Municipio de la demarcación de Tarragona, situado en la parte norte de la comarca, en el límite con el Alt Camp. El término municipal, con 8,29 km², se extiende a la derecha del río Gaià, y está afectado por las ramificaciones de la Sierra de Montferri.

El municipio está drenado, además de por el Gaiá, por los torrentes de Renau, Peralta y La Rasota. A pesar de eso, los regadíos son prácticamente nulos.

El pueblo está situado a 175 metros de altitud, y el actual término comprende los de los antiguos lugares de Renau y Peralta.

Se han encontrado numerosos restos de villas romanas dentro del término, A pesar de eso, el origen del lugar de Renau, así como del antiguo núcleo de Peralta, debe situarse en La Reconquista, a mediados del siglo XII. Parece ser que Peralta y Renau fueron otorgadas a la familia Montoliu, aunque también es cierto que Guillem de Claramunt tuvo algunos derechos sobre el lugar, según consta en un documento de1161. Ésta es la primera referencia escrita que se tiene del lugar de Renau.

Durante los primeros años, Renau y Peralta no tuvieron entidad administrativa propia. Es a partir de mediados del siglo XIII cuando Bertran de Montoliu se convirtió en señor privativo de Peralta. Esta situación sólo duró hasta 1477, cuando el testamento de Joan Gabriel de Montoliu dio el lugar al Monasterio de Santes Creus, el cual disfrutó de esta posesión hasta principios del siglo XIX, cuando se extinguieron los señoríos.

En relación con Renau, sabemos que hasta principios del siglo XIV, permaneció unido a los Señores del Catllar, emparentados con la familia Montoliu. Ellos y sus sucesivas generaciones constan como señores del lugar. Por otra parte, en la donación de Joan Gabriel del Montoliu al Monasterio de Santes Creus, sólo consta como señor de Peralta, y no hay ninguna mención de Renau.

Por querellas familiares, en 1682 se ordenó la subasta de la Baronía de Renau, que fue comprada en 1685 por Francesc Perelló, habitante de Tárrega. Tras su muerte pasó a su mujer, Raimunda de Perelló y de Roger de Llúria, quien dejó en su testamento en 1717, la Baronía a su segundo marido, el noble Don Joan de Pinós y de Rocabertí, Caballero del Hábito de San Juan de Jerusalén. Por este motivo él propuso fundar una comanda de la Orden, lo que llevó a cabo en 1725 bajo el nombre de Comanda de Renau o de Pinós.

En lo que se refiere a las vicisitudes bélicas que sufrió el pueblo a lo largo de la historia, hay que destacar la quema del castillo, al acabar la Guerra de los Segadores, como castigo por su rebelión contra la monarquía de los Austria.

Peralta y Renau fueron miembros de la Comuna del Camp, aunque no de manera muy activa. Peralta perteneció a ella en el siglo XV, mientras que Renau lo hizo en el siglo XVI.

Después de la extinción de los señoríos, los dos lugares formaron municipios propios, fusionándose en uno solo en 1842.

Hay que destacar que después de la explosión demográfica del siglo XVIII, la población fue decreciendo hasta llegar a la despoblación de Peralta y a los sesenta y cinco habitantes que actualmente tiene Renau. Esto le convierte en uno de los municipios más pequeños de Cataluña.

Que visitar en Renau

Nulles
Nulles
0 opiniones 0
La Secuita
La Secuita
Foto: vilarin Panoramio
0 opiniones 0
Vilabella
Vilabella
Foto: sergi1907 Panoramio
0 opiniones 0
Tarragonès
Tarragonès
Foto: Carles G Panoramio
0 opiniones 0

Deja tu opinión sobre Renau

Al pulsar en "Enviar Opinión" aceptas el aviso legal
Las fotos de Logo Panoramio están bajo el copyright de sus autores
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso