asturias)

Parece que hablar de Asturias implica empíricamente hacer mención a los Picos de Europa. Obviamente es un recurso muy famoso y recomendable a todo el mundo pero también hay otros rincones que merecen atención y por supuesto su difusión para disfrute de todos los turistas. Los Hayedos de Orlé están en el pequeño concejo de Caso y es tal la frondosidad de sus árboles que no es fácil lograr que los rayos de sol penetren por sus hojas para llegar al suelo. No son tan conocidos como otros de España pero sus colores ocres te invitan a adentrarte en un mundo desconocido.

Hayedo de Otzarreta (País Vasco)

Entre Vizcaya y Álava se encuentra el Parque Natural del Gorbeia, uno de los paisajes más espectaculares de la geografía española y la cuna del Hayedo de Otzarreta. Sin duda este lugar es especial por el contraste de sus colores y los centenarios ejemplares de hayas que aquí se encuentran. Un paseo por aquí es como si se parara el tiempo… Un paisaje que te atrapa y te hace sentir pequeño en su gran inmensidad.

Hayedo de Santa Fe (Catalunya)

La importancia de este hayedo, no solo paisajística sino también geológica la ha llevado a formar parte de la reserva de la biosfera catalogada así por la UNESCO.  El color de este bosque va cambiando a medida que pasan los meses. Si en los más cálidos abundan los verdes, cuando las temperaturas empiezan a caer, los ocres y marrones van convirtiéndose en los protagonistas. El hayedo está en el Parque Natural del Montseny y cuenta con varias rutas para recorrerlo y conocerlo más de cerca.

Aizkorri-Aratz (País Vasco)

Enclavado en el Parque Natural de Aizkorri-Aratz, este bosque, protagonizado sobre todo por hayedos, se levanta sobre colinas que llegan a alcanzar los 1.500 metros sobre el nivel del mar. Además también tiene una completa variedad de animales que conviven en este maravilloso entorno. Águilas reales o buitres leonados son dos de las 20 especies que la legislación europea se ha encargado de proteger para evitar su extinción. Las localidades más cercanas al parque son Aspárrena, Legazpia y Oñate (Álava).

Deja un comentario

Acepto el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso