Mijas

Qué ver en Mijas

(0 Opiniones)
Foto: ramtto Panoramio

El término municipal de Mijas se extiende desde la sierra de su nombre hasta el mar, en un paisaje de lomas y ondulaciones salpicadas de viviendas. Geográficamente, la mayoría del término corresponde a la zona montañosa, con un desarrollo creciente en la costa y en las mismas laderas de las sierras, a medida que se suavizan en su caída hacia el mar. Lo atraviesan dos ríos, Las Pasadas y el Ojén, que se unen para formar el río Fuengirola, que desemboca prácticamente en el límite entre los dos municipios. Mijas es uno de los términos más extensos de la Provincia de Málaga con 149 Km2. Se divide en tres núcleos urbanos: Mijas Pueblo, Las Lagunas y La Cala.

El pueblo, con una fisonomía típica de la época árabe, se extiende a través de la ladera de la sierra como si de un balcón se tratase, con sus casas blancas en vivo contraste con el verde de los pinos ofreciendo una postal de gran plasticidad y de las más bellas de la costa.

Las Lagunas, es la parte más moderna del término municipal, donde se encuentra la zona industrial y comercial. Ofrece todos los servicios propios de un gran Municipio: Centro de Salud, Ciudad Deportiva, Campos de Golf, Institutos, Casa de Cultura, etc.

La Cala, situada junto al mar, aún conserva las peculiaridades de pueblo pesquero y marítimo. Es el centro de los 12 kilómetros de playas con que cuentan el Municipio de Mijas, siendo la de "La Cala" Bandera Azul de Europa. Junto a La Cala están las urbanizaciones de más solera del municipio y éstas ofrecen todo tipo de posibilidades para el ocio y práctica de deportes: golf, tenis, navegación, etc.

Climatológicamente cuenta con un clima muy bueno, con una media anual que ronda los 20º C, lo que anima a residentes del centro y norte de Europa a fijar aquí su residencia. Cerca del pueblo encontraremos numerosas playas, algunas mejores que otras, pero la mayoría aptas para el baño.

La riqueza minera de sus alrededores atrajo la atención de fenicios y griegos. Los romanos la llamaron Tarnisa. En este período gozó de cierta prosperidad económica gracias a la explotación de las canteras de mármol de la Sierra de Mijas y su proximidad a la calzada que unía Málaga y Cádiz.

En el año 714 se vinculó al movimiento que protagonizaran los árabes en la conquista del territorio; mediante un pacto con Abdalaziz, hijo del caudillo Muza, se permitió a los pobladores hispanogodos conservar sus costumbres y religión a cambio de tributo. Relatan las crónicas que en los siglos IX y X, la población se solidarizó con la rebelión que protagonizara Omar Ben Hafsun contra el Califato de Córdoba, llegando incluso algunas de sus gentes a formar parte del ejército rebelde.

Perteneciendo ya al reino nazarí de Granada, sus habitantes mantienen una fuerte resistencia al intento de conquista por los Reyes Católicos, y no rinden la plaza hasta la caída de Málaga (19 de agosto de 1487). Tan dura oposición a las tropas cristianas daría lugar a drásticas represalias, un buen número de los defensores musulmanes fueron pasados a cuchillo y la mayoría vendidos como esclavos. En 1494 fue repoblada la villa con cristianos viejos y las tierras y casas del término repartidas entre éstos. Por su adhesión al emperador Carlos V en la guerra de las Comunidades, en 1521 se le declara exenta de alcabalas y se le otorga el título de Villa.

En la playa del Charcón desembarcó, el 2 de diciembre de 1831, el general Torrijos junto a 52 hombres, en el intento de levantar a la población de Málaga contra el absolutismo de Fernando VII; atravesaron la Sierra de Mijas y se refugiaron en el lugar conocido como "La Alquería", ya en el término de Alhaurín de la Torre, allí fueron apresados por las tropas del gobernador de Málaga y fusilados en las playas de San Andrés el 11 de diciembre de 1831.

Dentro del pueblo existen lugares de especial interés, como el Santuario de la Virgen de la Peña, la Plaza de Toros, o el conjunto que forman la Iglesia de la Concepción, el Auditorio y los Jardines anexos. En el litoral destaca la playa de Calaburras, además de todos los elementos propios de la oferta de sol y playa.

Las calles empinadas invitan a un paseo tranquilo, sin prisas, disfrutando de las casas blancas, de sus patios y, lo más importante, de sus gentes, sencillas y amables a pesar de la invasión turística. Esta villa conserva todavía parte de sus tradiciones, aunque ahora vivan casi exclusivamente por y para el turismo. No obstante, perduran las construcciones de siempre, sobre todo en el centro, con sus rejas negras y sus macetas de flores. Los edificios que se han ido incorporando a través de los años mantienen un tono acorde con el entorno, siendo una villa antigua y moderna a la vez, predominando el color blanco inmaculado. Sus calles están muy limpias y sus plazas llenas de flores y plantas. Pasear por Mijas es un gozo para los sentidos.

Es típico el paseo en "burro-taxi", es un paseo en burro por las calles del centro del pueblo. Realmente es una experiencia que, para muchos, será inolvidable, pues estos animales están en vías de extinción, siendo éste uno de los pocos sitios donde podrá darse ese gustazo de montar, recordando épocas pasadas.

Hay varios monumentos interesantes para conocer, como la minúscula Plaza de Toros, de forma irregular. El pueblo cuenta con dos iglesias de estilo mudéjar y el interesante santuario de la Virgen de la Peña, patrona del pueblo. La iglesia de la Inmaculada Concepción fue construida sobre la explanada de un cerro en el siglo XVII, ocupando el espacio de una antiguo castillo de cuyas murallas subsisten algunos fragmentos en los alrededores. Se trata de un templo de tres naves con artesonado mudéjar en la central. En el exterior resalta la torre cuadrada y maciza, que algunos autores consideran que pudo aprovecharse para su construcción la antigua torre de la citada fortaleza. Desde casi cualquier punto del pueblo se puede ver la blanca ermita del Puerto.

La artesanía local se deja sentir en el campo de la gastronomía y la orfebrería manifestándose tanto en la elaboración de pan cateto o en la preparación de la miel, como en los trabajos de repujado de la plata. Otra artesanía que aún se conserva es la
de los trabajos en hilo, esparto y mimbre. Además de Souvenirs de la Costa del Sol.

Que visitar en Mijas

El Chaparral
El Chaparral
0 opiniones 0
Parque acuático Mijas.
Parque Acuático Mijas.
Foto: Dorkita&O Panoramio
0 opiniones 0
Alhaurin El Grande
Alhaurin El Grande
Foto: Mayte Ruiz Panoramio
0 opiniones 0
Calahonda
Calahonda
0 opiniones 0
Benalmadena
Benalmadena
0 opiniones 0
Plaza de toros
Plaza De Toros
0 opiniones 0
Fuengirola
Fuengirola
Foto: MEM Panoramio
0 opiniones 0
Costa Del Sol Occidental
Costa Del Sol Occidental
Foto: M.Bosch Panoramio
0 opiniones 0
ARROYO DE LA MIEL
Arroyo De La Miel
Foto: ramtto Panoramio
0 opiniones 0
Museo Taurino
Museo Taurino
Foto: VICMAEL Panoramio
0 opiniones 0
La Butibamba / La Cala
La Butibamba / La Cala
0 opiniones 0
Ermita del Calvario
Ermita Del Calvario
Foto: Elgipiese
0 opiniones 0

Que hacer en Mijas

Diviértete en los parques acuáticos de España
Diviértete en los parques acuáticos de España

A pesar de que varios expertos meteorólogos aseguran que éste será el verano más frío desde 1816, las temperaturas no paran de subir a medida que se acerca el verano y los parques acuáticos vienen pisando fuerte como la actividad imperante en la época estival.

Las celebraciones más ocurrentes en honor a San Antón
Las celebraciones más ocurrentes en honor a San Antón

El 17 de enero se celebra el día de San Antón, patrón de los animales y protagonista en muchas ciudades y pueblos españoles. ¡Conoce los lugares con las tradiciones más originales!

Descubre mas cosas qué hacer en Mijas

Deja tu opinión sobre Mijas

Al pulsar en "Enviar Opinión" aceptas el aviso legal
Las fotos de Logo Panoramio están bajo el copyright de sus autores
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso