22 supersticiones para empezar el año nuevo

31 Dic 2016 Beatriz Rodríguez Sin Comentarios

¡Feliz Año 2017! Muchos de vosotros seréis supersticiosos a lo largo del año. Otros sin embargo, dejáis esto para la última noche, la vieja. Tanto si eres de un grupo como si eres de otro, aquí tienes 22 supersticiones que te vendrán bastante bien para empezar con buen pie el nuevo año. Toma nota y recuérdalas dentro de unas horas mientras te estás tomando las uvas.

Las campanadas

En todo este ritual de cierre, como no podía ser de otra manera, hay algunas pautas para que el año que entra venga cargado de cosas buenas. Así que ahí van estas 22 tradiciones, por los 12 meses que terminan (o por las 12 uvas, el gesto más extendido en España):

Para atraer riqueza y prosperidad

Echar un anillo en una copa de champán. Y, por supuesto, dejarlo dentro mientras se brinda y mientras se bebe (¡con cuidado!). Se cree que con este gesto se atrae dinero; mejor si el anillo es de oro.

Tomarse las uvas. Consiste en comerse una uva con cada una de las últimas 12 campanadas, que dan paso al nuevo año. Se piensa que su origen debe a unos viticultores alicantinos de Elche, para dar salida a un excedente de cosecha, a principios del siglo XX.

Dejar las puertas y ventanas abiertas. Si quieres comenzar sin problemas el Nuevo Año, debes dejar las puertas y ventanas abiertas durante toda la Noche Vieja.

Entrar con el pie derecho (I). Ya se sabe que esa expresión significa “empezar bien”, así que muchos hacen todo lo posible por adelantar ese pie o para que sea el que primero apoyan en el suelo en la transición de un año a otro.

Entrar con el pie derecho (II). Otro rito para atraer la suerte es salir al rellano y volver a entrar en casa con dicho pie.

Bailar alrededor de un árbol. Se dice que bailar alrededor de un árbol, al aire libre, durante la transición de un año a otro, trae suerte y prosperidad.

Encender velas. Cada color se asocia con una fortuna concreta: azul-paz, amarillo-abundancia, rojo-pasión, verde-salud, blanca-claridad y naranja-inteligencia.

Ropa interior al revés. Si te pones la ropa interior al revés en Noche Vieja y te la pones correcta cuando sea Año Nuevo tendrás abundancia de ropa en tu armario durante todo el año.

Encender todas las luces de la casa. Solo unos minutitos, que no queremos animar a un consumo innecesario. Lo importante es que a medianoche no haya ningún rincón a oscuras, para empezar 2013 “con claridad”.

Tres saltos. Dar tres saltos con una copa de champán en la mano, para atraer abundancia y buena suerte.

Dejar unas maletas en la puerta. Si realizas esta acción, los 365 días que tienes por delante traerán muchos viajes.

Llenar un cubo con agua por la mañana y vaciarlo a las 12. Se cree que el cubo absorberá todas las malas energías y que, al tirarlas por el WC, te desharás de ellas.

Nevera y cartera llenas. Deja la nevera y la despensa llena de alimentos y la cartera con dinero en efectivo durante el primer día del año, para atraer abundancia.

Usar una prenda amarilla. Usar una prenda de vestir de color amarillo en el último día del año representa poder y atrae riqueza.

Lanza un puñado de azúcar. Lanza un puñado de azúcar en el frente de tu casa, para atraer la buena suerte de todos los que viven allí.

Comer lentejas. Para un año próspero, hay que comer esta legumbre el día 31 y una cucharada pasadas las 12 de la noche. Es una tradición importada de Italia.

Foto u objeto en mano. Si deseas algo en específico y recibes el Año Nuevo con una foto u objeto en mano, en representación de eso que deseas, se cumplirá.

Para atraer el amor

Llevar algo rojo. El rojo se relaciona con la prosperidad (y el amor), por lo que es habitual ponerse ropa interior o algún otro complemento de este color.

Pedir tres deseos. Para que se hagan realidad, deberás escribirlos antes de la cena, dejarlos pegados a tu piel durante toda la cena y quemarlos cuando ya sea Año Nuevo.

Repartir besos. Si quieres poner una mujer en tu vida, dale un beso a tu hermana o a otra fémina. ¿Y para conseguir chico? Pues igual, pero te tocará ir a por tu padre o a por el hombre más cercano.

Siéntate y levántate con cada campanada. Si tu propósito es encontrar pareja, siéntate y levántate con cada campanada de fin de año.

Una margarita en el cuello. Si tu deseo es casarte haz un collar con una margarita y cuélgala en tu cuello.

Así que, ya sabes: llena un cubo con agua cuando te levantes, ponte algo rojo, come lentejas, enciende velas de colores, lleva las maletas a la puerta, escribe tres deseos, disfruta de la cena, echa un anillo en la copa, enciende las luces, no te dejes ninguna uva, besa a un hombre/mujer, tómate una cucharadita de lentejas, apoya el pie derecho, brinda y bebe de la copa con el anillo, apaga las luces que no necesites y aprovecha para tirar el cubo de agua, recoger las maletas, salir y entrar a casa con el pie derecho, quemar tus deseos y, cuando termines con todo, disfrutar del nuevo año… Si te quedan fuerzas.

Tags:

Publicado en Algo Especial

Deja un comentario

Al pulsar en "Enviar comentario" aceptas el aviso legal

Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso