Villa Del Prado

Qué ver en Villa Del Prado

(0 Opiniones)

Villa del Prado es un pueblo de la Comunidad de Madrid (España), que pertenece a la cuenca del Alberche, limita con la Provincia de Toledo, y se encuentra situado a unos 60 km de Madrid. Obtuvo su independencia como municipio moderno en el año 1833.

Los cronistas hablan de los inicios de Villa del Prado en torno al castillo del Alhamín, de origen árabe. Oliver Asín cita este castillo y lo considera con carácter de «ribat» (fortaleza), a semejanza de la de Mâzrit (Madrid), y de él dice: «...AI-fahmin... sobre el Alberche, cerca de Maqueda...». Es decir, que formaba parte de la red de fortalezas que defendían la zona de tierra de nadie entre el territorio cristiano y el islámico. En torno a la fortaleza del Alhamín se asentaría una pequeña población, que fue el núcleo primitivo de Villa del Prado.

En 1078 la zona fue conquistada por Alfonso VI, a la vez que Talavera, Toledo y Madrid, convirtiéndose en tierra de repoblación que pronto fue cedida al Arzobispado de Toledo. La feracidad de los terrenos y la existencia de pastos (prados) para alimentar al ganado atraen a gentes del norte de la península, que se establecen al amparo de la fortaleza. Con los años, la riqueza agrícola de las tierras llevó a plantear problemas de delimitación de lindes entre las poblaciones limítrofes, e incluso de jurisdicción entre el Arzobispado de Toledo y el poder real en tiempos de Pedro I. Esas mismas circunstancias aceleraron el crecimiento demográfico y el desarrollo urbano, que se configuró en el sentido de norte a sur, teniendo como punto de encuentro la plaza mayor.

La persistencia de los problemas jurisdiccionales hizo que, en 1436, Don Álvaro de luna comprase al Arzobispado de Toledo la jurisdicción del Alhamin, que comprendía los lugares de Alhamín, Méntrida y el Prado, nombre primitivo de Villa del Prado, de los cuales el último era el más importante desde el punto de vista de la población asentada. Un vestigio de la presencia de Don Álvaro en la villa son los restos de la antigua portada de su palacio en la plaza de Palacio .

El señorío de los Luna pasó a la familia de los Mendoza al ser heredado por la hija del Condestable, casada con Iñigo López de Mendoza. El hijo de ambos, Don Diego Hurtado de Mendoza, II Duque del Infantado, dio al Prado el privilegio de villazgo, evitando así que sus habitantes tuvieran que desplazarse al Alhamín para resolver sus pleitos y asuntos particulares. Por entonces, la villa experimentó un importante crecimiento económico gracias a nuevas concesiones de terreno y dehesas. Salvo en algún corto periodo en que por diversas circunstancias pasó a otras manos, Villa del Prado perteneció al señorío de los Mendoza hasta que las Cortes de Cádiz liquidaron el régimen señorial en el siglo XIX.

El siglo XVII fue, en general, un periodo de auge económico gracias al florecimiento de la agricultura y de la ganadería; además, se instaló en la zona una industria de curtidos. Ello influyó en la calidad de la arquitectura, en la que abundaban las casas blasonadas que daban a la población un aspecto más cercano a lo urbano que a lo rural. Pero el siglo se despedirá con una crisis económica que será generalizada en el país. Esta coyuntura adversa se extenderá al siglo XVIII, viéndose agravada por los pleitos entre el Ducado y la Corona y por sucesivas sequías y epidemias.

Los turbulentos inicios del siglo XIX no mejoraron la situación. Villa del Prado se vio involucrada directamente en la Guerra de la Independencia, al ser ocupada por las tropas francesas, y en la primera Guerra Carlista, cuando los montes de los alrededores sirvieron de refugio a los partidarios de Don Carlos. Ello provocó que en 1838 se produjeran el saqueo e incendio de una buena parte de las casas. A estos acontecimientos siguieron, en la segunda mitad del siglo, una sucesión de epidemias que diezmaron la población. No será hasta el último tercio del siglo cuando comience un paulatino crecimiento demográfico, que se mantendrá, en términos generales, a lo largo de todo el siglo XX.

Según los datos de población relativos al año 2004, Villa del Prado cuenta con 5079 habitantes de los cuales 2668 son hombres y 2411 mujeres.

A inicios del año 2.007 la población de la localidad alcazaba los 6.202 habitantes, . Conviven en Villa del Prado ciudadanos procedentes de 33 países, significando la población inmigrante el 19% del total.

En Villa del Prado hay gente muy longeva. Existen casos de personas centenarias como "El tio Sordo" que nació el dia 3 de enero de 1903 y murió en 2007 a la edad de 104 años y la antigua maestra del pueblo, "Doña Emma" que en el año 2006 cumplió 100 años.

Alojamientos rurales municipales. Picadero de caballos, Restaurantes, bares, hostal, discotecas y salas de cine. Dotado también de Piscina municipal, polideportivos cubiertos, campo de fútbol y canchas varias. También tiene Instituto de Educación Secundaria, Biblioteca municipal, Casa de Cultura, Escuela de Música, Residencia de día y de ancianos con modernas instalaciones, Polígono industrial, Albergue rural junto al río y Hospital "Virgen de la Poveda" de la Comunidad.

Costumbres: Empanadas y tortas de semana santa, en bollería sobre todo los muy famosos retorcidos, Cubas de vino añejo de regalo a los recién nacidos.

Que visitar en Villa Del Prado

ALDEA DEL FRESNO
Aldea Del Fresno
0 opiniones 0
Almorox
Almorox
0 opiniones 0
Pelayos De La Presa
Pelayos De La Presa
Foto: lordexess Panoramio
0 opiniones 0
Cuenca Del Alberche
Cuenca Del Alberche
Foto: jcbm39
0 opiniones 0
Sierra Oeste
Sierra Oeste
0 opiniones 0

Deja tu opinión sobre Villa Del Prado

Al pulsar en "Enviar Opinión" aceptas el aviso legal
Las fotos de Logo Panoramio están bajo el copyright de sus autores
Área viajero
Entrar con tu cuenta
Pulsando entrar aceptas las condiciones de uso