La Catedral de la Encarnación se levanta en el lugar que ocupara la Mezquita-Aljama, o mezquita mayor de la ciudad, durante los ocho siglos de dominio musulmán.Iniciada su construcción en la primera mitad del siglo XVI y continuada a lo largo del XVII y XVIII, es obra inacabada a la que falta el remate de la fachada principal y completar la torre sur; este hecho ha venido, con el tiempo, a dotar al templo de un aspecto singular que lo caracteriza y es el origen de su nombre popular, "La Manquita".

De su interior cabe destacar la obra escultórica del coro, con 42 tallas realizadas por Pedro de Mena, y los dos órganos, magníficos instrumentos musicales -cuentan con más de 4000 tubos-, raros ejemplares del siglo XVIII que aún se conservan en buen uso.Alberga el Museo Catedralicio.

Deja tu opinión sobre Catedral

Al pulsar en "Enviar Opinión" aceptas el aviso legal
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso