Municipio del Baix Camp. El término municipal,con una extensión de 38´32 Km2, se encuentra situado en el valle enmarcado por los barrancales de L´Arbolí, en el límite con el Priorat y la Mussara, y con las montañas del Mirador y Puig Cerver; también se adentra en el collado de Cortiella, por el Priorat finalizando en Porrera. Está drenado por el arroyo de Alforja.

La Población se sitúa en el centro del valle, encima de un cerro, a la izquierda del arroyo.

En el término se encuentran los despoblados y antiguos términos de Cortiella y Domenys.



Se supone que en sus orígenes el pueblo fue una alquería sarracena que explotaba minas de plata . El topónimo ya se cita en un pergamino de Ramón Berenguer IV, fechado en el siglo XII.

El año 1154 la villa y su iglesia se citan en la bula que el papa Anastasio IV dirige al arzobispo tarraconense Bernat de Tort.

Según referencias, ya que no se conserva el documento original, Ramón Berenguer IV dió el lugar a Ramón de Ganagod, exceptuando el diezmo y la primícia de la población, que se repartieron entre la casa Condal y el arzobispo tarraconense.

Durante ochenta y cuatro años la familia Ganagod gobernó Alforja y su término, hasta la muerte de Pere dels Arcs, nieto de Ramón de Ganagod, que deja sus señoríos al monasterio de Bonrepós, que un año después, en 1243, decide vender el legado al arzobispo Pere d´Abalat, el cual desde entonces se convirtió en señor de la llamada baronía de Alforja, y el castillo se convirtió a menudo en residencia de los arzobispos.

En los siglos XIII y XIV hubo en Alforja una activa comunidad judía, y en 1393 , el pueblo tuvo que comprar el perdón real a Joan I por los excesos cometidos contra los judíos dos años antes.

Durante los siglos XIII y XIV, parece que gozó de gran prosperidad económica y fue miembro de la Comuna del Camp, por lo menos desde 1322.

En 1464 se pronunció en contra de Joan II por lo que fue sitiada por la gente de la baronía de Escornalbou, y tuvo que rendirse por falta de provisiones.

Durante la "Guerra dels Segadors", participó activamente en la lucha, junto con los demás pueblos de la Comuna.

También durante la guerra contra Felipe V, y al igual que el resto de pueblos del entorno, se hizo partidario del Archiduque Carlos, aportando soldados a la lucha.

La guerra del francés provocó una fuerte crisis económica, y el pueblo fue obligado, en diversas ocasiones, a suministrar alimentos a las tropas. En 1810, gente del pueblo atacó a los franceses en Les Borges, pero cayeron en una trampa y se produjeron varias víctimas.

Durante las luchas del s.XIX, Alforja se declaró a favor de los absolutistas y se produjeron a menudo enfrentamientos entre las dos partes. Durante la Sublevación dels Malcontents fue la capital de los insurgentes del Camp, bajo el mandato de Juan Rafí Vidal.

Que visitar en Alforja

Vilaplana
Vilaplana
0 opiniones 0
Baix Camp
Baix Camp
0 opiniones 0
L´ Arboli
L´ Arboli
Foto: Ventepani Panoramio
0 opiniones 0
Riudecols
Riudecols
0 opiniones 0

Deja tu opinión sobre Alforja

Al pulsar en "Enviar Opinión" aceptas el aviso legal
Las fotos de Logo Panoramio están bajo el copyright de sus autores
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso